Crónica – 63 Cross Internacional de San Sebastián
16118
post-template-default,single,single-post,postid-16118,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Crónica – 63 Cross Internacional de San Sebastián

Crónica – 63 Cross Internacional de San Sebastián

Hablar del Cross de San Sebastián es hablar de un cross de leyenda y de un sueño infantil que por fin pude cumplir el domingo pasado. Todavía recuerdo hace unos años cuando mis compañeros de entrenamiento que eran especialistas en las pruebas de fondo esperan toda la temporada de cross con gran expectación la llegada del Cross de Lasarte (tal y como se conocía entonces).

 
Hacerlo bien en Lasarte era cumplir con uno de los objetivos más interesante de la temporada. Yo por aquel entonces a pesar de entrenar con un entrenador de fondistas era especialista en pruebas de velocidad pura (desde los 60 m hasta los 200 m, llegando a correr alguna prueba de 400 metros). Esta año, estaba un poco atento a la fecha de celebración y no se nos paso. El sabado corrimos el peque en categoría infantil y yo en categoría veteranos aunque saliendo con los senior. En nuestro caso, teníamos la mitad de vueltas y con un circuito tan blando como el que nos encontramos se agradecía no correr tantas vueltas.
 
Así que el domingo tocó levantarse pronto y dirigirnos a San Sebastián. Tras una semana que estuvo lloviendo bastante, el domingo tal y como indicaron los servicios meteorológicos no llovió. A primera hora la niebla nos acompañó desde Bilbao a Lasarte y conforme, el sol fue cogiendo fuerza, poco a poco fue desapareciendo la niebla y apareció el sol.
 
Fue en general, una mañana fría pero soleada. Tras recoger los dorsales, acreditaciones y tomarnos el merecido cafe de primera hora accedimos al hipodromo. La organización en general, fue perfecta. Todo estaba perfectamente indicado y sino siempre era fácil encontrar a alguien de la organización para que te indicara.
 
Tras entrar, lo primero que hicimos fue revisar el circuito mediano que es al que peque tenía que darle dos vueltas. Después de su prueba yo tenía tiempo para revisar tranquilamente la vuelta larga. Una vez hecho esto, es importante revisar el horario de la cámara de salida para calcular bien el tiempo que calientas fuera y el que tendrás luego dentro una vez que hagas la verificación previa al inicio de la prueba.
 
Poco a poco iba avanzando la mañana y enseguida tocó calentar con el peque. Yo más que calentar lo llamaría directamente correr. A menudo ritmo calientan estos jóvenes, la verdad es que me cuesta. Yo soy de comenzar muy poco a poco y tirarme casi 30 minutos calentando antes de comenzar a estirar y hacer unas buenas aceleraciones. Tras calentar y ponerse las zapatillas de clavos,le tocó acceder a la camara de llamada y allí seguir calentando. Prácticamente son quince minutos que hay que gestionar bien para no perder el calor y salir a punto para darlo todo.

Foto: Santiago Farizano
El peque se colocó en la parte derecha de la salida. El disparo de salida dio comienzo a una rápida salida para tomar las posiciones de cabeza. Tomó las riendas de la carrera y pudo marcar su ritmo, fuerte cuando tocaba y cómodo cuando le iba bien. Tras una primera vuelta con el grupo bastante junto, se inicio la segunda y última vuelta. Poco a poco cambio el ritmo y el grupo se fue estirando. Finalmente mantuvo unos metros de renta que fueron suficientes para no tener que decidir la carrera en los últimos metros. Carrera técnica y muy inteligente que la pudo gestionar muy bien. Lógicamente estaba contento aunque no sea de esas personas que lo transmita.

Foto: Santiago Farizano

Por mi parte, ya había corrido el peque, ahora me tocaba a mí. Menuda pereza más grande, afortunadamente teníamos margen para no necesitar volvernos todos locos. El peque se pudo duchar y dejar toda la ropa en el coche. Lo más importante es ducharse, cambiarse la ropa y no quedarse frío. Ya todos un poco más calmados nos tomamos un caldo de esos que sientan de maravilla. Yo los suelo tomar en carreras de montaña, la sal me levanta el ánimo y la grasa no me tienta mal al estómago.

 
Llegaba mi hora y tocaba calentar. Decidí calentar con tiempo y aprovechar a conocer las instalaciones del hipódromo y el recorrido grande. Afortunadamente la mañana era soleada y era muy agradable correr, al final casi estuve 45 minutos de agradable carrera continua, a lo largo de la cual pude concentrarme en lo que tenía por delante.

Foto: Santiago Farizano

Tras el calentamiento y ya con el material listo y revisado tocó acreditarse en la camara de llamadas y realizar los último calentamientos. En la salida me puse a la derecha, tal y como me había recomendado el peque. Fue una salida muy rápida, donde veteranos y senior lo dimos todo. Teniamos por delante 4.600 metros, dos vueltas grandes al circuito. La primera fue de reconocimiento: había zonas: muy blandas, con grijo y rápidas; incluso había un pequeño salto. La primera vuelta no fue especialmente bien, me cuesta entrar en el ritmo pero en la segunda la cosa cambio y el ritmo pudo subir, supongo que es cuestión de confianza.


Foto: Santiago Farizano

En las zonas rápidas iba rápido y en las blandas las sorteaba con bastante alegría. Esta fue una de esas carreras que seguramente debería haber durado 2 vueltas más, se acabó cuando mejor iba y cuando más estaba disfrutando. Acabé muy contento por como se había desarrollado la carrera, en esta ocasión el puesto es lo de menos, lo importante es que no me doblaron y pude llegar a la línea de meta. Muy orgulloso del esfuerzo, aunque soy consciente que en este tipo de distancia, todavía no soy competitivo pero tengo claro que debo comenzar desde abajo y poco a poco los ritmos seguro que salen. Voy en la buena dirección, el fondo está, la ilusión está y ahora solo queda trabajar con cabeza para volver a unos ritmos competitivos.

Ya que estábamos en Lasarte, con la autopista ya pagada decidimos acercarnos hasta la Concha a disfrutar de un día maravilloso de sol. Gran aventura la vivida por todos nosotros en Lasarte, la verdad que el madrugón y el esfuerzo han compensado.

http://www.rfea.es/competi/result2018/cross/sansebastian/C73.0055.html

Saludos
Aitor

No Comments

Post A Comment