Ronda dels Cims 2019 - (Capitulo 2 - El Reto) - ultrarunnerdreams
16068
post-template-default,single,single-post,postid-16068,single-format-standard,bridge-core-2.5.5,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

Ronda dels Cims 2019 – (Capitulo 2 – El Reto)

Ronda dels Cims 2019 – (Capitulo 2 – El Reto)

Hoy hace justo un mes que iniciaba mi participación en la Ronda dels Cims en Ordino (Andorra). Concretamente el 19 de julio de 2.019 a las 07:00 AM comenzó la que hasta a la fecha ha sido uno de los mayores retos deportivos y psicológicos a los que me enfrentado.
 
La Ronda dels Cims es una prueba de ultra distancia 100 millas (170 Km) que recorre de forma circular el país de Andorra con salida y llegada en Ordino. Para ello, los participantes deben superar 13.500 m+ / 13.500 m- antes de 62 horas, superando 16 picos o collados por encima de los 2.400 m.
 
Hasta hoy no me he sentido con ganas de escribir mi crónica sobre esta carrera. Quería dejar pasar el tiempo para poder escribir de forma más objetiva y sin tanta carga emocional como la que he tenido tras la participación en este reto.
 
No tengo muy claro si la palabra reto es un término positivo o negativo o simplemente una locura que un día nuestro cerebro diseña y que genera las endorfinas suficientes para convertir algo que inicialmente es una locura y una salvajada a nivel de esfuerzo físico en algo positivo y que a partir de este momento, lleva nuestro día a día hasta que lo abordamos. He tenido mucho cuidado en no decir «superarlo», generalmente este tipo de retos nunca se superaran, como mucho se completan. Son ellos los que te superan y te llevan por delante independientemente de que la cosa acabe bien o no también, siempre tienen un coste: emocional o físico.
 
En cualquier caso, yo necesito de objetivos en mi vida diaria y necesito que tengan un grado importante de aventura y de superación personal, es una forma de estar activo y motivado diariamente. Pero cuidado, no nos equivoquemos en el tamaño del reto o lo convertiremos en una pesadilla y en una losa diaria. Recordad, por favor, querer no es poder. No todo es posible para todo el mundo y eso es lo primero que tenemos que aprender a medir: que es posible y que no lo es para mí, independientemente de la dedicación, esfuerzo y corazón que le pongamos a conseguir el reto. Además tenemos que ser conscientes que este reto nos puede llevar por delante a nosotros y a los que forma parte de nuestra vida diaria.
 
En cualquier caso, una prueba de este tipo no se puede preparar en un año, llegaríamos reventados a la salida, debe ser la suma del trabajo realizado en años previos y que han servido para poder completar pruebas pruebas de dificultad técnica alta y donde el número de kilómetros en carrera se hayan aproximado a los que vas a tener que emplear en la Ronda dels Cims.
 
En mi caso, conocía la montaña de Andorra de visitas esporádicas y no fue hasta el año pasado cuando me terminó de cautivar, preparando la carrera Bocineros Deidar Xtrem 2.018 , una prueba de 200 Km y 11.000+/- que recorre los montes bocineros de Bizkaia con salida y llegada a Gernika. Estos días en familia recorriendo las montañas andorranas fueron maravillosos y quedamos enamorados de sus paisajes y de la dureza de sus ascensiones. Fueron unos días perfectos para acumular desnivel y disfrutar de la alta montaña en familia. En 2.018 acaba de correr la g2h en Beasain que tuvieron que suspender a causa de las tormentas y me quedé un poco decepcionado de no completar una prueba que había preparado muy bien. Ya tenía pensado no volver el año que viene y había que buscar alguna prueba para julio.
 
Fue en Andorra, comprando la chaqueta RaidLight Hyperlight MP+ 20/25k donde empecé a oír hablar sobre esta prueba. Precisamente la persona que me estaba explicando el producto había corrido este año con esta chaqueta. Aquí fue donde por primera vez, me saltó la chispa.
 
En septiembre tuve la gran fortuna de completar los 200 Km y 11.000m+/- de la carrera Bocineros Deidar Xtrem 2.018 en 44 horas. Una vez completado el reto de los 200 Km que parecía imposible y después de haberlo hecho de una forma muy solvente vinieron rápidamente nuevos retos a mi mente.
 
Tocaba decidir el calendario de carreras para 2.019 y tenía ganas de hacer una de 100 millas. Ehunmilak me llamaba mucho la atención y está cerca de casa pero había decidido no ir en 2.019 a Beasain así que la opción de ir a Andorra cobró mucha fuerza y fue como una idea se convirtió en reto.
 
Leí mucho y vi mucho videos antes de tomar la decisión. Consulté mapas, analicé con herramientas cartográficas el track pero a pesar de conocer las montañas y sus desniveles, nunca que habría imaginado la magnitud del reto al que me enfrentaba. Sin lugar a ninguna duda, me ha pasado por encima y me ha dejado una huella que ya siempre formará parte de mí.
 
A mí favor tenía, mi experiencia y mi pasión por la montaña. En alta montaña siempre he estado muy a gusto tanto en verano como en invierno, tanto en la roca como en el hielo. La montaña ha sido desde niño mi pasión y donde he pasado la mayor parte de mi tiempo libre de ocio. En contra tenía, el no haber estado en carrera tantas horas como las que me iba a exigir la Ronda dels Cims y no sabía cómo se iba a adaptar mi cuerpo y mi cabeza a tanto esfuerzo prolongado. 
 
Seguramente si cuando me inscribí hubiera sabido a lo que me iba a tener que enfrentar a lo largo de la prueba quizás no me habría apuntado o quizás sí. Quién lo sabe. Siempre he creído que cuando se toma una decisión, está tomada y hay que tirar hacia adelante, no tiene sentido pensar en qué habría ocurrido si hubiese tomado otra. No debemos ir hacia atrás, ni para coger carrerilla. Siempre hacia adelante y así he hecho siempre a pesar de los miedos y dificultades.
 
Saludos
Aitor
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No Comments

Post A Comment