VDA 2021 - VAL D'ARAN BY UTMB - La Carrera - ultrarunnerdreams
19705
post-template-default,single,single-post,postid-19705,single-format-standard,bridge-core-2.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.5,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

VDA 2021 – VAL D’ARAN BY UTMB – La Carrera

Perfil VDA 2021

VDA 2021 – VAL D’ARAN BY UTMB – La Carrera

Comienza la VDA 2021

Tras un primer post VDA 2021 – Val d’Aran by UTMB – La previa y un segundo titulado VDA 2021 – Val d’Aran by UTMB – La salida ya estamos preparados para tomar la salida de la VDA 2021 – Val d’Aran by UTMB. En el anterior post, nos habíamos quedado en las 18:00 del 9 de julio en Vielha, justo en el momento que el gran grupo se comienza a mover.

Salida - Val d'Aran by UTMB - VDA 2021
Salida – Val d’Aran by UTMB – VDA 2021

Afortunadamente estoy situado bastante adelante y el grupo se empieza a mover en el mismo momento que se da la salida. Pensaba que tendríamos que andar un rato pero se puede empezar a correr y a soltar todos los nervios que llevo dentro. Para cuando me quiero dar cuenta ya estoy cruzando por debajo del arco de salida y meta. El sonido de la lectura del chips de nuestros dorsales marca el inicio oficial de nuestra aventura en la VDA 2.021.

El arranque se hace a un ritmo rápido pero cómodo, Poco a poco mi cuerpo se tiene que acostumbrar a correr con el peso de la mochila. Parece una bobada pero todo tiene su pequeña adaptación. He entrenado cientos de veces con el material obligatorio para la VDA en la mochila y mi cuerpo está acostumbrado a gestionar ese incremento de peso pero los músculos requieren de una adaptación. Me voy situando hacia la izquierda, buscando huecos para poder correr más tranquilo. Entre el público encuentro a Depa y nos chocamos la mano.

«La gente no para de chillar y de animar es una auténtica locura. Vielha se ha volcado en la salida de esta carrera que sin duda será una referencia internacional«

La experiencia en carreras de asfalto, principalmente en 21K y algún 42K te permiten poder predecir donde se van abriendo los huecos y poder mantener el ritmo que más te interese. A diferencia de en el asfalto aquí la gente sale con los palos en la mano, algunos los llevan desmontados pero otros los llevan montados y braceando con ellos. Con tanta gente es fácil que te claven alguna, así que hay que tener un poco de cuidado.

Pronto llego al final de la recta antes de girar a la altura de la tienda de InterSport en Vielha. Cuantas veces hemos recorrido esta calle arriba y abajo después de una espléndida jornada de esquí en Baqueira Beret y ahora sin darme cuenta ya estoy aquí. Me abro un poco más a la izquierda para entrar mejor colocado en una calle donde los cuatro carriles de la autopista anterior se convierte en un carretera nacional de dos carriles sin arcén y con aceras. Tengo especial cuidado en los bordillos y en las farolas de las aceras. No es la primera vez, que me he comido una farola o una valla por las ansias de tirar hacia adelante.

Comenzamos el serpenteo entre calles con el que poco a poco vamos llegando a la parte alta de Vielha junto al puente que atraviesa el río y que si giramos a la derecha nos podría devolver de nuevo a la casilla de salida. Pero giramos a la derecha, nos hemos embarcado en la aventura de llegar a la casilla de salida pero una vez completados los 162Km de la aventura, no antes. Estamos saliendo del pueblo. Despedimos con un poco de angustia a Vielha con un hasta luego un poco forzado.

«La marea de participantes de la VDA me arrastra y me dejo llevar plácidamente»

Sector 1 (Vielha – Pomaròla)

Sector VDA : Vielha - Pomaròla
Sector VDA : Vielha – Pomaròla
  • Distancia: 11,3 Km
  • Desnivel + : 10% (1.098 m)
  • Desnivel – : 2% (277 m)
  • Inicio: Salida Vielha
  • Llegada: Pomaròla
  • Tipo: Avituallamiento líquido.

Nada más salir de Vielha, nos encontramos con una dura y corta subida que nos lleva a la altura del deposito. De nuevo volvemos a una zona más o menos llana donde de nuevo podemos correr cómodos. Estos primeros kilómetros transcurren entre pistas y caminos anchos donde los participantes poco a poco vamos ocupando nuestras posiciones. Todavía vamos un poco juntos pero se puede correr.

Tras pasar un pequeño puente que pasa por encima de un torrente que baja con mucha agua nos encontramos con la primera zona no asfaltada. El camino se estrecha y se inclina de forma simultánea lo que permite repartir a los participantes. Esta subida en la parte superior ya comienza a inclinarse de forma importante hasta alcanzar una pista horizontal que deja los túneles de Vielha unos metros más abajo.

Intentando no mojar los pies
Intentando no mojar los pies

Esta pista se mantiene más o menos llana hasta el punto que ilustra la fotografía previa que es donde comienza a descender de una forma más pronunciada. A mitad de nuestro descenso nos encontramos a nuestra izquierda con un nido de ametralladoras perteneciente a la línea defensiva de los Pirineos, denominada Linea P.

