Feliz dia del padre - ultrarunnerdreams
19563
post-template-default,single,single-post,postid-19563,single-format-standard,bridge-core-2.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.5,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

Feliz dia del padre

Series en cuesta al 18%

Feliz dia del padre

El regalo del día del padre

La foto de portada, es uno de los mejores regalos que me puede hacer Alain. Salir a entrenar juntos., no siempre es posible, debido a que ambos practicamos modalidades del atletismo muy diferentes aunque ambos compartimos la pasión por la montaña y por correr. Aprovechando el periodo de descarga tras la pista cubierta, Alain me ha regalado un entrenamiento de cuestas, concretamente 2 bloques de 4 series de aproximadamente 300 metros con un desnivel máximo entorno al 18% y al 20%.. Sin olvidar los 5 kilómetros de ida y vuelta hasta donde realizamos las cuestas que aunque para el es carrera continua para mí supone un rodaje ya algo rápido.

Material para cuestas lloviendo

La foto de la derecha corresponde al momento justo antes de salir a entrenar. Un regalo perfecto aunque el día meteorológicamente hablando era uno de los perores que hemos tenido en el último mes. Mucha agua, frío y sobre todo mucho viento. El viento además estos días sopla de mar y a la vuelta nos ha castigado mucho.

Estos días son complicados, ya que estas durante todo el tiempo que dura el entrenamiento mojándote. Especialmente hay que tener cuidado en el periodo de recuperación entre series para no quedarte frío. Con esta climatología, no puedes salir. entrenar sin unas buenas chaquetas de agua, en mi caso una Salomon Bonatti 20/20 y el caso de Alain una Haglöfs, concretamente el modelo L.I.M Comp Jacket Men.,una chaqueta de GORE-TEX® Active.

La zona donde hemos realizado las cuestas está asfaltada, por lo que no hemos necesitado emplear zapatillas específicas de trail. Alain ha utilizado unas NIKE Pegasus 37 Premium. Esta versión premium rinde homenaje al pasado de Nike con un estampado inspirado en Blue Ribbon Sports. La vedad que tienen un cierto aire retro pero empleando tecnología muy actual. En breve, a través de esta página web haremos una review detallada de estas zapatillas. Precisamente un día duro como el que hemos tenido aporta muchos datos de estabilidad, adherencia, ligereza y de sujeción del pie, incluso con los calcetines calados. En mi caso, he usado las Saucony Ride 13, de la cual tenéis la review detalla en nuestra web, en el siguiente enlace Mas info. Es una zapatilla que va muy bien en asfalto, no es que sea una voladora pero si te permite correr a ritmos muy altos con gran comodidad.

Estos días de tanta lluvia y viento, las manos sufren mucho. Siempre las tenemos que tener protegidas por guantes. En esta ocasión hemos empleado tecnologías diferentes pero con resultados muy parecidos. Alain ha empleado unos guantes de neopreno de Santini y yo he utilizado unos guantes Goretex de Shimano. Ambos hemos llegado a casa con las manos caladas. la manos no las teníamos frías pero tampoco calientes. Justo en ese punto en el que si te quitas los guantes para coger cualquier cosa, se te quedan heladas. Elegir unos guantes adecuados es algo que realmente siempre me ha resultado complicado y no sabría decir cual es la combinación perfecta.

La previsión meteorológica indicaba para toda la maña del viernes 19 de marzo, mucha agua durante toda la mañana, así que durante el entrenamiento, ambos teníamos claro que las chaquetas iban ha estar todo el rato cerradas. Una camiseta térmica de manga larga y una camiseta fina tipo rejilla para poner en contacto con la piel era la combinación perfecta para tener que evitar llevar una segunda capa que además de mojarse nos iba a terminar dando frío. Alain ha elegido una de camiseta técnica de Kipsta Decatlon y yo que soy bastante más friolero he optado por lo seguro con una camiseta interior de X-BIONIC

Cuando llueve tanto, para las piernas yo suelo huir de pantalones cortos y mallas largas porque ambos cogen mucha agua. Ambos hemos coincidido, eligiendo mallas cortas. Alain ha optado por una Nike AeroSwift y yo. confío plenamente en las mallas del fabricante español de material de trail y montaña, OS2O, concretamente en el modelo Ultra 2-in-1 Shorts, cuya review la podéis encontrarla en este enlace Más Info

El entrenamiento

Como no podía ser de otra manera, ha resultado muy duro, especialmente por las condiciones meteorológicas. Especialmente al inicio, hasta que nos hemos mojado y poco a poco tu cuerpo se va adaptando al frío y a la lluvia. Como curiosidad indicar que nosotros no éramos los que peor estábamos. Esta mañana había, campeonato de traineras entre la curva del Elorrieta y el puente de Euskalduna en categoría femenina y masculina. Os puedo asegurar que si nosotros estábamos mal ellos estaban mucho peor. Lluvia, viento, mucho oleaje debido al viento, la propia humedad de la ría y encima remar en esas condiciones. Cuando ves a otros que están peor que tú, te hace sentir que tú tampoco estás tan mal. Al final, el que no se consuela es porque no quiere.

