Sueños de un corredor
18284
post-template-default,single,single-post,postid-18284,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Sueños de un corredor

Sueños de un corredor

¿Cuales son los sueños de un corredor cuando no puede correr y que no sabe cuándo va a poder hacerlo de nuevo? Los deportistas de forma generalizado somos bastante cuadriculados y si además profesionalmente te dedicas a la ingeniería dejas de ser cuadriculado y pasas a ser milimetrado. Todo tiene que encajar perfectamente en tu inmensa hoja de cálculo y tu rendimiento es el resultado de descargar los datos del Training Peaks, formatear los datos en Matlab y generar gráficas que representen con detalle como estás ahora y como vas a estar a lo largo de los objetivos que te has marcado a lo largo del año.

Me gustan los datos, me gusta procesarlos, me gusta ordenarlos porque me dan una representación objetiva de como estoy y de cómo voy a estar. Me gusta tenerlo todo controlado y todo planificado. Me tranquiliza y me da seguridad. Trabajo diariamente en un laboratorio de investigación, lo mío son las certezas, la experimentación y la ciencia. Estoy acostumbrado a no obtener los resultados deseados y a trabajar muy duro hasta conseguir alcanzar encontrar un método científico, una metodología, una tecnología o una teoría que desde la ciencia me lleve a obtener unos resultados deseados.

Cuando uno se dedica a mí trabajo, uno se acostumbra a no negar la realidad o los datos aunque no te gusten. Estoy muy acostumbrado a fracasar y sin embargo a aprender de los fallos para seguir avanzando aunque lo tenga que hacer en la dirección opuesta. Por naturaleza soy optimista, objetivo y a aprendo de mis errores como único método para avanzar. Siempre tengo marcado un objetivo hacia el que voy, que tiene su fecha y unos requerimientos que cumplir.

Esta forma de trabajar profesionalmente complementa mi actividad deportiva y me es muy útil para preparar las carreras de larga distancia. Incluso en este tipo de pruebas siempre tienes un tiempo límite para completarla. En la última carrera tenía 62 horas para completar 170 Km de 13.000 m+ y 13.300 m-. El esfuerzo está acotado, lo único que varia respecto a otras pruebas es la duración, las horas se convierten en días. Es un simple un cambio de unidad de medida, pasar de los segundos cuando corría 200 metros en pista a los días cuando participas en pruebas de 100 millas en alta montaña donde los ritmos son bajos debido a los grandes desniveles y a la complejidad del terreno que debes recorrer a lo largo de esas 100 millas. Todo se vuelve relativo y con el entrenamiento, la experiencia y gracias a que haces los que te apasiona eres capaz de cambiar las escalas de medida y cuantificar estas pruebas de forma diferente. Cada vez que iniciamos una carrera nos subimos a una montaña rusa diferente, no sabremos en qué momento estaremos arriba, ni en que momento estaremos abajo y mucho menos cuánto tiempo estaremos. Las caídas nos sorprenden y cada vez que subimos no sabemos el momento en qué nos vamos a cambiar. Lo único que podemos hacer es seguir recorriendo nuestro camino y acostumbrarnos a estas situaciones que están fuera de nuestro alcance y eso es lo que no da miedo. El no poderlo controlarlo todo es algo que nos asusta, no naturaleza tenemos que tenerlo todo controlado.

Desde el domingo pasado estoy confinado en casa y no sé por cuanto tiempo. Primero dijeron 15 días hoy de nuevo han ampliado el plazo de confinamiento hasta el 13 de Abril. A los seres humanos nos tienen que marcar fechas porque eso no permiten relativizar el futuro y tener una sensación de seguridad. El fin de semana es muy complicado estar en casa y no poder salir a la montaña en familia o a hacer las tiradas largas aunque en mi caso tengo la fortuna de poderlas sustituir por tiradas largas en bici. Durante los entrenamientos no dejo de ver videos de carreras en las que he participado en las que había planificado participar. Me apasiona ver las montañas, me apasionan ver a compañeros peleando por sus sueños, me apasiona soñar.

El objetivo de esta página web es compartir mis sueños y qué mejor momento que ahora después de haber cumplido una semana de confinamiento. Sueño con vencer el virus y con restablecer la normalidad, el día a día. Soy consciente que una vez que se supere el virus Eda volverá a ser igual, ninguno de nosotros volveremos a ser iguales. Esta situación nos está cambiando y nos va a cambiar aún mucho más. Las situaciones límites saca lo mejor pero también lo peor de nosotros y a veces poder vez acciones en las redes sociales o en los medios de información que pueden desviar nuestra atención de la cantidad de gentes que diariamente trabaja por los demás.

Día tras día se cancelan carreras, hoy mismo han anunciado que se estudiando por el COI aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio 2.02, el objetivo por el que un atleta pelea durante toda su vida. Quién soy yo para quejarme porque se cancele una carrera de montaña. Lo importante son las personas y evitando la propagación del virus evitamos más contagios y nuestros investigadores ganan tiempo para lograr herramientas para parar neutralizar el virus.

Sueño con carreras, sueño con retos, sueño con despliegues de comunicaciones de emergencia sobre redes de banda ancha, sueño con que todos los recursos de emergencia puedan comunicarse entre ellos con independencia de la organización de seguridad, defensa, emergencia a la que pertenezcan. En mis sueños e mezcla ideas relacionadas con mi trabajo de investigador en la Universidad de Pais Vasco UPV/EHU, con mis sueños como deportista y la suma de ambos me permiten cada vez ser mejor como investigador y como deportista.

En las carreras de ultra larga distancia, se producen siempre dos situaciones contradictorias pero que siempre se dan y su gestión puede ser una de las claves para terminar o no una de estas pruebas. Toda carrera de estas características requiere de una planificación muy detallada de ritmos, alimentación, hidratación, tiempo de descanso por base de vida, horas de sueño a lo largo de la carrera, tiempos de paso, zapatillas y ropa por cada uno de los sectores, es decir, lo intentamos controlar todo. Sin embargo, esta planificación se ve afectada por factores externos que obligan a tener que ir resolviendo incidentes de carrera que nos sacan de la planificación y que nos obligan a replanificar en carrera. Es fundamental aprender a adaptarse a las situaciones de carrera y en función de ellas definir una planificación que de nuevo nos lleve a cumplir nuestro objetivo y acabar la prueba. Si no adaptamos la planificación, estaremos intentando lograr unos objetivos que ya no son posible y que la experiencia nos dice que no vamos ser capaces de lograr. Esta situación nos lleva a una sensación errónea de fracaso que sin duda no llevará a abandonar la prueba.

Saludos. Aitor

No Comments

Post A Comment