Tras esta agradable bajada, atravesamos un prado marcado con banderines amarillos y nos sumergimos en el bosque. Un agradable y divertido single track poco a poco nos va haciendo perder altura de nuevo hasta de forma brusca alcanzar una pista que surge de la nada en mitad del bosque. Se trata de una pista compuesta de roca, raíces y roca compactadas sobre la que se puede correr aunque se tiene que tener cuidado de no tropezar con las raices y ramas sueltas que nos podemos encontrar a lo largo de la pista. después de recorrer esta pista varios kilómetros alcanzamos una antigua senda que nos dirige hasta el rio. La pista lo mismo que ha aparecido ha vuelto a desaparecer.

Tras cruzar el rio y ascender un pequeño prado alcanzamos de nuevo una pista de graba que la recorremos en sentido descendente. Seguimos bajando hasta tras superar un conjunto de bordas y encontrarnos con las indicaciones que en esta ocasión ya son en sentido ascendente. Cuando sabes que tienes por delante un desnivel positivo importante y no paras de bajar, comienzan a entrar los nervios.

Nido ametralladoras. Cubría la entrada del túnel de Vielha. Foto propiedad dmdeivil
Nido ametralladoras. Cubría la entrada del túnel de Vielha. Foto propiedad dmdeivil

Esta claro que algún momento tenía que tocar subir y ese momento ha llegado. Las primeras rampas son muy duras y el firme no acompaña mucho. Pese a todo, se puede subir sin más problema que tener un poco de paciencia y tranquilidad. Tras esta primera subida, recorremos una zona de bosque que tiende ligeramente hacia abajo hasta que nos cruzamos con una pista que viene desde la pista que hemos dejado hace unos minutos y marca el fin de las tonterías. El camino se empieza a inclinar y es el momento de sacar los palos. Hasta este momento los había tenido recogidos.

La subida por el bosque se realiza a buen ritmo, las fuerzas están intactas y todos tenemos ganas de llegar al primer avituallamiento. A la salida del bosque, nos encontramos con el refugio de montaña no guardado indicado en la crónica, VDA 2021 – Val d’Aran Buy UTMB – La Previa. Superamos la cabaña y seguimos subiendo, el avituallamiento está cerca. Todavía nos queda por superar dos tramos duros, la subida no da tregua. El camino está marcado trazando una línea recta con independencia de lo que te encuentres a lo largo de esa línea. Ya podemos ver el avituallamiento. No tardamos en llegar. El avituallamiento es líquido, aprovecho para hidratarme con el vaso que llevo plegable. Con este calor entra muy bien un Aquarios de Limón.

«Tiene mucha azúcar pero mezclado con un poco de agua puede ser una alternativa para cambiar el sabor de boca debido a los geles y a las bebidas isotónicas que tomamos a lo largo de la prueba. Relleno el softflask de agua, el de isotópico no lo he tocado»

Sector 2 (Pomaròla – Géles)

  • Distancia: 9,2 Km
  • Desnivel + : 8% (751 m)
  • Desnivel – : 10% (878 m)
  • Inicio: Pomaròla
  • Llegada: Gèles
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido
Sector VDA : Pomaròla - Gèles
Sector VDA : Pomaròla – Gèles

La subida ha sido trazada con una regla. Todo tieso por una ladera cuya vegetación impide que te puedas salir del camino marcado por el paso de los participantes. El piso fuera de la traza no es estable y a pesar de que aparentemente parece hierba en la práctica está llena de agujeros que te invitan constantemente a jugarte una torcedura de tobillo. Seguimos subiendo hasta alcanzar una zona llana desde la cual podemos observar en toda su grandeza la primera de las cimas a la cual tenemos que ascender en esta carrera.

Tras un breve descenso nos acercamos al pie de nuestro objetivo. Tras superar un buen paredón alcanzamos la cima de Tuc Mompius (2276 m). Ahora toca una fuerte bajada hasta Santet de Casau (2.020 m), la primera parte tiene una pequeña zona técnica de roca y enseguida la bajada se vuelve muy pronunciada pero con buen firme. Una vez finalizado el descenso comienza una corta pero dura subida al Tuc Letassi (2.177 m) que nos ofrecerá un cresterío increíble hasta llegar al Montcorbison (2172 m). Desde aquí comienza una bajada muy dura hasta el avituallamiento de Gèles. El primer tramo de bajada es muy duro físicamente, es más pendiente de lo que puede parecer a simple vista. Esta zona termina en una pista que nos obliga a girar a la izquierda y ascenderla hasta llegar a la Cabaña dera Pleta des Anhèths (1.780 m), donde encontramos un caño de agua, donde podemos refrescarnos.

«Este tipo de caños es preferible no emplearlos para beber salvo que dispongamos de pastillas potabilizadoras, filtros o no quede otro remedio. Sin embargo, viene muy bien cara a refrescarse del calentón que nos hemos pegado bajando»

Abandonamos las cabañas y comenzamos un corto ascenso de un 2% aproximadamente de inclinación. Enseguida comienza un descenso de 2 kms que en su parte final, tiene una inclinación de hasta un 13%. En Gèles tenemos el primer avituallamiento liquido y sólido. Lo primero rellenar los dos softflask y comer algo de alimento sólido. Después de la alimentación, es hora de guardar las gafas de sol y sacar el frontal. La parada en el avituallamiento de Gèles es rápida tengo ganas de salir y llegar cuanto antes a Artiga de Lin donde se encuentra el primer corte horario de la carrera.

