Claves para disfrutar de una sesión de cuestas
18685
post-template-default,single,single-post,postid-18685,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Claves para disfrutar de una sesión de cuestas

Claves para disfrutar de una sesión de cuestas

Ayer a la tarde cuando consulté en TrainingPeaks el entrenamiento que Carlos me había planificado, me comenzaron a templar las piernas: Series en ZigZag. Seguramente, sea mera casualidad pero ayer mismo Carlos Gardón mi entrenador de Tecnirunner subía una publicación en su Facebook donde se podía ver al fondo el Estay de Mascarilla y se podía apreciar un desnivel de los que te deja las piernas calientes. Casualidad, complicidad, sincronización o puñetera coincidencia, el caso es que hoy me tocaba a mí calentar las piernas.

En el momento, que ves el entrenamiento planificado, ya te empiezan a doler las piernas y a entrar sudores fríos por todo el cuerpo. Este entrenamiento ya se está convirtiendo en un clásico y indica que dentro de pronto tenemos un reto por delante que implica un gran desnivel. Consta básicamente de tres partes:

  • Calentamiento: Carrera continua a ritmos medios para ir poco a poco cogiendo pulsaciones. Es el periodo empleado para desplazarme desde casa hasta el lugar donde voy a realizar el entrenamiento. Siempre busco ubicaciones a las que pueda llegar corriendo dentro del intervalo de tiempo destinado al calentamiento. Hoy por ejemplo tenía planificado 15 minutos y lo he ampliado a 30 minutos. De esta forma, puedo llegar a la zona donde voy a realizar las series de cuestas al ritmo planificado.
  • Bloque de Series: Hoy tenía planificado 4 repeticiones. Cada serie supone subir durante 15 minutos por una pendiente que en algunos casos supera el 15% a todo lo que se pueda pero describiendo Zig-Zags acumulando el mayor número de metros en cada subida como sea posible. Una vez, acabado los 15 minutos, toca bajar durante 10 minutos pero al igual que antes, describiendo Zig-Zags que te permitan acumular el mayor número de metros en el descenso. En resumen, a fuego hacia arriba y a lo que den las piernas bajando. No hay recuperación entre repeticiones así que llegas al inicio de las cuestas con las piernas fundidas y de nuevo tienes que comenzar a subir.
  • Enfriamiento: En mi caso, supone volver a casa intentando mantener durante la carrera continua un ritmo constante. Por supuesto, mantener la dignidad corriendo después de haberlo dado todo en las cuestas, no es tarea sencilla y seguro que en cierto momentos voy más arrastrándome que corriendo

Este es un entrenamiento realmente muy duro e intenso que te pone las piernas a prueba y si bien es cierto que para eso debe de servir un entrenamiento de alta intensidad, lo que también es cierto que voy a sufrir mucho y esa es la parte menos amable del entrenamiento. Por ello, hay que intentar compensarlo darle la vuelta y convertirlo en algo divertido y donde se consigue disfrutar mucho a pesar del esfuerzo. A continuación os voy a contar cuales son las claves para conseguir que la jornada de entrenamiento se convierta en algo realmente divertido:

Elegir con cuidado el lugar donde vamos a realizar las series

Debe tener el desnivel que requiere el entrenamiento, la distancia apropiada para que cada serie termine coincidiendo con el punto más alto del lugar elegido y que sea un lugar que te evoque recuerdos positivos a los que recurrir cuando subas muerto, que seguro que se da el caso. Podéis ver en detalle la zona en el siguiente video de nuestro canal de YouTube DateYourDreams

Aprovechad ya que nos visitáis para subscribiros al canal. Estamos preparando unos videos muy interesante por el Pirineo Aragones que no os los podéis perder.

Foto: Primeros metros en dirección al árbol que se encuentra más a la derecha
Foto: Aquí termina la montaña

Llegar motivado al inicio de las series

Para ello es muy importante cuidar la fase de calentamiento, tanto el itinerario que vamos a realizar, lo que vas a ver a lo largo de este tiempo y la música que vas a emplear para llegar plenamente motivado al inicio de las series.

Foto: Sol y Titanio

Buenas vistas cuando llegas a la cima

En nuestro caso, las vistas son inmejorables. Tenemos Bilbao bajo nuestros pies, con el estadio de San Mames en primer termino y de frente un compañero de juegos en muchos de mis entrenamientos: monte Pagasarri (671 m) y Monte Ganakogorta (999 m).

Foto: La catedral (Estadio de San Mames)
Foto: monte Pagasarri (671 m) y Monte Ganakogorta (999 m).

Aprovechar el final de una serie para hablar con quien encuentres

Amí me relaja mucho y me quita mucha tensión poder hablar unos segundos con otros corredores, ciclistas o paseantes. Y con estas maravillosas vistas seguro que surge un tema de conversación. Por muy cansado que esté, siempre tengo ganar de charlar con quien sea. Me encanta aprender de todo el mundo que me voy encontrando por la montaña.

Foto: ¿Te habías dado cuenta que desde aquí se ve el mar?

Hoy precisamente he estado hablando de lo bien que se veía hoy el mar y de lo despejado estaba por la cuesta. A la derecha en primer término podéis ver un antiguo molino, muy similar al Molino de Aixerrota. Aunque ahora ya no conserva las palas que yo sí he conocido de niño. Encima suyo se encuentra el monte Serantes (451 m) Cuyo ascenso lo podéis encontrar en el siguiente video de nuestro canal.

Video: Interesante ruta por desde Santurtzi a Muskiz

Grácias a estas cuatro claves hoy he podido disfrutar de mi entrenamiento. He sufrido mucho, como ya sabía antes de comenzar pero me lo he pasado muy bien que es lo realmente importante. Este entrenamiento no perdona ni un momento, ni bajando y mucho menos subiendo. En las bajadas he ido a fuego intentando acumular la mayor cantidad de metros, aunque eso ha implicado machacar mucho los tobillos en los giros que aunque se intenta que sean amplios al final siempre se hacen sobre apoyos inestables que te obligan a estar muy pendiente en todo momento. Durante el entrenamiento he llevado la mochila con los dos bidones de 500 ml cargados, uno de agua y el otro con Infisport ND4. En cuanto a nutrición, he empleado un gel de frutos rojos de Crown al final del entrenamiento, para poder llegar a casa, de la forma más digna posible. Hoy ha hecho mucho calor y en la zona de entrenamiento hay varias fuentes pero nunca hay que confiarse. Ahora debido al COVID-19 podemos llevarnos alguna sorpresa en forma de fuentes cerradas.

Un saludo muy grande

No Comments

Post A Comment