Crónica – Cross de Triano 2.017
16131
post-template-default,single,single-post,postid-16131,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Crónica – Cross de Triano 2.017

Crónica – Cross de Triano 2.017

Ayer en las campas de Triano pasamos una de esas jornadas de atletismo que hace afición. A pesar de amanecer un día bastante fresco, el anuncio de buen tiempo para el domingo atrajo hasta las campas de Triano a gran cantidad de participantes y aficionados. Fue una auténtica fiesta del atletismo, donde se reunieron atletas de todas las edades desde los más pequeños en categoría prebenjamín de 5 años en deporte escolar hasta los más veteranos en el cross popular.
 
La meta: el objetivo de todo atleta
Perfecta organización del Club Atletismo Sendoa que se encargó que pudiéramos disfrutar del placer de poder correr en plena naturaleza, en un marco digno de dedicarle algún que otro día para conocer menor un precioso paraje que lo tenemos a pocos minutos de Bilbao y que contiene una de las joyas mineras más importantes de nuestra Comunidad Autónoma.
 
La inscripción de la prueba eran 5 €, si habéis leído bien, todavía quedan pruebas de estas y al terminar nos dieron una bolsa de comida (igual que la que daban en deporte escolar) que se agradece después de una prueba tan exigente como la de ayer.
 
Club Atletismo Sendoa
Ayer fue un día de estrenos y reencuentros con el atletismo federado vizcaíno, después de muchos años. Entrenaba equipamiento y club de atletismo, el Club Atletismo Sendoa es mi nueva casa y ayer fue mi estreno, precisamente en la carrera que organiza el Sendoa. Lo que me encontré fue un grupo de amantes de este deporte que me han acogido de maravilla. La verdad que no conocía a casi nadie pero poco a poco ya nos iremos conociendo todos.
 
Gran ambiente en la salida de la carrera popular
Nos acercamos temprano para poder aparcar no muy lejos de la campa en la que se desarrolla la prueba. Hace mucho tiempo que no veía tanta animación en un cross y gran parte de la culpa la tenía el deporte escolar. Increíble la cantidad de niños y niñas, sobre todo en las categorías inferiores que participaron. Con toda esta afición a tan temprana edad no entiendo como hasta cadetes, llegan tan pocos de estos deportistas, algo debemos estar haciendo mal todos: federaciones, instituciones, colegios, padres etc. 
 
Salida rápida a coger la primera curva
Los auténticos protagonistas de esta cita deportiva fueron los escolares y tocaba estar apoyando a tope a los nuestros: Club Atletismo Berri-Otxoa. Un honor formar parte de esta familia, es una maravilla ver como los entrenadores se vuelcan con todos los corredores y corredoras. Trasmiten ilusión y los jóvenes deportistas lo perciben y se sienten motivados. Debería ser así en todos los clubes o colegios que participan en el deporte escolar, pero os puedo asegurar que desgraciadamente no es así en todos los casos. Los atletas del Club Atletismo Berri-Otxoa lucharon a tope y disfrutaron de un maravilloso domingo en compañía de los amigos. Una de las mayores del virtudes deporte es que fomenta la amistad y el trabajo en equipo. Cada atleta ayuda a sus compañeros y aprenden a trabajar de forma individual y colectiva.
 
Las principio todos agrupados, poco a poco cada cual ocupará su lugar
Precioso día para correr y perfecta temperatura
Tras las pruebas de deporte escolar, tuvo lugar una prueba por relevos y para finalizar la jornada, sobre las 13:00 se dio la salida al cross popular, donde tomamos parte corredores de todas las edades. La distancia a recorrer eran 5.100 metros, sobre un terreno prácticamente llano pero que había quedado muy pesado tras todas las pruebas que se habían realizado previamente.
 
Los más pequeños tienen la oportunidad de disfrutar del esfuerzo de los más mayores
Ayer tuve la suerte de contar con un asesor de lujo, Alain que había corrido en la categoría infantil – cadete y que me estuvo indicando cuales eran las partes del circuito que estaban más pesadas y donde estaba más duro y por tanto se podía mantener un ritmo mucho más alto. Antes me había tocado animar a mí, ahora era yo el que iba a recibir los ánimos. Antes de salir, la última revisión a las zapatillas de clavos, había que apretarlas un poco más para evitar que se salgan en las zonas con más barro del recorrido.
 
Buen ritmo de carrera a pesar del terreno
La salida fue a un ritmo muy alto y me sentí muy bien saliendo muy rápido. Tras una primera curva bastante técnica, me encontraba corriendo cerca de la cabeza, aunque sabía que no era mi lugar y poco a poco me fueron superando corredores, no tanto por bajar el ritmo sino por no ser capaz de mantener unos ritmos más altos.
 
Carrera en equipo. Ahora tiro yo, luego tu
Siento que mi cuerpo es capaz y tiene la potencia pero todavía mi cabeza no sabe correr rápido y no deja subir las pulsaciones. En esta prueba las pulsaciones ya empezaron a ser las que deben de ser y los ritmos fueron los de las series pero se que puedo ir más rápido y lo vamos a seguir intentando, me gusta ir rápido. es lo que gusta y es lo que me divierte. Estoy muy lento por la cantidad de kilómetros que tienen mis piernas y sin los cuales no es posible correr carreras de más de 70 kilómetros en montaña.
 
Tirando del grupo
Una gran experiencia, muy muy divertida. Ha sido una prueba dura pero es que nada es gratis, todo debe costar para poder apreciarlo. Recomiendo a todo el mundo que acuda a las pruebas de deporte escolar. Es precioso ver la pasión y la ilusión que ponen los jóvenes atletas, es realmente contagioso y muy bueno para levantar la moral y las ganas de los más mayores por este deporte, que amamos desde muy niños.
 
Entrando a meta. Se me ha hecho corto. Quiero más.
Un saludo
Aitor
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No Comments

Post A Comment