Campeonato de España sub 16 – Gijón 2019
16070
post-template-default,single,single-post,postid-16070,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Campeonato de España sub 16 – Gijón 2019

Campeonato de España sub 16 – Gijón 2019

Gran fin de semana el que hemos podido vivir en la ciudad de Gijón durante la disputa de los Campeonato de España sub16. Durante la jornada del sábado y del domingo, se pudieron ver pruebas muy interesantes y disputadas. Destacar el gran nivel competitivo de todos los participantes que nos ha dejado nuevos récord personales, autonómicos y nacionales.
 
Estos campeonatos de verano han reforzado la opinión que pudimos obtener tras la conclusión del campeonato de pista cubierta de Sabadell: el buen trabajo que están realizando algunas comunidades autónomas con sus atletas, como es el caso de Andalucía, Cataluña o Madrid y el pésimo o nulo trabajo que se está realizando en la Comunidad Autónoma Vasca, donde solo gracias al trabajo que está realizando la Federación Guipuzcoana de Atletismo se consigue salvar la cara a la representación vasca en estos campeonatos.
 
Tradicionalmente ya ha sido así y lo digo desde el conocimiento de ser atleta desde 1983. Muy pocas cosas han cambiado: mismos entrenadores, mismos directivos, mismos jueces y mismas instalaciones. La renovación generacional ha sido mínima y la forma de hacer las cosas en el seno de las federaciones la misma o incluso con más desidia por la edad de los responsables o por su impotencia manifiesta para poderlo hacer mejor.
 
Hace falta medios materiales, económicos y apoyos institucionales de verdad que impulsen de verdad al atletismo.
Foto: Magnificas instalaciones para el atletismo en Gijón

Para empezar, en el resto de comunidades autónomas existe la categoría sub 14 que sirve de preparación para la categoría sub16. En nuestra comunidad autónoma las diputaciones de las tres provincias la han absorbido dentro del deporte escolar y han puesto una serie de normativas que en lugar de ayudar al desarrollo de los futuros atletas, provocan que aquellos atletas que quieren descubrir el atletismo lo acaben dejando. Primero por la poca formación de los supuestos responsables de atletismo en cada centro educativo y segundo porque el nivel de este supuesto deporte escolar no está acorde a la categoría sub14 que existe en el resto de Comunidades Autónomas, donde le han incluido el eslogan «divirtiéndose con el atletismo».

 
Cuando nuestros atletas dan el salto a sub16, la diferencia con otras Comunidades Autónomas es tan grande que muchos atletas dejan este deporte por sentirse impotentes de competir con el resto de atletas de otras comunidades que tienen su misma edad pero que gracias a las administraciones públicas que todos pagamos les han proporcionado medios para poder entrenar y para poder competir en igualdad de condiciones.
 
En Bizkaia no disponemos ni de un solo módulo cubierto, ya no digamos una pista cubierta, donde poder entrenar y competir en invierno en condiciones. Los entrenadores existentes tienen mucha carga de atletas y no disponen de medios para poder mejorar el rendimiento de muchos pupilos y lo que es más importante no tienen a su alcance recursos que les permitan reciclarse continuamente en beneficio de sus atletas.
 
En Araba el atletismo está en sus horas más bajas, lucha por levantar la cabeza pero cada año lo tienen más difícil. Al igual que en Bizkaia las administraciones solo piensan en construir instalaciones con dinero público para clubs privados de fútbol y de baloncesto. Además no ponen ninguna traba a la hora de demoler instalaciones deportivas existentes en beneficio de estos dos deportes. En Araba se está peleando porque antes de demoler su único módulo cubierto construyan otro pero hasta ahora solo hay promesas de políticos y estos se deben a los que apoyan sus campañas y solo usan a los ciudadanos como marionetas para conseguir su silla.
 
Guipuzkoa es una pequeña y tradicional excepción. Yo siempre lo he achacado a la cercanía con Francia y a la pasión con la que este país apoya el deporte en general más que por pertenecer a la Comunidad Autónoma Vasca. Tienen dos equipos punteros a nivel nacional: Real Sociedad y Atletico San Sebastián pero también tienen equipos en EIbar o Tolosa con un nivel competitivo muy alto y esto se ha podido ver de nuevo en Gijón. Han conseguido mantener la pista cubierta aunque han tenido que ceder ante el futbol y quedarse sin una de las mejores pistas de atletismo de todo el país. Los jugadores de la Real Sociedad de futbol necesitan a los espectadores cerca de ellos para que se motiven y jueguen bien a futbol y si hay que demoler la pista de atletismo se hace, total si no la usaba nadie. 
El atletismo es un deporte de equipo, entrenas y aprendes en grupo. Creces en grupo y te haces persona gracias a la aportación de todo el equipo que te rodea: corredores, entrenadores y técnicos. Sin el trabajo en equipo el atleta no progresa, siempre necesita mejorar y aprender gracias a los demás atletas del grupo de entrenamiento o con los que compite.
 
En la pista, es el atleta el que compite, el que pone en juego la estrategia diseñada, el que pelea, el que sufre y el que lucha por ganar. Aquí solo gana uno y ese es el primero los demás tendrán que esperar a la próxima competición. Cada carrera es única y solo vale lo que hagas en ella, lo que quede reflejada en una acta de unos jueces. Esa marca es lo que define e identifica año a año a cada atleta en una prueba. Puede que no sea justa y no refleje tu estado de forma pero es lo único que vale en este deporte a nivel de competición.
 
Pero el atletismo es compañerismo, es pasión, es ilusión, aprendizaje aunque no siempre se alcancen los objetivos y es aquí donde es fundamental la formación de entrenadores y personal que está cerca de los atletas especialmente en categorías sub14 y sub16 para que les ayuden a gestionar sus miedos, decepciones y sus logros.
 
En Gijón se vivió un auténtica fiesta del atletismo donde por encima de marcas y medallas se vio mucho compañerismo entre todos los atletas y donde tras Sabadell, recientemente Madrid, Gijón fue de nuevo un punto de encuentro para la nueva generación de atletas. Gran aprendizaje para los adultos que además de poner ver atletismo de muchos quilates, pudimos ver personas que tienen mucho que aportar a este deporte y a la sociedad.
 
El deportista vive en sociedad y contagia su forma de vida a su entorno. Poco a poco crearemos una sociedad más sana y sobre todo con metas, valores y objetivos. Solo de esta manera podremos mejorar. El deporte además de la condición física prepara a las personas para afrontar futuros retos que se va a encontrar a lo largo de su vida, tanto deportiva como profesional.
 
Apoyemos el atletismo.
Un abrazo
Aitor
 
No Comments

Post A Comment