Tuc Montcorbison (2172 m). Foto: Israel Molina Diaz
Tuc Montcorbison (2172 m). Foto: Israel Molina Diaz

Sector 3 (Gèles – Artiga de Lins)

Sector VDA : Gèles - Artiga de Lins
Sector VDA : Gèles – Artiga de Lins
  • Distancia: 10,2 Km
  • Desnivel + : 7% (663 m)
  • Desnivel – : 8% (868 m)
  • Inicio: Gèles
  • Llegada: Artiga de Lins
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Dejamos atrás nuestro primer avituallamiento líquido y sólido. A la salida del avituallamiento de Gèles comienzo a hablar con Isi (Isidor Caballero Bravo – dorsal 510) y ya no dejo de hacerlo hasta el final Nos juntamos dos apasionados a la montaña. Desde muy pequeños nuestros padres nos han enseñado a jugar y disfrutar en ella. La montaña es un parque de atracciones espectacular. Puedes correr, salta de roca en roca, llenarte los pies de barro y además para limpiarlos puedes meter los pies en el rio o en un gran charco de agua. El paraíso para cualquier niña o niño.

Queremos llegar cuanto antes al avituallamiento de Artiga de Lins y el ritmo que ponemos es realmente alto. A pesar de todo, en las bajadas no las forzamos, queda mucha carrera por delante. Continuamos la bajada hasta Santet de Gausac (1.590 m). y nos adentraremos en el Camino del Agua que nos ofrecerá un entorno de mágico, pasando por los “Uelhs deth Joèu” y llegando al Refugio de Artiga de Lin (1465 m).

Aquí encontraremos el primer avituallamiento importante donde habrá que coger fuerzas ya que viene el segundo kilómetro vertical en dirección al Port de la Picada.

400 Aitor Sanchoyerto Martinez y 510 Isidor Caballero Bravo (De izq. a der.)
400 Aitor Sanchoyerto Martinez y 510 Isidor Caballero Bravo (De izq. a der.). Foto: Isidor Caballero

Sector 4 (Artiga de Lin – Còth de Baretja)

  • Distancia: 14,6 Km
  • Desnivel + : 11% (1573 m)
  • Desnivel – : 9% (1296 m)
  • Inicio: Artiga de Lins
  • Llegada: Còth de Baretja
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido
VDA : Artiga de Lin - Còth de Baretja
VDA : Artiga de Lin – Còth de Baretja

Este sector es estratégico dentro de la VDA. Primero, porque es el segundo sector más largo en kilómetros. Segundo, porque tiene 1573 m+ de desnivel positivos que se concentran la mayor parte de ellos al inicio del sector y tercero porque los 1.296 m de desnivel negativo se desarollan por un terreno hervoso muy complicado de correr y que te obliga a realizar un gasto muscular intensivo.. En este sector no existe agua en todo el sector salvo al final del mismo.

El perfíl ya indicaba que este sector iba a ser duro, por eso en el avituallamiento de Artiga de Lins hemos comido y bebido bien. Además yo decido llenar el tercer bidón que a la larga resulta estratégico como ya veremos más adelante. Es medio kilo adicional, pero cuando participas en este tipo de prueba un incremento de peso de este tipo no debería suponer ningún problema. Salimos Isi y yo, muy concentrados en los que nos esperaba y Isi pone un ritmo cómodo pero constante que nos permite poco a poco ir ganando desnivel. Cuando levantamos la cabeza, solo se vé una ilera de luces que marca el itinerario a seguir. Según vamos ganando altura, la línea de frontales comienza a ponerse vertical lo que indica claramente que el desnivel en la parte alta va a ser importante. Ascendemos por la Canaleta de Pòmero. A mitad de subida, nos encontramos con una persona tumbada en el suelo, nos llevamos un pequeño susto pero ha colocado el letrero proporcionado por la organización que indica que está durmiendo. Así que no le molestamos y nos marchamos tranquilos, sabiendo que está bien. Tras pelear durante un buen rato con la subida llegamos al Pas dera Escaleta, Tomamos dirección Tuc de la Escaleta (2.468 m). Comienza un cresteo nocturno por los límites fronterizos de la Val d’Aran, pasando por el Tuc de Polainèr (2.221m) hasta el Tuc de Aubàs (2.073 m) para acabar bajando al Còth de Baretja (1.752 m).

Este cresterío tiene una de las mejores vistas de todo el Val d’Aran. Al sur está el macizo del Aneto-Maladeta. Al suroeste la cresta pico de La Mina-Salbaguardia. Al oeste el valle de la Frèche que conduce al Hospice de France. Al norte el coll de la Montjoia al pie de la Tuca y más allá el valle de Arán, del que se puede ver Baqueira-Beret y las estribaciones de La Bonaigua. Hacia el nordeste y el este, el valle de Artiga de Lin. Y hacia el sureste, cerrando la panorámica, La Forcanada y el Mulleres como picos más relevantes. En esta ocasión, al pasar de noche no podemos disfrutar de las vistas pero nunca está de más conocer por donde hemos pasado.

El cresterío se hace muy duro y largo. El tipo de vegetación que nos encontramos impide salirse de la senda y muchos tramos se tiene que hacer en un single track muy estrecho, donde a veces es compliado pisar bien. El cordal se convierte en un continuo subir y bajar. Las subidas no son especialmente duras pero las bajadas son muy pestosas e incómodas especialmente la primera tras coronar. Afortunadamente no sopla mucho viento durante el tiempo que estamos en el creterío. El viento, en esta zona, suele azotar con fuerza.

