GAMIN: Compañero de entreNamientos y vida
16093
post-template-default,single,single-post,postid-16093,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

GAMIN: Compañero de entreNamientos y vida

GAMIN: Compañero de entreNamientos y vida

El pulsómetro se convierte en un compañero silencioso de nuestros entrenamientos diarios. El reloj nos ayuda a conocer diariamente cómo funciona nuestro cuerpo y como es capaz de responder ante el esfuerzo. Es muy importante conocer cómo se comporta nuestro cuerpo ante los esfuerzos y donde debemos poner los límites del esfuerzo.
En mi caso, yo tengo pocas pulsaciones en reposo así que tengo un margen bastante alto para poder llegar hasta mi umbral máximo de pulsaciones, el cual suelo alcanzar en entrenamiento específicos donde trabajamos la intensidad o en carreras de asfalto 5K, 10K donde intentamos mantener ritmo altos que nos exijan ir un poco con el gancho para trabajar la intensidad.
Habitualmente en las carreras de larga distancia, solo de manera puntual y en puntos concretos de la prueba consigo alcanzar picos máximos de pulsaciones. Generalmente existen unas zonas específicas del recorrido donde planificamos aumentar la intensidad, Bien por activar el cuerpo o por dar un poco de marcha al cuerpo. Pero estos cambios de ritmos, debemos saber con antelación cómo van desgastar nuestro cuerpo. Aunque luego en carrera las cosas siempre se modifican siempre hay que salir con un plan detallado de carrera.
Actualmente este tipo de relojes ya no solo tienen pulsómetro y cronógrafo. Prácticamente todos, desde las gamas más básicas, vienen equipados con receptores GPS, que nos permiten poder entrenar por ritmos además de por pulsaciones. La incorporación de este tipo de tecnologías de localización y posicionamiento ha supuesto una revolución en la planificación de los entrenamientos, sobre todo en montaña donde la medida de las distancias a recorrer no es tan fácil de gestionar. En contraposición estaría los entrenamientos en la pista de atletismo donde la pista mide 400 metros y nuestras series son múltiplos de esta distancia. Cuando entrenamos sobre esta superficie, él GPS solo sirve para calcular los ritmos instantáneos durante la realización de una serie, para el resto de datos es suficiente un pulsómetro con un cronógrafo básico.
Cada vez, nuestros entrenamientos se complican más y además la mayoría de las veces los hacemos en solitario. Generalmente no tenemos la suerte de poder contar de forma presencial con nuestro entrenamiento o con una persona de confianza que nos vaya contabilizando los tiempos de nuestras series, los tiempos de recuperación o nos cuente las series que ya hemos hecho y lo que nos queda. Por esta razón es importante que en nuestro reloj podamos cargar los entrenamientos a través de una aplicación informática que de forma sencilla permita incluir en un mismo entrenamiento, intervalos de tiempo por ritmos, por pulsaciones o que cuando estamos haciendo series se pueda definir de forma sencilla la parte de intensidad (por pulsaciones, ritmo, potencia, cadencia etc) y la parte de recuperación. Necesitamos que nos indique durante el entrenamiento, cuando comienza o termina cada intervalo y avisarnos si estamos por encima de lo planificado o por el contrario estamos muy por debajo.
En mi caso, ya son muchos años entrenando y he vivido la evolución tecnológica de todos estos ordenadores de muñeca. Puedo afirmar casi con toda seguridad que en todos estos años he podido probar prácticamente los principales equipos de las marcas punteras (POLAR, SUUNTO y GARMIN) y tras muchos años con SUUNTO he vuelto a GARMIN con el Garmin Fenix 5X Plus de la foto y os puedo asegurar que es una máquina que me tiene sorprendido por su estupendo funcionamiento. La aplicación para la planificación de entrenamientos de GARMIN es una maravilla y el control que consigo de mis entrenamiento me permite céntrame en dar lo máximo durante la sesión y no en el entrenamiento en sí. Hoy por ejemplo, he tenido 25 repeticiones en bicicleta indoor con 40 segundos a fuego, con 30 segundos de recuperación. Si esto no lo tienes automatizado, te desesperas y lo digo por experiencia propia, ya que en mi caso fue una de las razones fundamentales de cambiar de reloj.
Pero no es necesario irse a este modelo de GARMIN, el Forerunner 235 es una opción mucho más económica y que tiene toda la potencia de planificación y control del desarrollo del ejercicio que tiene su hermano mayor. En mi caso, de su hermano mayor yo aprovecho las capacidades de navegación, los mapas topográficos que tiene cargado, la duración de su batería o el poder cargar mi música favorita en el reloj, en lugar de hacerlo con el móvil, reservando la batería de este como medida de seguridad.
Hoy nuevamente ha sido mi compañero de entrenamiento avisándome cuando iba muy bajo y alertándome cuando iba alto. Para mí, se ha convertido en una herramienta tan importante como lo pueden ser mis zapatillas. Mañana volvemos a correr y esperemos que no nos toque mucha agua y frío. Me he acostumbrado al calor y ahora la lluvia me da un poco de pereza.
Un abrazo
Aitor
No Comments

Post A Comment