Hoy el gemelo derecho
17474
post-template-default,single,single-post,postid-17474,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Hoy el gemelo derecho

Hoy el gemelo derecho

  • Fecha: 12/12/2019
  • Lugar: Bilbao
  • Duración: 1 hora 35 minutos.
  • Meteorología: Frío y lluvia
  • Hora inicio: 06:30 AM
  • Estado de ánimo: Animado

Simplemente por la imagen que ilustra este post y por supuesto por el título, os podéis imaginar cómo acaba esta historia. Aunque vaya a reventar el final, el entreno de hoy ha acabado mal, aunque podía haber sido peor. Pero vamos al inicio y no nos adelantemos.

Hoy la previsión era de frío y de lluvia. Al final la lluvia a primera hora se ha contenido y a lo largo de todo el día ha aumentado. El viento si que era frío, cuando soplaba de frente.

A priori, hoy iba a ser un entrenamiento bastante tranquilo. Por eso y para no pasar frío, hoy me he puesto la malla larga de Under Armour© que tiene bastante comprensión. Es una prenda con la que no me siento nada cómodo corriendo parece que no puedo mover las piernas. Hoy el ritmo iba a ser cómodo así que me ha parecido una buena opción.

Los calcetines que hoy he empleado son unos Castelli© de Primaloft© que son muy calientes pero que igual para correr presionan demasiado en el tobillo.

El inicio ha ido muy tranquilo y cómodo. Un poco fastidiado por la rigidez de las mallas pero en ritmo y sin problemas. La primera hora ha discurrido como siempre a estas horas. He coincidido un par de veces con el grupo de entrenamiento de https://www.imanoloizaga.com/ como es ya habitual. Nos saludamos y cada uno a lo suyo, que a estas horas apetece acabar para seguir con el día.

El gemelo izquierdo iba perfecto y de repente han empezado las molestias en el derecho hasta que me ha pegado un latigazo curioso. Al final para no forzar el derecho, he forzado el izquierdo y el resultado es que por poco no llego a casa. Me ha dado de tal forma que no podía moverme. Al final, soportando un dolor intenso he llegado a casa sin perder demasiado tiempo.

No sé cuál ha sido la causa, si las mallas, los calcetines, las zapatillas o una combinación de todas ellas. Estoy asimilando bien la carga de entrenamiento y no me esperaba esta sorpresa. Así que lo primero al llegar a casa a la tarde «gel de frío». A la mañana no hay tiempo para cremas, ando con el tiempo muy justo. Ahora después de cenar tocará 30 minutos de recuperación con el Compex © y a descansar. Mañana será otro día.

Saludos

No Comments

Post A Comment