Como se preveía el agua se convierte en un problema. Tanto Isi como yo nos quedamos secos, así que repartimos el tercer bidón entre los dos y de esta manera conseguimos llegar al avituallamiento de Còth de Baretja (1.752 m). Unos 500 m antes encontramos una cabaña y el único caño con agua de todo el itinerario.

«Punto muy interesante para refrescarse. Al estar el avituallamiento tan cerca de este punto de agua, no conviene coger agua en este punto y cargar en el avituallamiento«

Este tramo se ha hecho muy largo. Comemos y bebemos abundantemente pero sin perder mucho tiempo. Tenemos ganas de llegar cuanto antes a Bossóst.

Sector 5 (Còth de Baretja – Bossòst)

VDA : Còth de Baretja - Bossòst
VDA : Còth de Baretja – Bossòst
  • Distancia: 9,7 Km
  • Desnivel + : 3% (271 m)
  • Desnivel – : 14% (1.319 m)
  • Inicio: Còth de Baretja
  • Llegada: Bossóst
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Después de tanta miseria en el sector anterior, ya tocaba disfrutar en este sector. Prácticamente todo bajada en este sector y al final del tramo el premio de la asistencia de Bossòt. Casi 10 Km que de forma natural vamos recorriendo a buen ritmo. Gran parte del sector discurre entre arbolado. La pista está muy bien marcada y a pesar de ir con las frontales, se puede correr a un buen ritmo. Nos juntamos una grupeta bastante importante que poco a poco se fraccionado según pasan los kilómetros. Tanto Isi, como yo vamos ligeros de ritmo pero contentos porque después de varias horas podemos volver a correr a un buen ritmo y por tanto avanzamos más rápidamente. Durante la bajada compartimos charla con un canario de Gran Canarias, al que pregunto por la prueba Transgran canaria 360 y me cuenta que este año se va a realizar integramente en Gomera. Y nos advierte de la dificultad y dureza de la isla.

En la asistencia de Bossòt, espera la familia. En este caso, Alain será el encargado de hacerme la asistencia pero Ainhoa no estará muy lejos. Cuando llegamos al polideportivo, enseguida les localizo. Es un gran subidón volver a verles después de tantas horas. Aprovecho para cambiarme la camiseta y los calcetines y sobre todo a comer sólido y hidratarme. Pasamos del modo noche al modo día, guardamos la frontal y preparamos las gafas para un día que está amaneciendo y que tiene toda la pinta que el sol va a ser el gran protagonista. Los avituallamientos hasta este punto han sido muy completos, pero este de Bossòt, supera a todos los anteriores. estamos muy a gusto en la asitencia, pero tenemos que seguir nuestro camino. Resulta duro despedirse de la familia pero es importante, estar en las asistencias el tiempo justo.

Asistencia 1 - Bossòst
Asistencia 1 – Bossòst

Sector 6 (Bossòst – Canejan)

VDA : Bossòst - Canejan
VDA : Bossòst – Canejan
  • Distancia: 9,7 Km
  • Desnivel + : 6% (464m)
  • Desnivel – : -4% (237 m)
  • Inicio: Bossóst
  • Llegada: Canejan
  • Tipo: Avituallamiento líquido

Este sector es llano salvo, la subida a Canejan. Después de comer y beber bien, es recomendable comenzar el sector andando, para que dé tiempo al cuerpo a ir asimilando lo que se ha comido. El cuerpo está dedicando sus recursos a procesar lo ingerido y no conviene forzarle muy rápido con ritmos altos. En un avituallamiento normal no pasa nada, pero cuando ya hemos comido más alimento sólido debemos reiniciar la marcha con calma.

Poco a poco, comenzamos a correr y ya no paramos hasta el inicio de Canejan. El itinerario discurre pegado al rio, entre pequeñas subidas y bajadas. Nos lo tomamos con mucha calma y sin volvernos especialmente locos. La subida hasta el avituallamiento de Canejan es muy fuerte y discurre por una pista ancha. Prácticamente desde abajo se vé toda la subida, eso nos permire regular mucho mejor la subida. Lo hacemos a buen ritmo, se podría realizar corriendo pero es algo que ni se nos ocurre.

El avituallamiento está cubierto y aunque inicialmente es liquido tenemos alguna cosita para comer. Reponemos líquido y aprovecho para tomar un gel y una barrita de gominola para prepararnos para el próximo sector que no es especialmente duro pero con 419 metros de desnivel positivo.

Sector VDA : Canejan - Sant Joan de Toran
VDA : Canejan – Sant Joan de Toran

Sector 7 (Canejan – Sant Joan de Toran)

  • Distancia: 5,8 Km
  • Desnivel + : 9% (419 m)
  • Desnivel – : 7% (297 m)
  • Inicio: Canejan
  • Llegada: San Joan de Toran
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

El recorrido discurre entre bosques. Todavía el sol no tiene mucha fuerza pero comienza a verse la importancia que va a tener el sol en el transcurso del día. Los kilómetros comienzan a notarse, sin embargo la estratégia es la que seguíamos hasta ahora: correr en el llano y en las bajadas para andar a buen ritmo subiendo.

