EL PODER DE LAS PERSONAS
16182
post-template-default,single,single-post,postid-16182,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

EL PODER DE LAS PERSONAS

EL PODER DE LAS PERSONAS

Nuestra actividad profesional diaria está sometida de forma continua a múltiples fuerzas las cuales no podemos controlar pero que a diferentes niveles nos afectan, tanto a nivel anímico como físico.
 
Todos aquellos que tenemos la gran suerte de disfrutar con nuestro trabajo, no estamos libres de ellas aunque no lleguemos a poder entenderlas desde nuestra visión de técnico o aventurero de las tecnologías. Lo único que nos importa es poner en valor nuestra capacidad intelectual y humana y desarrollar tecnologías que faciliten el trabajo y la vida de las personas permitiendo al os humanos se más felices y de alguna forma más iguales.
 
La tecnología, que debería, poder igualar a las personas, simplemente, compartiendo conocimiento, en la practica está creando cada vez más clases, que en algunos casos llegan a ser autenticas castas.
 
En estos momentos, de bajón anímico, los técnicos solo creemos en ceros y unos, ya que son cuantificables y manejables por nosotros y dejamos de creer en las personas y en su condición de ser racional. Yo como sabéis afortunadamente siempre tengo a la familia y a la montaña. Es precisamente en ella donde consigo cargarme de energía para ir afrontando el nuevo día.
 
Hay días, que necesito de una motivación extra y es cuando recurro a ver vídeos en Internet de lo que más me gusta: UltraTrails. Precisamente el otro día, necesitaba un suplemento de motivación extra y encontré este vídeo que engloba todos los valores que defiendo y por los que lucho día a día.  El documental se llama: HEROIS y cuenta desde dentro la UltraTrail Vallnord 2015.
A partir de ahora, cuando alguien me pregunte por que trabajo tan duro todos los días, le remitiré a este vídeo. Yo soy un apasionado de las personas y siempre estoy dispuesto a organizar actividades deportivas o profesionales, me gusta estar en contacto con la gente y trasmitir lo poco que se a otros para que estos los compartan con otros. Siempre he pensado que el conocimiento debe ser trasmitido y compartido.
 
¿Por que entonces, esta pasión por las carreras de montaña de largo recorrido, si aparentemente parece una actividad tan individual?
 
En primer lugar, por la aventura, con independencia de la competición. El tiempo que dedicamos a entrenar es el que robamos al sueño y a la familia, el resto se lo queda todo el trabajo. La diferencia con un corredor élite está en la calidad del entrenamiento que puede realizar en tiempo y en técnica pero sobre todo pueden descansar. Nosotros tenemos que elegir entre descansar o entrenar, cuando estás en el trabajo estás al 200% volcado en lo tuyo y cuando estás con la familia, estás con ella a tope. 
 
En segundo lugar, la planificación y organización de la logística de cada prueba. En mi caso, corro sin asistencias externas, durante la carrera los voluntarios de la prueba son mi familia y mi asistencia. Esto implica que todo lo tienes que tener perfectamente planificado a la llegada a cada punto de avituallamiento. Previamente has escrito, lo que tienes que beber y comer. En el punto de asistencia, no tendrás a nadie de tu equipo diciéndotelo o incluso obligándote a tomarlo. Son los voluntarios tu familia, si te ven apagado te animan y cuidan de ti.
 
En tercer lugar, la montaña me apasiona y me encuentro muy a gusto en ella, este tipo de pruebas te permite recorrer zonas preciosa que una travesía clásica de montaña te implicaría varias jornadas y que nosotros las completamos en pocas horas.
 
En cuarto, no hay cosa más apasionante que pelear por un sueño, darlo todo para alcanzarlo aunque una vez cumplido, sabes que siempre se abre un nuevo sueño. En cuanto cruzas la meta, ya estás pensando en otro. Pero lo que realmente te permite alcanzar tu sueño son las personas que tienes a tu alrededor. Durante las duras jornadas de entrenamiento previas a la prueba, tu familia y tus amigos. Durante la carrera, en la salida dejar a la familia y te entregas a otra gran familia formada por corredores, corredoras, público y los voluntarios que te adoptan durante esas horas con su hijo o su hermano.
 
Sirva este artículo, como pequeño homenaje a los voluntarios y a la bondad humana. Viendo vídeos como esté, recuerdo experiencias personales y retomo la fe en las personas.
 
Creo firmemente que no soy nadie yo mismo. Trabajar en equipo es la única manera de avanzar, cada cual aportando su conocimiento. El poder de las personas y la fuerza de los sueños es lo que nos permite avanzar y no tener límites.
 
Un saludo
Aitor
 
No Comments

Post A Comment