Cronica_#YoCorroEnCasa - ultrarunnerdreams
18310
post-template-default,single,single-post,postid-18310,single-format-standard,bridge-core-2.5.5,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

Cronica_#YoCorroEnCasa

Cronica_#YoCorroEnCasa

Esta iniciativa ha sido organizada por varios corredores de montaña de larga distancia (Pau Capell, Tòfol Castanyer y Kilian Jornet) y el periodista (Albert Jorquera) que han pensado que sería una buena idea juntarnos y correr una ‘carrera virtual’ a la vez dentro de casa. Los corredores de ultratrails amamos pasarnos largas horas corriendo en la montaña, pero con esta iniciativa se quiere poner de relieve que durante esta cuarentena lo más importante quedarse en casa y ayudar a frenar el Coronavirus. De esta forma, los cuatro corredores de montaña junto a Jordi Saragossa y Maria Fainé han creado la iniciativa  #YoCorroEnCasa Challenge. Para participar ‘oficialmente’ en esta ‘carrera virtual’ se ha decidido realizar un donativo #YoMeCorono, el equipo de médicos e investigadores que ha empezado un ensayo clínico pionero, para definir qué fármacos servirán para tratar de manera inmediata a los infectados, prevenir el contagio en sus contactos y buscar una vacuna contra el virus. 

Este es el resumen en datos de esta gran iniciativa.

Los datos hablan por sí solos, una iniciativa que se empezó a fraguar el 24 de Marzo de 2.020, cuatro días después, el sábado 28 de Marzo a las 21:00 horas había conseguido congregar a 6.550 dorsales en la línea de salida. Cada uno de los que hemos participado hemos realizado una pequeña donación y nos hemos comprometidos con un número de kilómetros a realizar de 09:00 AM hasta 21:00 PM del sábado 28, siempre dentro de casa: en cinta de correr, pasillo, terraza, salón etc. Cada cual ha podido elegir la distancia y la manera de cumplir con su reto personal. Desde el primer momento que vi la iniciativa de Albert Jorquera en redes sociales, se desató el duende que llevo dentro. Ni me lo pensé, desde el principio tenía clara cuál era de la distancia de mi reto personal: 42 Km por el pasillo de casa. El recorrido de la carrera era muy sencillo: salida desde el hall, pasillo, habitación y vuelta hasta el hall para completar la vuelta completa. La medición oficial del recorrido indicó 20 metros ida y lo mismo de vuelta, en total 40 metros por vuelta con desnivel positivo de cero metros y un desnivel negativo de 0 metros. Un reto que debido al gran número de vueltas que hay que realizar en un espacio tan pequeño, donde predominan los giros tan cortos y bruscos, implica un esfuerzo muy importante de nuestra musculatura.

Esta era una de las dificultades de nuestro itinerario

Este tipo de retos no se pueden plantear a la ligera y es necesario tener una buena condición física y sobre todo una musculatura entrenada para poder soportar la brusquedad de los giros que hay que realizar a lo largo de los 42 Km. En la imagen anterior podemos observar el radio de giro disponible en los ángulos rectos del circuito. Con todos estos ingredientes el sábado 28 de marzo de 2.020, a las 09:00 comencé puntualmente mi reto. Junto conmigo empezó Alain su reto de 10 Km, una liebre de auténtico lujo que me llevó a un ritmo increible para estar corriendo en un pasillo. Imaginaros 2 personas corriendo a la vez por un pasillo, durante 10 Km. Llega un momento que el riesgo de colisión es real, aunque lo resolvimos dando prioridad a Alain que iba mucho más rápido que yo. Tanto que cuando el terminó su reto, yo todavía estaba en el kilómetro 9 de mi reto.