En este sector, voy un poco despistado. Pensaba que era todo subir y cuando veo que bajamos estoy esperando de nuevo la subida. Sin embargo, para mi sorpresa llegamos al avituallamiento de Sant Joan de Toran. Este punto es estratégico, por delante tenemos 13,5 Km con un desnivel positivo de 1484 metros y que lo vamos a tener que realizar a pleno sol. Este avituallamiento es muy completo. Aprovechamos para comer y beber bien. Poco a poco en los avituallamientos comenzamos a ir coincidiendo con los mismos participantes.

Sector 8 (Sant Joan de Toran – Pas Estret)

  • Distancia: 13,5 Km
  • Desnivel + : 12% (1484 m)
  • Desnivel – : 4% (443 m)
  • Inicio: Sant Joan
  • Llegada: Pas Estret
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido
Sector VDA : Sant Joan de Toran - Pas Estret
Sector VDA : Sant Joan de Toran – Pas Estret

Clomieza una de las partes más espectáculares de la VDA. Una carreras de ultra distancia como la VDA implica que haya tramos de la carrerra espectáculares que se recorren de noche y que no podamos disfrutar de toda su belleza. Así que los tramos que hacemos de día intentas no perderte ningún detalle.

«Esta subida es espectácular. Un auténtico lujo para los sentidos»

La parte inicial, se realiza entre árboles y se hace muy agradable y llevadera. El final de esta zona coincide con un gran fondo de valle que no tiene mucha pendiente y donde hay que aprovechar para coger agua o al menos para refrescarse bien. Pronto empieza una dura subida en la parte inicial, pero que poco a poco suaviza un poco. Preocupado por la hidratación y por ir comiendo me he olvidado de sustituir la cinta de sudor por la visera. Cuando vas a un ritmo bueno no quieres parar y terminas parando cuando ya no hay solución. En mi caso, tengo una insolación bastante fuerte. Me ha comenzado el dolor de cabeza muy fuertes y los escalofríos. Durante la subida, no hay ningún lugar donde refrescarse. No paro de buscar regatos que broten entre las piedras e forma natural.. Por fin, encuentro musgo húmedo en una zona por la que manaba un hilo de agua. Suficiente. El musco está húmedo. Arranco un poco de ese musgo freco y lo pongo sobre la cabeza y la nuca. Al menos, la temperatura baja un poco. No quería parar hasta llegar al collado. Para cuando me he puesto la visera el dolor de cabeza es terrible. Afortunadamente un «Paracetamol» que me ha dado mi compañero Isi, ha hecho disminuir el dolor de cabeza y por lo menos me permite seguie andando aunque a un ritmo lento. El tramo que quedaba hasta el avituallamiento de Pas Estret, no es complicado y se puede ir más rápido pero yo bastante tengo con mantener el ritmo aunque este no sea nada rápido. Afortunadamente, el contar con Isi y poder hablar de cualquier cosa permite que para cuando me he dado cuenta, ya he llegado al avituallamiento.

Este avituallamiento está en mitad de un paramo, donde el sol pega muy fuerte. Yo llego al avituallamiento bastante tocado por el sol pero a pesar de todo, he llegado bastante entero. Lo primero que hago es rellenar los bidones y comer fruta: naranja, sandía, platano, melón. La fruta me sienta muy bien, luego me suele repetir pero en el momento me levanta el ánimo. Aprovecho para comer una barita energética de las contundentes y lo hago protegido del sol, debajo de la carpa del avituallamiento. Estoy un poco desorientado sobre lo que queda hasta el paso de Port de Urets,

Comienza la subida. Foto de Isidor Caballero
Comienza la subida. Foto: Isidor Caballero

Sector 9 (Pas Estret – Montgarri)

Sector VDA : Pas Estret - Montgarri
Sector VDA : Pas Estret – Montgarri
  • Distancia: 14,3 Km
  • Desnivel + :5% (628 m)
  • Desnivel – : 8% (1028 m)
  • Inicio: Pas Estret
  • Llegada: Montgarri
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Ell calor es muy intenso y tenemos por delante una subida de 628 metros hasta el paso de Port de Urets, a 2.500 metros de altitud, que es una de las cotas más alta de nuestra aventura. La aproximación a la subida es llana pero me cuesta moverme con soltura, parece que la subida se me va a hacer muy dura. Sin embargo, sin pensarlo demasiado comenzamos a ganar altura, a un ritmo no muy alto que me permite ir poco a poco recuperando. Según vamos ganando altura la cabeza comienza a funcionar de nuevo y casi sin darnos cuenta llegamos al Port de Urets.

A pocos metros cruzamos unos antiguos túneles mineros que pertenecen a las abandonadas minas de hierro de Urets. Tenemos unas impresionantes vistas panorámicas sobre el lago de Montoliu y la cadena principal del Pirineo; Aneto y Maladetas, Montarto, Montlude. En los túneles tenemos que extremar las precauciones para evitar golpearnos en la cabeza. Estas piedras son como cuchillos y un leve golpe puede suponer un corte de varios puntos. Ya solo nos queda alcanzar el collado de Montoliu y comenzar una bajada larga que nos llevará hasta el Santuario de Montgarri.

