#YOCorroEnCasa
18291
post-template-default,single,single-post,postid-18291,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

#YOCorroEnCasa

#YOCorroEnCasa

Estamos viviendo una situación muy complicada para todos los habitantes del planeta Tierra. Una pandemia mundial está haciendo tambalear nuestra sociedad. Los seres humanos que siempre nos hemos creído por encima de todo ser vivo, en este momento nos hemos vuelto a la última posición evolutiva. Mientras que el resto de seres vivos siguen con su día a día, la especie humana tiene que confinarse en su casa para evitar que un microorganismo, solo visible a los ojos de un microscopio acabe con nosotros.

No me cabe ninguna duda que ninguno de nosotros saldremos de esta situación igual que hemos entrenado el sábado 14 de Marzo de 2.020 cuando el gobierno estableció el estado de alarma que obliga a quedarnos cada cual en su casa por el bien común. Un confinamiento que por cuestiones psicológicas tenía una fecha de finalización pero cómo era de esperar ya se ampliado y con toda seguridad volverá a ampliarse. Una pandemia que deja cada día nuevos fallecidos, nuevos contagiados y nuevas empresas que declaran un ERTE. El impacto es global y ante el cual ningún pais está preparado ni a nivel político, económico, tecnológico ni social. No sé si era previsible o no, lo que está claro que no ha existido un plan global de contención de la pandemia cuando ya lo era China. Hubiera sido muy sencillo a nivel mundial haber marcado y aislado los posibles movimientos transfronterizos. De nuevo los intereses económicos se ha priorizado por encima de la salud de los ciudadanos y ahora cómo era previsible si no cuidas al consumidor este baja y las empresas no pueden vender.

Tenemos que encontrar nuestro propio camino

En aquellos sectores menos afectados por la pandemia y con altas cargas de trabajo tienen a sus trabajadores afectados por el coronavirus y las empresas tienen que parar. Produciendo un efecto en cascada y terminando por parar la economía mundial. Las grandes mentes pensantes mundiales no se dan cuenta que sin nadie que trabaje y sin consumo no existe economía. Por eso un sistema sanitario público debería ser la prioridad mundial aunque sea por simple egoísmo político y económico. Las personas somos la base de la economía mundial, sin nosotros no existe la economía.

El sol sale todos los días y lo hace para todos los seres humanos

Esta situación ha sacado a la luz las grandes deficiencias de nuestro sistema sanitario público donde los profesionales sanitarios no cuentan con el material básico para hacer su trabajo y acaban contagiados o incluso en algunos casos, falleciendo. Aunque en los peores momentos, sale lo peor de nosotros y lo vemos constantemente en las personas que se saltan el confinamiento con cualquier excusa, mientras que exigen que se cumpla sus derechos, cuando son incapaces de cumplir con el deber básico de ciudadano «el civismo». También sale lo mejor del ser humano: la solidaridad, la imaginación, la inteligencia y el trabajo en equipo.

#YoMeQuedoEnCasa porque es mi forma de ayudar a que no no se extienda la pandemia. Cada uno en casa en solitario, con la familia, con los hijos estamos luchando también como la pandemia. #QuedateEnCasa

#ultrarunnerdreams

R ecientemente hemos visto el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2.020. Todo un sueño para un deportista y a lo más que puede aspirar un atleta con independencia de los resultados. Son muchos años de trabajo para conseguir conseguir la clasificación para unos Juegos Olimpicos y cuando por fin los consigues, una pandemia mundial acaba de golpe con tus sueños. Quien te puede garantizar que lo que has podido lograr para 2020, lo puedas repetir y puedas estar presente en Tokio 2021. Lo que realmente estaba claro es que en las circunstancias de confinamiento actual los deportistas no podemos seguir nuestro plan de trabajo marcado para esta temporada y mucho menos los atletas olímpicos.

