Esto no es Zegama es Berberana - ultrarunnerdreams
16076
post-template-default,single,single-post,postid-16076,single-format-standard,bridge-core-2.5.5,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

Esto no es Zegama es Berberana

Esto no es Zegama es Berberana

El sábado a la mañana, tocó disfrutar del atletismo en la pista de la localidad de Durango. El atleta de la familia corrió los 600 ml. Carrera muy rápida y emocionante. En la salida se quedó cerrado y tuvo que correr los primeros 100 ml de la curva por la calle 3. Enorme calentón al inicio de carrera que sin embargo supo regular con maestría al paso de los 200 primeros ml que los completó en el tiempo solicitado por el entrenador. El último 400 ml a pesar de correr en solitario, demostró una gran gestión de la distancia, donde el cambio de ritmo de la recta de contra meta y de la última curva redujo mucho la distancia con el atleta que le precedía. A pesar de estos cambios, en los últimos 100 ml estuvo muy sólido, con una gran técnica corriendo y sin perder en ningún momento la postura. Finalmente completo el último 400 ml en el tiempo de paso pedido por el entrenador. Gran carrera y sobre todo gran actitud e inteligencia corriendo. Poco a poco va asimilando los ritmos y los esfuerzos. Seguro que en fechas próximas irá saliendo todo el potencial que tienen sus piernas.

Foto: Objetivo disfrutar y aprender
Lo peor, el tiempo oficial. Durante toda la jornada los tiempos registrados por el cronometraje electrónico estaba dando diferencias importantes respecto a los manuales. En concreto en esta prueba, el error estuvo cercano a 1 segundo. Una pena que los atletas peleen tan duro en la pista en busca de mejorar sus marcas y luego eso no quede reflejado en los tiempos oficiales. No es la primera vez y el sábado los comentarios particulares, se convirtieron en grupos de entrenadores intercambiando videos y tiempos que demostraban que el conometraje electrónico no estaba bien ajustado. Pena que en otras provincias y comunidades, esto se trabaje con mucho más cuidado que el que se tiene aquí. Lastima que el 600 ml no lo tomarán en manual para que se dieran cuenta los jueces de lo que está pasando.
 
El domingo como no nos había tocado dorsal para Zegama – Aizkorri y como lo que me gusta es correr mucho más que ver correr, me centré en mi entrenamiento. El sábado había hecho mucho calor y el sol pegaba muy fuerte. Para el domingo la previsión era que suavizaba un poco el calor pero que el sol iba a apretar. Con estas previsión tendría que tener mucho cuidado con la hidratación para no tener problemas. En domingo amaneció muy soleado en Villalba de Losa, la temperatura comenzaba a ser alta a las 9:30 cuando salí de casa. Podría haber madrugado un poco más pero me apetecía desayunar el domingo tranquilamente en familia y de paso la idea era entrenar la adaptación al calor de mi cuerpo. Era uno de los días más calurosos del año hasta la fecha y además en la Sierra Salvada cuando pega el sol y no hay viento pega con mucha fuerza.

Foto: Combinación perfecta de carbohidratos y sales
La estrategia nutricional no iba a cambiar prácticamente nada salvo la incorporación de dos nuevos productos de la marca Infisport: Vitaldrink + ND3 en sticks de 20 gramos. A uno de los soft flask de 600 ml le añadí estos dos productos, sumando carbohidratos y sales. Además de llevar las pastillas de 226ERS. El domingo fue un gran día para poder probar este tipo de complementos. Además de esto llevé la bola de hidratación con 1 litro de agua.

Foto: Inov-8 Terraultra G 260

El domingo además estrenaba zapatillas Inov-8 Terraultra-g-260-graphene un auténtico misil de zapatilla de la que poco a poco os iré contando mis sensaciones con ella. La idea era, aprovechando calor del domingo ver cómo responde esta zapatilla a las altas temperaturas. Con estas pequeñas novedades salí de casa a las 9:30. Por delante, 5 horas de entrenamiento, que deberían culminar felizmente en Berberana donde había quedado con la familia para luego hacer esos 4 kilómetros de vuelta hasta Villalba de Losa, tranquilamente andando.

La primera sensación al comenzar a corre, fue de mucho calor. Para estos días, la visera blanca y unas buenas gafas ayudan mucho. La mochila la cargué con todo el material obligatorio que me exigen en una carrera de larga distancia. La sensación en los primeros kilómetros es que llevas un ancla atada al cuerpo, luego poco a poco te vas adaptando. Lo único que no llevaba eran los palos.