Los primeros kilómetros he podido hacerlos a buen ritmo

Poco a poco los metros van sumando y el número de vueltas van creciendo. En este reto tenía la suerte de correr en casa, conocía el itinerario y eso me daba mucha confianza. A pesar que el paisaje era bastante similar, cada vuelta parecía diferente y eso a nivel mental relaja mucho. En un sábado normal habría tocado una tirada larga de montaña de aproximadamente 42 Km, con más desnivel pero sin tanta presión mental. Habitualmente el primer avituallamiento de los sábados lo suelo realizar a las 2 horas 10 minutos de carrera, así que había planificado para este reto seguir con la misma estrategia de alimentación e hidratación.

Avituallamiento de carrera

En el primer avituallamiento he optado por pastilla de sales de 226 con agua y una barrita energética de ©Infisport. Además a partir del Km 25 el premio de las gominolas de ©Isostar. Siempre productos de suplementación o nutrición que empleo en los entrenamientos y luego en las carreras. Puede parecer una bobada el tema de planificar un avituallamiento pero es que el reto no es menor, 42 kilómetros es una distancia muy seria y para afrontarla con garantía debemos reponer mediante hidratación y alimentación la hidratación perdida.

El reto, desde el primer momento me lo planteado como una carrera más. Mismo material que emplearía para una maratón de 42 kilómetros de montaña, misma alimentación e hidratación. No hay que descuidar ni un detalle si queremos completar con éxito el reto que nos hemos marcado. El único material diferente son las zapatillas, en esta ocasión he empleado unas ©New Balance modelo 1500 que se han comportado de forma excepcional a lo largo de todo el reto. A pesar de todo, ha sido necesario quitar un par de alfombras para evitar cualquier resbalón innecesario. La idea es #YoCorroEnCasa pero sin volvernos locos y con total seguridad para evitar tener que implicar a recursos sanitarios externos que en estos momentos tienen que estar dedicados a cosas más importantes.

Hidratos de Carbono solubles para el Km 30

El kilómetro 30 de un maratón es siempre un hito para cualquier corredor. Es muy psicológico pero también un punto donde el cansancio se empieza a notar ya, sobre todo a nivel muscular. Por ello es muy importante recuperar la energía y no apurar. No cabe duda, que puedes pasar el kilómetro 30 sin avituallamiento pero te estas buscando una posible lesión que no tiene ningún sentido. Bastante apuramos en carreras por razones externas a nuestra planificación como para arriesgar voluntariamente estando en casa. A partir del 30 parece que los kilómetros pasan más despacio y aunque el ritmo medio se mantiene si que es cierto que vamos más lentos que en los primeros 10, Alcanzamos el kilómetro 40 muy enteros de piernas y de cabeza. Ya solo quedan dos kms para terminar el reto. En un maratón de montaña y más en uno de asfalto, los últimos dos kilómetros pasan muy rápido, en este reto no. Se hacen muy largos y las vueltas tardan en completarse. Sin embargo, analizando los ritmos es más un problema de cabeza y sensaciones que realmente de ritmo. Sigo dentro de los intervalos marcados, está todo en mi cabeza.

42 Km 225 metros

Por fin, alcanzo el kilómetro 42 y alargo un poco el reto hasta los 225 metros para darlo por concluido 4 horas 47 minutos corriendo por un pasillo de 20 metros. Realmente ha sido una forma diferente de completar los 42 Km. A nivel físico ha sido muy exigente pero sobre todo ha sido un gran entrenamiento para la mente.

«El reto era complejo pero metro a metro, vuelta a vuelta se ha completado y ha concluido. Todo empieza y todo acaba. Vivimos momentos complejos que exigen de cada uno de nosotros lo mejor de nuestro talento. Todos sumamos en esta batalla contra la pandemia. Solo si permanecemos juntos lo conseguiremos. No es momento de preguntarse el por qué. Es el momento de actuar. Es el momento del «Qué», ¿Qué puedo hacer? Y hacerlo.» #YoMeQuedoEnCasa

#ultrarunnerdreams

Saludos, Aitor

No Comments

Post A Comment