Durante la carrera continua no encontramos mucha gente, lo cual últimamente en Bilbao, cada día es más complicado. A todas horas hay gente paseando, corriendo o montando en bicicleta. Lo que ocurre es que somos muchos y al final se hace complicado hacer deporte con tanto gente. Cuando llegamos al inicio de nuestras cuestas, ya estábamos calados.

La primera serie siempre es la peor, crees que estás muy fuerte y intentas ir rápido pero enseguida el desnivel te devuelve a la realidad. Una vez hecha la primera, ya se trata de no resbalarse bajando y al llegar a bajo volver a comenzar. Lógicamente Alain a su ritmo y yo al mío. Personalmente me encuentro muy fuerte de piernas gracias a todos los kilómetros acumulados en la bicicleta pero por la misma razón estoy lento. Poco a poco, entrenando en la cinta de correr en casa estoy recuperando los ritmos. Es un trabajo duro pasar de volumen a intensidad,. pero es algo totalmente necesario.

La zona elegida para las cuestas, es más larga de lo que parece y sus 300 metros aproximadamente se hacen muy largos pero no se puede parar hasta completar el primer bloque de 4 series. En estos días, donde las condiciones meteorológicas no acompañan el tiempo de recuperación es más un castigo que una recompensa pero si no lo cumples no puedes acabar el segundo bloque y por tanto te cargas el entrenamiento. Así que sin parar para no quedarse frío pero descansando par lo que queda. Como era de esperar, el siguiente bloque todavía fue más duro y los ritmos también bajaron un poco pero a pesar de todo acabamos y lo hicimos con nota.

Resulta curioso cómo estás muerto haciendo las cuestas y cuando terminas, se te pasa todo. Aunque todavía quedan 5 kilómetros de vuelta a casa y esta ocasión con el viento en contra. Hasta el puente Euskalduna Alain tuvo piedad de mí pero a partir de aquí, puso su ritmo y hasta luego Lucas. Me encanta ver cómo disfruta corriendo, incluso en estas condiciones tan duras. La vuelta hasta casa, costó pero como tantas otras veces fue cuestión de no parar de correr hasta terminar.

La llegada a casa, ya la habéis visto en las fotos anteriores. Cansados, mojados pero aunque no sé vean muy contentos. Con muchas ganas de una ducha caliente y de un café.

La recompensa

No todo va ser hacer deporte, también hay que tener inquietudes por otras cuestiones. En mi caso, ya he comentado que la tecnología además de ser mi pasión es mi trabajo diario. Por otro lado, la fotografía, siempre ha sido la manera de poder enseñar a los míos, aquello que antes ya han disfrutado mis ojos. A través de cada fotografía, intentas capturar un instante único pero se pierde la perspectiva global del lugar donde la has tomado. Al ver una fotografía te recuerda el momento vivido, pero no te impacta de la misma manera que cuando lo viviste en persona. Es como si faltará algo. Intentamos robar la realidad en imágenes pero esta no termina de dejarse.

Otra de mis pasiones, es la cocina y de vez en cuando, hago algún pinito en la repostería. La cocina para un montañero es algo importante, poder alimentarte de forma variada en función de las condiciones y de los ingredientes disponibles es muy útil. Realmente se puede comer sano y rico y tampoco se necesitan tantos ingredientes. Muchos platos, se pueden preparar en un infiernillo ligero de campaña, sin necesidad de tener que recurrir constantemente a comida liofilizada.

Para el día del padre a requerimiento popular he preparado esta tarta de zanahoria, con la receta de Jordi Cruz, en el siguiente enlace podéis ver el video de la receta Más Info. Es una receta muy sencilla de realizar que a pesar de tener muchos pasos, si se siguen con paciencia y cariño se consigue un resultado más que aceptable. Sin duda, una idea muy saludable para la comida del día del padre. A continuación adjunto los ingredientes de la tarta:

Para la masa:

  • 225 gramos de harina
  • Azúcar moreno
  • 250 gramos de zanahorias
  • 150 mililitros de aceite de girasol
  • Cinco Huevos enteros
  • De cuatro a cinco gramos de canela en polvo
  • De uno a dos gramos de nuez moscada rallada
  • Opcional algún clavo de olor
  • 10 gramos levadura en polvo “impulsor”

Para el relleno

  • 300 mililitros de nata para montar
  • -250 gramos de queso crema
  • -150 gramos de azúcar glass perfumado con vainilla

Un saludo. Aitor

No Comments

Post A Comment