Sesión de cicloindoor interválica de alta intensidad (HIT) - ultrarunnerdreams
16098
post-template-default,single,single-post,postid-16098,single-format-standard,bridge-core-2.5.5,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

Sesión de cicloindoor interválica de alta intensidad (HIT)

Sesión de cicloindoor interválica de alta intensidad (HIT)

Hay días que apetece mucho entrenar y otros que no apetece nada, es normal. Depende de nuestro estado de ánimo, del cansancio que sintamos en el cuerpo, de la ilusión ante una competición cercana o del tipo de entrenamiento que nos toque hoy. Una de las ventajas de tener entrenador, es que es otro el que te dice lo que tienes que hacer y solo por eso ya le hacemos más caso que si lo hubiéramos decidido nosotros. Un entrenador no solo te planifica el entrenamiento del día siguiente sino que esté entreno, forma parte de un plan de trabajo definido para todo el año para ir logrando unas metas que nos hemos marcado de forma racional y acordada.
Desde ayer a la noche, cuando cargué el entrenamiento en el Garmin Fenix 5x Plus, ya no me apetecía hoy entrenar. La bicicleta de carretera o de montaña me apasiona desde muy pequeño, es algo que hemos vivido en casa muy de cerca dentro de la familia y ha formado parte siempre de mi vida como deportista. Sobre la bicicleta he disfrutado quizás de los momentos más intensos de mi vida deportiva. Tengo una relación muy especial con este deporte al que por razones de compatibilidad con los estudios no me pude dedicar de una forma más intensiva. Los tiempos cambian y ahora el deporte ya está más aceptado dentro de la sociedad pero antes éramos  pocos los que apostábamos por esta forma de vida.
Sin embargo, los entrenamientos de bicicleta estática, son muy duros para mí. Día a día consigo entrenar con mejor actitud y eso se ve reflejado en los resultados de mis entrenamientos pero aun me queda mucho para poder disfrutar de este hierro sin ruedas. Por cuestiones de espacio no puedo emplear un rodillo y una bicicleta de carretera, así que tengo que emplear una estática, donde conseguir la posición correctamente y sobre todo la potencia de trabajo es algo complicado.
Afortunadamente puedo arreglarme en casa, sin necesidad de ir a un gimnasio, lugar donde las pocas veces que he ido me siento muy extraño. Es curioso, está lleno de gente haciendo deporte y no me encuentro a gusto entre ellos. No es una ambiente con el que conecto y solo voy cuando tengo que hacer algún test de forma esporádica que no pueda hace en casa.
Hoy ha tocado una sesión muy dura de bicicleta estática. A las 6:30 AM mi cuerpo no quería esforzarse pero no le ha quedado otra. Sin ganas, con mucha pereza y intentando con la música conseguir el ritmo que mi cabeza no tenía en conseguido terminar el entreno. Es una sesión donde hasta el calentamiento y la activación la tienes que hacer a unas pulsaciones altas, tanto solo en los 10 minutos de enfriamiento que es lo que aparece en la imagen adjunta me he podido relajar un poco. El bloque duro del entreno está compuesto por 27 series de 30 seg a máxima intensidad (Zone 4: SubThreshold-Zone 5B: Aerobic), con una recuperación de 30 seg en (Zone 2: Aerobic-Zone 4: SubThreshold). Resumiendo, un no parar durante 27 minutos.
 
El trabajo ha quedado hecho, gracias en parte a la ayuda del Garmin Fenix 5x Plus. Él se encarga de avisarme en todo momento cuando comienza la serie y cuando la recuperación.  En este nivel de esfuerzo, que dispongas de un dispositivo que te guíe es de gran ayuda, antes con el Suunto Spartan Ultra era imposible programar una rutina de trabajo de este tipo. Gracias a Garmin ahora me tengo que preocupar de cargar bien el entrenamiento en el reloj y que luego durante la sesión que sea el reloj el que mande.
 
Mañana seguimos y esta vez me toca correr 1:35:00, ya era hora. Apetece correr, aunque a las 6:30 AM cuando sales del portar y hace frío, te dan ganas de volver a entrar en el portal en lugar de ponerte a correr. Sin embargo, si no preparamos nuestro cuerpo y nuestra mente no conseguiremos alcanzar nuestras metas deportivas. Luego no siempre se alcanzan esas metas, pero si te esfuerzas y trabajas tienes alguna oportunidad, sino no tendrás ninguna.
 
Todo no es posible, define junto a tu entrenador tus metas de una forma objetiva y sincera. Tus metas son tuyas y de nadie más. No te pongas como metas, las de los demás. Cada cual debemos seguir nuestro propio camino, por eso es tan importante que las metas sean nuestras.
 
Saludos
Aitor
No Comments

Post A Comment