Mello Saria III – Muskiz 2.014
16205
post-template-default,single,single-post,postid-16205,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Mello Saria III – Muskiz 2.014

Mello Saria III – Muskiz 2.014

Había oído hablar muy bien de esta prueba y la verdad que tenía ganar de probar haber que tal. Así que tras la correspondiente toma de decisión, inscripción y pago, ayer nos dirigimos a Muskiz para tomar parte en esta prueba que comenzaba a las 10:00 horas.

 

De nuevo, en esta ocasión participábamos todo el equipo familiar, unos a la Marcha Txiki y yo a la carrera. En esta ocasión, la marcha para los peques era gratuita aunque no les daban camiseta, la verdad, les hace mucha ilusión, cosa que a los mayores nos está empezando a agobiar tantas camisetas en casa, yo prefiero algún producto típico de la zona, como por ejemplo se hace en Lezama.
 
La prueba tiene, algo más de 28 Kilómetros, 3.600 metros de desnivel acumulado y un ambiente muy bueno. Los mayores desniveles están entre los 2 metros de Pobeña y los 626 metros de Pico Mello. Tras una semana, donde el calor había sido la nota dominante, ayer de nuevo volvió a hacer calor e incluso en algunos tramos mucho calor. A las 8:00 se dio salida a la marcha y con objeto de evitar aglomeraciones en los pasos estrechos la carrera salio dos horas después, cuando ya el calor, empezaba a notarse. Ayer, se habría agradecido poder salir algo antes.

El ambiente antes de la salida era muy animado, la verdad que la organización lo prepara muy bien y el hecho de contar con servicios y ducha en la misma línea de salida y llegada es un lujo al que nos estamos muy acostumbrados y además el agua caliente, realmente muy bien.
 
No conocía la prueba y la verdad tampoco la había analizado en detalle, había tenido una semana con entrenamientos de mucha carga y mucho desgaste físico a causa del calor y no tenía nada claro como iba a poder andar, en el momento de la salida tenía las piernas que parecía que había corrido ya los 28 kilómetros así que salí a verlas venir y la verdad verlas las vi y de que manera, emboscada tras emboscada, esta carrera es un no parar, para cuando crees que ya no te pueden doler las piernas más pues sí, si que pueden y encima mucho calor. 
 
La salida se dio puntualmente a las 10:00 horas, entre risas y bromas. Más o menos, por lo menos de vista, nos conocemos todos y cada cual sabe lo que tiene que hacer, así que cada uno a su ritmo y a evitar lesiones y los temidos calambres que luego además te están dando guerra toda la semana. La salida se hizo a ritmo moderado, lo cual encendió todas mis alarmas, algo iba a ocurrir y efectivamente, el asfalto empezó a inclinarse, luego le siguió una vertical de campo a través, una cuesta enorme que no se sujetaban ni las piedras y un último repecho para terminar coronando el Pico Ramos y todo esto empezando. Un vez arriba, todo bajar hasta Pobeña donde teníamos el primer avituallamiento. Ya en este momento, decido que tengo que parar a hidratar y no arriesgarme a los calambres.
 
Nos dirigimos por detrás del Hotel Mugarri para llegar al Camino de Morenillo que nos conduce al inicio de la subida a el Pico El Haba, iniciamos el descenso al barrio  de la cadena y tras cruzar la N634 iniciamos una nueva subida que nos conduce al Carrascal donde tomaremos una sinuosa subida que nos conducirá hasta La Brecha y después a la Peña Toro, en seguida comenzaremos la subida que nos lleva a la mayor altura de la prueba Mello (626 metros). Iniciamos la bajada hacia El LLANGON, descendemos hasta el POZO VINAGRE y de aquí A MONTELLANO y de aquí hacia Rebotún donde se inicia la subida a La Cruz de PEÑA KORBERA (menudo cortafuegos y menuda emboscada, toda esta última parte del recorrido.
 
A partir de aquí todo para abajo, para el que tenga piernas. Descendemos hacia Campo de Cerro , continuando la bajada por la Cañada de los Ríos y para rematar la corta pero dura subida de LA GLORIETA viendo ya desde aquí la meta de la Plaza San Juan. En fin, realmente muy exigente y muy dura. Grandes subida, grandes bajadas y kilómetros de pista que se corre a un ritmo muy alto. Realmente, menuda emboscada de prueba, afortunadamente me he hidratado bien en cada avituallamiento incluso he tenido que tomar dos geles, la sensación de vació por el calor ha sido tremenda. Prueba muy bonita, pero muy dura, no creo que cree mucha afición a los recién iniciados en esto de correr por el monte.

Finalmente he tardado 3:21:17 en realizar la prueba en el puesto 50, realmente para como empecé he acabado más entero de lo que esperaba. Es una prueba donde o la conocer y las entrenado muy bien o cualquier esfuerzo fuera de sitio te pasa factura. El intenso calor ha hecho mella en todos nosotros, pero es de agradecer a la organización los magníficos avituallamientos de la prueba. Muchas gracias a todos los ayudantes que han sido muchos y algunos muy jóvenes, anima mucho la ilusión de la gente joven por ayudar y hacernos la carrera más llevadera.
 
La iniciativa de la marcha txiki es estupenda y crea mucha afición entre los más pequeños que ya están acostumbrados a las aventuras de sus aitas y que ellos también están deseosos de poder disfrutarlas. Cuidado, con los desniveles, el de ayer quizás debería haber sido un poco menor aunque la distancia hubieran sido más kilómetros. El avituallamiento final les ha encantado y yo me olvidaría de sorteos, una medalla a cada uno y todos muy felices, siempre hay tiempo en las fiestas del pueblo para hacer sorteos y entregar premios a los más pequeños de la localidad.
 
Muchas gracias por todo, no habéis hecho pasar un día estupendo en familia y con un ambiente de deporte estupendo. La idea de la comida a las brasas perfectas, pero de verdad, tenía el estomago cerrado pero es una gran idea y refuerza mucho más los lazos entre los participantes.
 
Un saludo
Aitor
 
No Comments

Post A Comment