Nos encontramos ante una bajada de 8 kilómetros (800 m-) en el Km 87 de la VDA. Sabemos que la bajada va a ser larga así que no le damos vas vuelta y comenzamos el descenso a buen ritmo. Bajamos corriendo pero sin castigar más de la cuenta piernas y sobre todo los pies. La primera parte de la bajada nos lleva hasta un fondo de valle donde podemos refrescarnos en un riachuelo que se localiza en la parte más baja. Pensamos que habíamos llegado pero no. Tomamos una senda a la derecha y seguimos bajando. Según vamos entrando en el bosque la senda se hace más amplia y evidente. El camino es más regular y se puede ir más rápido. Queremos llegar ya y no terminamos de ver Montgarri. Por fín, parece que hemos llegado y de nuevo no acertamos. A donde si llegamos es a la pista ancha que baja desde Pla de Beret. El calor vuelve a golpear fuerte, pero esta vez ya tengo la gorra puesta. La piedra suelta y el fuerte calor recalientan mucho las plantas de los pies, se debe tener cuidado para evitar ampollas. No sabemos cuantos kilómetros nos quedan hasta Montgarri, no deben ser muchos pero se hacen eternos. Por el camino encontramos mucha gente que nos anima y aplaude. Cualquier ánimo es siempre muy bien recibido y hace aumentar un poco nuestro ritmo. Por fin, se vé nuestro objetivo.

Antiguos railes de las minas de hierro de Urets. Foto: Isidor Caballero
Antiguos railes de las minas de hierro de Urets. Foto: Isidor Caballero

«Qué larga se ha hecho la bajada pero por fín estamos a pocos metros de llegar y reponer líquido para salir cuanto antes destino a la base de vida del Pla de Beret, donde tras otras 11 horas largas volveré a ver a la familia»

Sector 10 (Montgarri – Beret)

Sector VDA : Montgarri - Beret
Sector VDA : Montgarri – Beret
  • Distancia: 5,6 Km
  • Desnivel + : 4% (233 m)
  • Desnivel – : 1% (43 m)
  • Inicio: Montgarri
  • Llegada: Beret
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Paramos muy poco en Montgarri. Una pena porque es un lugar espectácular, pero queremos quitarnos de encima cuanto antes estos 6 Km que nos separan de la base de vida del Pla de Beret. Esta subida se desarrolla entre árboles practicamente hasta llegar a Pla de Beret. Es un camino muy agradable a lo largo del cual nos cruzamos con familias que recorren el itinerario en sentido opuesto. No paran de animar y darnos fuerzas. Vamos muy bien de ánimo pero con ganas de concluir el sector.

Casi al final del bosque y a menos de un kilómetro para llegar me encuentro con la familia. Les veo muy bien, tanto a Ainhoa como Alain. Me alegra mucho verles y poder compartir con ellos estos último metros. El tramo hasta llegar a la cafetería del Pla de Beret se me hace muy corta, la presencia de la familia da alas a las piernas que están con ganas de llegar y poder hablar con ellos un rato tranquilamente.

Al llegar a la asistencia, cantan nuestros dorsales y casi sin darnos tiempo a reaccionar ya tienen localizadas nuestras bolsas de vida donde hemos dejado ropa para cambiarnos, otro par de zapatillas y reserva alimenticia para lo que queda de carrera: barritas, geles, gominolas, sales, carbohidratos en polvo etc.

LLegando a la Base de Vida - Pla de Beret
LLegando a la Base de Vida – Pla de Beret

Sector 11 (Beret – Salardu)

Sector VDA : Beret - Salardu
Sector VDA : Beret – Salardu
  • Distancia:8,9 Km
  • Desnivel + : 2% (114 m)
  • Desnivel – : 8% (702 m)
  • Inicio: Beret
  • Llegada: Salardu
  • Tipo: Avituallamiento líquido

En esta carrera de 100 millas solo contamos con una única base de vida que se encuentra en el kilómetro 103,2. La cafetería del Pla de Beret perteneciente a la estación de esqui de Baqueira Beret , es el lugar elegido por la organización de la carrera como base de vida de la VDA.

«Lo normal suele ser contar con dos bases de vida y lo lógico es que Bossòst hubiera sido también base de vida, pero al menos en esta edición no lo ha sido»

El objetivo principal de una base de vida es proporcionar un lugar donde el corredor dispone de material personal adicional al que lleva en la mochila de carrera que la organización ha transportado hasta allí para que cada participante pueda cambiarse de ropa y zapatillas. A diferencia de los avituallamientos generales se dispone de duchas, servicio de masajes y de un lugar específico para poder dormir un rato.

Cada participante adopta una estratégia diferente, que generalmente se tiene planificada con anterioridad y que se adapta según haya transcurrido la carrera. A continuación os cuento la mía:

