de paseo por la sierra - ultrarunnerdreams
17628
post-template-default,single,single-post,postid-17628,single-format-standard,bridge-core-2.5.5,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

de paseo por la sierra

de paseo por la sierra

Las mañanas están siendo muy frías en el Valle de Losa. Podemos encontramos tres posibles amaneceres.

  • Temperatura bajo cero y el cielo despejado.
  • Temperatura bajo cero, niebla densa y según avanza el día despeja.
  • Temperatura bajo cero, niebla densa y no despeja en todo el día.

Después de haber experimentado día atrás la tercera opción, el domingo amanecimos con la primera de las opciones. Hacía un frío tremendo y a pesar que todavía el sol se estaba elevando, el cielo estaba despejado, lo que hacía imaginar que a lo largo de la mañana la temperatura se templaría.

Al salir de casa el coche tenía una capa de escarcha que haría requerido de un rato de rasqueta .tal y cómo tocó el sábado. Pero hoy el coche se quedaba parado y éramos nosotros los que nos íbamos a mover. Eso s podíamos porque a la sombra es frío era muy intenso. Había que tener cuidado ya que se había formado placas de hielo. Con una de ellas, yo ya probé el suelo. Parece mentira, pero siempre aunque sea una sola vez, me tengo que ir al suelo, ya tiene tela lo mío.

Por delante nos esperaba una preciosa mañana por la sierra. Estas mañanas tan fría la luz del sol parece que va encendiendo todo. El barro y los charcos nos los encontramos helados. Normal, en las zonas que todavía no pegaba el sol, el frío se notaba de los lindo.

Con esta temperatura, no te queda otra que salir de casa bien abrigado y comer la mochila de 30 litros ya que según avance la jornada, la mayoría de la ropa acabará en la mochila. Menuda diferencia de llegar la mochila de carrera a llevar la mochila de alpinismo, parezco un robot. Algo que antes era habitual en cada salida a la montaña, ahora se hace raro.

El tema de la mochila es lo mismo que el de las botas de montaña.

«Hace cuanto que no me he vuelto a poner botas de montaña, ahora voy siempre en zapatillas más o menos específicas para el terreno por el que voy a progresar pero zapatillas. Antes a nada que las botas mojasen poníamos el grito en el cielo ahora todo el día con los pies mojados y con la boca cerrada«

#ultrarunnerdreams

La subida hasta Txarlazo se hace cómoda, las vistas son preciosas y la temperatura está muy agradable. Hoy no hemos tenido la compañía de los mastines y tampoco hemos coincidido con ninguna cacería. Realmente no hemos coincidido con nadie, hasta que hemos comenzado a subir la rampa que nos lleva a la virgen del Txarlazo, donde hemos coincidido con la gente que subía de Orduña.

Animación en la Sierra.

Tras el beso y el abrazo habitual al monumento que representa la virgen de la antigua, aprovechamos para comer y beber un poco. La verdad, menuda familia, me llevan con el gancho. Cuando voy solo, como y bebo el doble. Con ellos, eso de comer o beber algo por el camino, nada de nada. Con menudo equipo me he juntado, me sacan los ojos.

Qué bien se estaba al sol sentado. Hacía un poco de frío pero se estaba muy bien.

«Estas vistas te dan la vida y ver que los padres llevan a los hijos para que conozcan y disfruten de la montaña, mucha esperanza. La educación y el respeto por la naturaleza se deben aprender en casa»

#ultrarunnerdreams

Poco a poco ha llegado la hora de seguir. Lo bueno de haber subido, es que ahora toca bajar aunque no siempre es más relajado a cansa menos. En este caso, se confirma. mejor subir que bajar.

Majestuoso Pico del Fraile

Pasamos frente al Pico del Fraile y atravesamos recto el paramo dirección el Valle de Losa. Hoy no hay perdida, el día está espléndido. En esta zona, se suele concentrar mucho la niebla y si no conoces bien la sierra, mejor que no dejes la pista. Aún conociéndola muy bien siempre te desvías un poco del camino habitual. La única diferencia, es que has hecho tantas veces el recorrido, que simplemente por el tipo de terreno que pisas ya sabes por donde andas. Aunque andes perdido. Aquí se pierde todo el mundo, lo importante es saber encontrarte.

Tras una larga bajada, estamos de nuevo en el valle, en las zonas sombrías, todavía permanecen los charcos helados. Seguro que hace menos temperatura que la que parece pero es que el sol, te dan la vida. Su luz y sobre todo su calor nos activa. No puedo ni imaginar lo que tiene que ser más de 6 meses sin sol. menuda tortura.

Aprovechad el sol y de la familia.

No Comments

Post A Comment