Verdes y Azules colores que nos gusta enfatizar. Su luz nos llena y nos recarga

Esta pandemia afecta a todo el deporte a nivel global pero en mi caso estoy especialmente sensible con el atletismo y con el ciclismo que son deportes que han marcado y lo siguen haciendo mi día a día. A pesar de mi pasión por el atletismo, siempre ha sido un medio más que un fin. Desde muy joven comencé a correr en pista y a entrenar pensando en las competiciones de pista cubierta y al aire libre. Sin embargo, lo que más me llenaba era las dos semanas que me pasaba de campamento en verano con el club de montaña del colegio. Además me daba cuenta que si durante la temporada había podido entrenar a buen nivel en verano volaba en el monte y eso me alucinaba. Era capaz de recorrer más montañas maravillosas en menor tiempo. Tenía ansias de conocer, de ver, de tocar, de oler y poder desplazarme rápido me daba la oportunidad. Esos años aprendí que para ver paisajes maravillosos había que levantarse muy pronto incluso andar cuando no había amanecido para poder descubrir una nueva montaña.

«Nunca me han importado las cimas, siempre han sido una excusa para el viaje«

#ultrarunnerdreams

L a cima es el punto donde mejores vistas tienes del paisaje y eso es lo más maravilloso de llegar tan alto. Pero siempre hay una montaña mayor, no solo en altura, sino en dificultad y en belleza que nos espera o que está por descubir. Pero lo más importante es el viaje que nos lleva a la montaña: el paisaje pero sobre todo los amigos con los que hacemos el viaje. Es lo que más me ha enriquecido siempre, la gente con la que he tenido la oportunidad de hacer el viaje. Para un amante de la montaña, de los espacios grandes, de los valles profundos, de las aristas afinadas, es difícil estar en casa. El sol es mi fuerza vital, es la que me alegra y me pone las pilas. Ahora puedo verlo a través de la ventana, pero no puedo sentir su calor. En montaña cuando sietes los primeros rayos de sol al amanecer es algo espectacular y ahora lo tengo que vivir desde la ventana. Sin embargo, soy una persona positiva por defecto, siempre veo la botella medio llena. Estoy my acostumbrado a marcar retos distantes en el tiempo y a gestionar el día día hasta llegar al objetivo. Ahora mismo no sé cuando podremos salir de casa pero si que sé que este sábado a las 09:00 tengo un nuevo reto y esta vez por una causa solidaria #Yomecorono.

Imagen oficial #YoCorroEnCasa Challenge

E sta iniciativa ha sido organizada por varios corredores de montaña de larga distancia (Pau Capell, Tòfol Castanyer y Kilian Jornet) y el periodista (Albert Jorquera) que han pensado que sería una buena idea juntarnos y correr una ‘carrera virtual’ a la vez dentro de casa. Los corredores de ultratrails amamos pasarnos largas horas corriendo en la montaña, pero con esta iniciativa se quiere poner de relieve que durante esta cuarentena lo más importante quedarse en casa y ayudar a frenar el Coronavirus. De esta forma, los cuatro corredores de montaña junto a Jordi Saragossa y Maria Fainé han creado la iniciativa  #YoCorroEnCasa Challenge. Apúntate en este enlace http://albertjorquera.com/yocorroencasa-challenge/

P ara participar ‘oficialmente’ en esta ‘carrera virtual’ se ha decidido tener que hacer un donativo #YoMeCorono, el equipo de médicos e investigadores que ha empezado un ensayo clínico pionero, para definir qué fármacos servirán para tratar de manera inmediata a los infectados, prevenir el contagio en sus contactos y buscar una vacuna contra el virus. 

«Esta pandemia nos ha arrebatado el privilegio de juntarnos para correr en las montañas y se está llevando a muchas personas, pero no estamos dispuestos a rendirnos, vamos a luchar todos juntos para frenarla y a pelear para seguir haciendo lo que nos apasiona«

Jordi Saragossa

A ante una propuesta como esta, como decir que no, En mi caso, voy a aprovechar el reto para entrenar la cabeza, que es el músculo que más empleo en las carreras de larga distancia. Yo me he comprometido a hacer 42 Kilómetros Indoor en el pasillo de casa de 20 metros (incluida habitación y hall de entrada). Cada vuelta completa será de 40 metros y tendré por tanto que realizar 1.125 vueltas.

P uede parecer algo sin sentido pero así retos con este son los que me dan la vida. es mi forma de dar las gracias por ser un ser afortunado y poder correr. Quiero celebrar mi confinamiento con esta fiesta que vamos a celebrar el sábado en muchas casas a partir de las 09:00. Quizás no vayamos a cambiar el mundo pero seguro que conseguimos cambiar la rutina diaria con un acontecimiento especial. Debemos empezar por conseguir retos pequeños antes de intentar retos mayores.

Saludos, Aitor

No Comments

Post A Comment