Herri Krosa 2014
16199
post-template-default,single,single-post,postid-16199,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Herri Krosa 2014

Herri Krosa 2014

Ayer domingo, 16 de Novimebre de 2.014, se celebró en Bilbao, la 27 edición de esta fiesta familiar del deporte. El tiempo y sobre todo la lluvia anunciada respetó a miles de personas que abarrotamos las calles de Bilbao en esta nueva edición de la Herri Krosa.

Desde primeras horas de la mañana, ya se podía ver el ambiente festivo en todas las calles y barrios de Bilbao. De forma muy especial en el Metro, transporte público por excelencia de Bilbao y donde este domingo a diferencia de otros estaba abarrotados de gentes que con mucho animo y alegría se dirigían a la salida de la prueba.

Es sin duda, la fiesta del deporte y la sobre todo la fiesta de la familia. Es una tradición para todo vizcaíno y una oportunidad fantástica para correr en familia o en compañía de los amigos. Se trata de una prueba de 10 kilómetros, pero lo de menos es la distancia, los kilómetros realizados o el tiempo realizado. Lo bonito es la fiesta y la sonrisa de los más pequeños que están encantados de poder correr en compañía de otros niños como ellos y de sus padres y hermanos.

Esta prueba es el inicio de la afición por el deporte para unos, una escusa para volver a empezar a hacer deporte o simplemente una día muy especial para pasar en familia. Es el día de la sonrisa, de la ilusión, de los aplausos y de los abrazos.

En nuestro caso, es una fecha de obligado cumplimiento. Es la oportunidad que tiene el pequeño de la casa de correr con su aita en una prueba y eso le ilusiona mucho. Habitualmente él suele ser el espectador insaciable que no para de animar a todo el mundo y en esta ocasión, él es el participante. Ahora le animan a él, esto le llena de alegría y satisfacción. 

A  pesar de lo multitudinario de la prueba, la gente tiene mucho cuidado para que no haya caídas o empujones, sobre todo pensando en los más pequeños. Todos cuidamos de todos, todos estamos unidos y todos somo una gran familia.

La gran imagen que me queda grabada del día de ayer es la sonrisa del pequeño de la casa, sus ojos de ilusión, esfuerzo y determinación. Realmente el futuro estará en sus manos, con esa ilusión y esas ganas, no habrá barreras que no puedan superar. Pero no nos podemos relajar, los hijos imitan a los padres y debemos estar vigilantes para seguir fomentando esas ganas y esa ilusión. 

Muchas gracias a todos por haber compartido vuestro esfuerzo, vuestro cariño, vuestras sonrisas, vuestros aplausos a cambio de nada. Gracias por dar, sin esperar nada a cambio. 

Una gran sonrisa se dibujó en las calles de Bilbao, su color blanco nos envolvió y su sonido en forma de aplausos y ánimos nos cautivo. 

Muchas gracias a todos
Aitor





No Comments

Post A Comment