  • Cambio completo de ropa. Me cambio toda la ropa sudada por nueva. Tanto camiseta, camiseta interior, pantalones y calcetines eran los mismos, pero todo limpio.
  • Ducha. A algumos participantes les gusta darse una ducha. En mi caso, me relaja demasiado y luego me cuesta ponerse en marcha. No me ducho.
  • Cambio de calcetines. Los cálcetines siempre hay que cambiarlos y antes de poner los limpios se debe lavar bien los pies para quitar todo el sudor y particular de tierra que hayan penetrado a través del calcetín y puedan producir rozaduras. Una vez que tenemos los pies limpios, es importante hidratarlos con crema abundante. Yo no empleo baselina para los pies. La razón es la siguiente: la crema hidrata la piel y es absorbida por esta. En el caso, de la baselina, esta no es abosorbida lo que significa que según empiece a entrar tierra en el calcetin se va a adherir a la baselina creando el efecto contrario al buscado, en lugar de prevenir las rozaduras y ampollas, las va a provocar por fricción.
  • Cambio de zapatillas. Depende de la carrera, en esta ocasión decido cambiarme de zapatillas, pero podría haber seguido perfectamente con las que llevaba.
  • Comer y beber: Una vez ya seco, toca comer lo más sólido posible. Lo que mejor me suele entrar es la pasta que se puede complementar con arroz y caldo.
  • La hidratación es muy importante, se debe beber todo lo que se pueda para ir recuperando. Yo nada más llegar tomo un «recovery» de chocolate que me sienta muy bien.
  • Dormir. Depende de lo cansado que se esté y de cuantas horas llevemos de carrera. En esta ocasión yo duermo 30 minutos. No sé si la organización había habilitado algún sitio específico pero yo dormí en el mismo sitio donde habíamos estado comiendo. Me tumbe sobre la moqueta del suelo, me puse una toalla por encima y me quedé totalmente dormido. Tengo la fortuna de dormirme rápido y así aprovechar mejor el tiempo. Lo normal es que la organización disponga de un lugar específico con literas plegables y cada una de ellas con mantas para no quedarte frío. En esta ocasión, no fue así o al menos nosostros no fuimos conscientes de que existiera.

En una base de vida, se debe estar lo justo y necesario no más. Contar con asistencia es muy recomendable ya que agiliza mucho todo el proceso de cambio de ropa, recarga de nutrición / hidratación en la mochila de carrera y comida. Reduce mucho los tiempos en la base de vida y aportan un soporte emocional / afectivo muy necesario en estas carreras de ultradistancia. La persona que te hace la asitencia, ya sabe lo que tiene que hacer y lo que te tiene que ir ofreciendo. Además vela en todo momento, para que no te falta de nada y solo tengas que centrarte en cambiarte de ropa, comer y descansar. Está pendiente de ofrecer al corredor en cada momento lo que pida.

No es nada fácil hacer las asistencias en carrera. Para ellos se convierte en una carrera paralela, A ellos les toca esperar y muchas veces sin información sobre donde te encuentras y como te encuentras. Previo a la carrrera he realizado una planificación detallada de los tiempos de paso y posteriormente con ellos comento la previsión de tiempos y el planteamiento de carrera. Sin embargo, durante la carrera muchas cosas pueden suceder y más en una carrera como esta que es su primera edición.

«La planificación de tiempos se basa en ritmos, distancias y desniveles pero cuando se pasa por primera vez por una zona, todo puede ocurrir»

Por fin, salimos de la base de vida. La sensación es extraña. Por una parte, no te quieres marchar. Quieres estar más tiempo con los tuyos. Por otra parte, quieres marcharte cuanto antes y esto puede provocar que no aproveches la base de vida como debes. Hay que buscar un equilibrio y no siempre es fácil. Por ello, nuevamente, la asistencia juega un papél fundamental ya que desde fuera siempre la realidad se vé diferente a cuando te encuentras dentro en tu mundo.

Después de estar tanto tiempo parados, no es recomendable salir corriendo aunque sea llano como es el caso del Pla de Beret. El cuerpo debe volver a darse cuenta que está en carrera y no suele ser tan fácil como darle a un botón y cambiar de modo. Justo al final del Pla de Beret comienza el descenso al valle. La bajada es muy rápida, el camino lo permite. Tenemos que tener cuidado ya que acabamos de salir de la base de vida y estamos frescos o aparantemente frescos. No debemos olvidar, que llevamos encima 105 kilómetros en las piernas más el desnivel acumulado positivo y negativo. A pesar de todo, nos apetece correr un poco ligeros para ir soltando las piernas. El primer pueblo que llegamos es Bagergue, declarado uno de los pueblos más bonitos de España. A su paso, los vecinos no dejan de darnos ánimos. Al paso por este pueblo, no nos encontramos con mucha gente pero la que está, se le oye.

Tras una cómoda bajada, llegamos a Salardu, capital del Naut Aran. Nos encontramos con mucha gente que está a la espera de la llegada de la carrera. El avituallamiento es muy sencillo pero está muy bien montado.

«En Salardu, se han alojado muchos participantes que han tomado parte en la PDA (55 Km) que salía del Pla de Beret el sábado a las 6:30 AM. Algunos de ellos, se están tomando su merecida recompensa en alguna de las terrazas que encontramos tanto a la entrada como a la salida de Salardu. A nuestro paso, no paran de animar, sabedores de los que nos quedan y que ellos ya han disfrutado»

Sector 12 (Salardu – Banhs de Tredòs)

Sector VDA : Salardu - Banhs de Tredòs
Sector VDA : Salardu – Banhs de Tredòs
  • Distancia: 9,2 Km
  • Desnivel + : 8% (821 m)
  • Desnivel – : 3% (322 m)
  • Inicio: Salardu
  • Llegada: Banhs de Tredòs
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Comienza la hora de la verdad. La salida de Salardu, está muy animada. Algún participante de la PDA, nos avisa sobre lo que nos espera. A la salida del pueblo, el itinerario pasa por una zona de puentes, pozas, escaleras denominado Camin Dera Bruisha (Camino de las brujas) cuyo inicio está marcado por una gran talla de madera que representa a una bruja. Este camino comienza y termina con un gran arco de madera. Tras subir unas pequeñas escaleras salimos a una pista ancha de grava fina que permite correr relajados. Este tramo de pista, es ell único punto en el que hemos tenido alguna duda con la dirección a seguir y hemos tenido que tirar del track. Es cierto que la pista estaba clara, pero también lo es que no había marcas. En el resto de la VDA el marcaje ha sido modélico tando de día como de noche.