Los primeros kilómetros son de subida con un gran paramo en el medio donde el calor siempre aprieta muy fuerte. El terreno es irregular y esta ocasión estaba muy seco. Tras una hora llegué a la barrera cercana a Mojón Alto 1.014 metros. En frente el primer objetivo, Tologorri 1.073 metros. Por medio, una caldera impresionante que nos hace descender para posteriormente volver a subir. En mi caso, siempre hago la vuelta a todo el circo y así sumo tiempo y desnivel. La parte alta de Tologorri es de piedra y es realmente divertido ir saltando entre piedras. Al de 1:35 ya he llegado a la cima, aprovecho para comer, beber y de paso disfrutar de las vista. A mi izquierda se observa todo el itinerario que tengo que seguir hasta llegar a mi nuevo puesto de control, Txarlazo (927 m).  La bajada es muy rápida y enseguida estamos de nuevo en el agujero de la hoya, al llevar la bolsa de hidratación ya no paro en la fuente (cuidado suele estar muy fría y el impacto para el estomago no es nada bueno). 

Foto: Virgen del Txarlazo

Desde el hayedo sale un camino perfectamente marcado que me lleva de nuevo a lo alto de la Sierra Salvada. El paisaje es impresionante, la brisa hace que el calor sea más llevadero. En 2:35 horas estaba en la Virgen del Txarlazo. Momento, con vistas impresionantes de las dos vertientes: Orduña y Losa. Al fondo la Sierra de Aizkorri, donde el ambiente seguro que será impresionante. Cuando pasamos en Hiru Haundiak o en G2H está la cima llena de gente animando a cualquier hora, pues en una prueba como la Zegama-Aizkorri no cabrá ni un alma. Paro 5 minutos escasos y sigo con mi camino, todavía estoy a media etapa.

Casi a la altura de Pico Fraile coincido con mi hermano Asier y Marta que había subido hasta el Txarlazo a dar una vuelta con unos amigos. El sábado habían estado volando en parapente y el domingo les tocaba paseo. Encontrarte con la familia, siempre te da un chute de energía positiva. Les saludo y marcho que sino luego da más pereza.

En 3h 12 minutos, llego al parking de lo alto del Puerto de Orduña y aprovecho para tomar un gel, la zona del pinar no tenía especialmente barro pero hay que andar con cuidado, que siempre tiene mucha rama en el suelo. A partir de aquí comienza la ruta de los balcones, donde este domingo parece que la gente ha decidido aprovechar el día para ir a la playa.

Foto: Salto del Nervión

Llegando al salto del Nervión, me encuentro con la gente de Montes Solidarios que tenían organizada para este fin de semana una ruta de 7,5 Km. Nos saludamos cordialmente y sigo mi camino. El tramo entre los dos balcones, es de belleza extrema y más con el día que ha salido el domingo. Es un tramo donde se mental la piedra, el barro, la tierra y la vegetación. Es una zona que me gusta ir a tope de gas, buscando la máxima concentración para poder pasar las piedras, lo más rápido posible. En esta ocasión, están secas y mis nuevas INOV-8 no tienen ningún problema y dan la adherencia perfecta para poder ir rápido.

En 3 horas 48 minutos llego al Salto del Nervión, que como es normal está lleno de gente. Disfruto viendo a gente que aprecia el paisaje que a mí tanto me enamora, especialmente cuando veo a gente muy joven. Es fundamental que sean los padres los que inicien a los hijos en el conocimiento y en la defensa de la naturaleza. La mejor manera de proteger algo es conocerlo, disfrutarlo, quererlo y entenderlo. Hago la foto de rigor para mi colección de «hoy con agua – hoy sin agua» y me como una barrita solida, de esas que corriendo se atragantan un poco más de la cuenta.

Ya solo queda una subida bastante fuerte, entre hayedos en una primera parte y con zonas expuestas al sol en la parte muy alta. Este camino nos va a llegar hasta la última dificultad de nuestro recorrido. Llegamos a su parte más alta en 4 horas 24 minutos a partir de aquí todo bajada hasta Berberana donde he quedado con la familia para tomar algo en el bar de Amparo para tomar algo hasta comenzar la vuelta andando todos juntos hasta Villalba.

En 4 horas 52 minutos llego a Berberana, con un calentón bastante importante. Hoy he consumido el litro que llevaba en la bolsa de hidratación un soft flash de 600 ml y medio del otro. Hoy el agua ha ido un poco en el límite. Nada más llegar a Berberana relleno uno de los soft flash, hace mucho calor y seguro que hasta llegar a casa andando lo vamos a necesitar.

Un gran día de entreno, donde el calor me ha hecho sufrir un poco más de la cuenta. Los ritmos han sido muy buenos ha pesar del calor y la prueba de hidratación tendré que darle otra vuelta. Creo que me ha ido bien, con el día qué hacía pero cuando bebía del soft flash donde había puesto Vitaldrink + ND3  la sensación en boca y estómago eran un poco peores que con agua y las pastillas de sales habituales.

Respecto a las zapatillas decir que han ido muy bien. Noto el upper un poco duro y la suela es bastante rígida en comparación con las suelas amortiguadas con las que corro últimamente por el monte pero estoy muy contento con su rendimiento en general. Tengo que seguir haciendo pruebas con ellas. Con calor y con los calcetines que habitualmente corro las carreras de larga distancia, los pies han salido como nuevos.

Seguimos trabajando y seguimos aprendiendo.
Saludos
Aitor






No Comments

Post A Comment