OLATZAGUTIA-URBASA – VIII MENDI LASTERKETA
16204
post-template-default,single,single-post,postid-16204,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

OLATZAGUTIA-URBASA – VIII MENDI LASTERKETA

OLATZAGUTIA-URBASA – VIII MENDI LASTERKETA

Este sábado 27 nos hemos acercado hasta Olatzagutia, a participar en una carrera ya consolidada como es esta prueba, que además, tiene el gran aliciente, de correr por un paraje maravillosos como es la Sierra de Urbasa.

 

A pesar de que la mañana levanto fresca y con muchas nieblas, poco a poco el sol hizo acto de presencia y nos acompañó a lo largo de toda la prueba. esta carrera forma parte del calendario de la Copa de Carreras de Montaña de la Federación Vasca y Navarra. realmente el nivel de los participantes fue muy alto, tanto en categoría femenina como masculina y tuvimos suerte de poder correr con auténticos dominadores de esta disciplina.


Con una participación muy alta y una ambiente muy familiar y festivo, solo quedaba disfrutar de la prueba y del paisaje. Hubo un poco de falta de coordinación en la salida entre los jueces, lo que provocó, que se diera la salida cuando había participantes que no habían cumplimentado el control de salida. En mi caso, había pasado el control y aunque me encontré de repente con el chupinazo de salida, no pasó mucho más.


Fruto de este pequeño fallo, el grupo salió un poco nervioso   y todo el mundo intentando buscando buen sitio para inicial la subida. En mi caso, desde el asfalto, las piernas no iban y las sensaciones eran de irnos para casa, el objetivo era acumular kilómetros y aguantar, así que nada, a tope hacia arriba, intentando no molestar a los más rápidos. Es duro ir mal desde el principio pero que queremos, toda la semana entrenando fuerte llega el sábado y las piernas no van, es sabido que tenemos que descansar pero todo no se puede. Por lo tanto a sufrir subiendo.
 
Poco a poco y para arriba, a lo mío y sin parar. Me ha sorprendido el maravilloso ambiente de público de esta prueba, en todas las curvas de la carretera, gente animando y apoyando el esfuerzo. Eso es mejor que cualquier otra vitamina. He comido y me hidratado bien antes de salir, así que el primer avituallamiento lo paso de largo. Voy sufriendo demasiado para la pendiente que es y el no parar me ayuda a no relajarme y a seguir concentrado. Poco a poco superamos el fuerte desnivel y seguimos por el cresterio norte de la sierra hasta alcanzar el punto más alto (Tontorrauni 1175m). esta zona es muy técnica pero con unas vistas preciosas del valle, todavía no tengo piernas y no arriesgo entre piedras.
 
Desde aquí descendemos hasta la majada de Monterutxo (890m) donde está el avituallamiento en el cual no paro. La bajada ha sido muy rápida y peligrosa pero ha puesto en marcha las piernas y empiezo a estar mejor de piernas. Tomamos la pista a la izquierda y tras unos kilómetros de falso llano comenzamos la subida hasta la Cruz de Bargagain. Un poco antes estaba el tercer avituallamiento donde esta vez, tomo un gel y liquido para digerirlo.
 
De nuevo conectamos con el sendero que viene de Altsasu y para abajo hacia Monterutxo. Ya a la segunda, conoces mejor la bajada y esta vez, un poco más rápido, sin parar en el avituallamiento cruzamos la carretera que va hacia Estella y comenzamos a subir el cresterio hacia Entzia hasta pasar Gainsoil (1068 m). después de pasar el puerto de Ziordia bajamos hasta la balsa de Ordotz.
 
Desde aquí bajada suave para llegar a Jakusoro y desde allí a la llegada del puerto de Urbasa, desde comienza un fuerte descenso hasta Olatzagutia. De piernas, estoy mucho mejor en el kilómetro 20 que en el 5 así que bajo todo lo rápido que puedo, paso de largo el avituallamiento y con buen ritmo llego al asfalto. A partir de aquí, bajada y puedo mantener un ritmo alto hasta llegar a la meta donde me espera el peque para cruzar juntos.

El tiempo final es de 2:33:58 en el puesto 127. Lo más importante, a pesar del dolor, mi cuerpo ha sabido sufrir y poco a poco se ha adaptado hasta llegar a hacer unos últimos 10 kilómetros de bastante calidad. En cualquier caso, lamentable primera parte, donde he sufrido inexplicablemente más de la cuenta.

Muchas gracias a la organización y a todo el pueblo por el animo. Enorme idea la de la botella de sidra y curiosos los manguitos cortos de regalo.
 
 
Un saludo
Aitor
 
 
No Comments

Post A Comment