La pista es muy cómoda para correr y vamos a buen ritmo. Avanzamos poco a poco por el camino real dirección Baqueira, que lo dejaremos de lado para llegar al puente de Ruda. Aquí comienza la subida hasta los Baños de Tredòs pasando por el bosque de Porèra. Por delante, 821 metros positivos. En la subida, Isi y yo nos sumamos a un grupo que sube a buen ritmo y que además mantiene una charla animada. En estas circunstancias, la subida se hace muy cómoda y el desnivel se supera con mayor facilidad.

A la llegada a la parte más alta, las vistas son espectáculares aunque todos estamos más concentrados en llegar cuanto antes a los Banhs de Tredòs. Poco a poco, está osureciendo y ninguno queremos sacar el frontal antes de llegar al avituallamiento. La última pista es muy corrible y clara. A pesar que prácticamente ya no hay luz, ninguno del grupo tenemos ningún problema para avanzar. Al final de la pista, giramos a la derecha y ya vemos el avituallamiento.

Estamos un poco preocupados. El tiempo está cambiando, comienza a hacer mucho frío y en las partes altas ha vuelto las nieblas algo que había sido la tónica general las noches previas a la carrera. En el avituallamiento tocará abrigarse. Parece que esta segunda noche va a ser un poco más dura.

Sector 13 (Banhs de Tredòs – Colomèrs)

Sector VDA : Banhs de Tredòs - Colomèrs
Sector VDA : Banhs de Tredòs – Colomèrs
  • Distancia: 15,1 Km
  • Desnivel + :7% (978 m)
  • Desnivel – : 6% (756 m)
  • Inicio: Banhs de Tredòs
  • Llegada: Colomèrs
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

El avituallamiento de Banhs de Tredos es muy grande y tiene de todo. Todo el grupo que hemos llegado al avituallamiento nos mantenemos juntos. Decido ponerme la camiseta térmica de la merino de la marca LURBEL, saco los guantes y el gorro para evitar el frío en la parte alta de Colomèrs. Todos los componente del grupo nos abrigamos. A su vez no nos tenemos que olvidar de comer, beber y reponer el agua de los bidones. Todo lo tenemos que hacer muy rápido. Nos estamos quedando fríos. Cuando vas en grupo, no puedes dormirte. No puedes hacer esperar a los compañeros y a su vez tienes que hacer los deberes bien o lo puedes pagar en el siguiente tramo.

Salimos tiritando todos del avituallamiento. El ambiente es muy bueno y acordamos de forma natural hacer toda la noche juntos. Todos somos conscientes que el tramo que nos viene por delante va a ser duro. Todos tenemos duda con la subida al Col de Podo (2.600 metros). y en grupo seguro que lo resolveremos mejor. En seguida, cogemos la pista que une el aparcamiento de Colomèrs con el inicio de la ruta de subida tradicional. Antes de comenzar la subida, comenzamos a quitarnos ropa: guantes y gorro. La primera parte de la subida hasta lo que debe ser el primero de los lagos se hace muy cómoda. La niebla ha desaparecido de las partes altas y la temperatura vuelve a ser agradable. Hacia la izquierda queremos intuir los lagos según vamos progresando. Realmente sabemos que deben estar ahí, pero no los vemos.

Tras una primera zona bastante llana, comenzamos a intuir la subida. Estamos totalmente desorientados. Sabemos que tenemos que subir pero no terminamos de llegar a una zona que indique claramente que iniciamos la subida a al Col de Podo. Subimos, bajamos entre grandes piedras y las horas pasan más rápidas que los kilómetros. Tenemos que tener cuidado, porque pasan las horas y no estamos comiendo ni bebiendo. El ámbiente en el grupo es bueno y esto permite llevar la tortura con mejor humor.

Por fín parece, que esta es la definitiva. Comienzan las trepadas y aunque es un poco incomodo hacerlo con los palos, todos tenemos ganas de llegar a lo alto del collado aunque tengamos que trepar, nos dá lo mismo. Solo queremos llegar para comenzar la bajada hacia el avituallamiento de Colomérs. El itinerario está perfectamente marcado pero entre piedras no es fácil localizar las balizas. Afortunadamente entre todos vamos encontrando la siguiente. Tras muchas horas metidos en Colomèrs alcanzamos el Col de Podo (2.600 metros), todo acaba llegando solo es cuestión de paciencia y ritmo.

La bajada en su parte inicial es técnica, no complicada pero si implica un esfuerzo adicional. Pensamos que lo más difícil ya esta hecho y nada más lejos de la realidad. La bajada no es complicada pero se hace infinita. Vemos varias veces el letrero que indica refugio de Colomèrs y sin embargo no termina de llegar. Antes debemos llegar al lago Mayor de Colomèrs y ni rastro del dichoso lago. Por fín, vemos a lo lejos el antiguo refugio de Colomérs. La verdad es que estamos todos bastante despistados y ninguno tenemos claro donde va a estar el avituallamiento. Pasamos por el antiguio refugio y atravesamos por encima de la presa del lago Mayor. Descendemos hacia una pista ancha de grava que en poco tiempo nos conduce al avituallamiento. Este sector ha sido terrible.

Sector 14 (Colomèrs – Ressèc)

Sector VDA : Colomèrs - Ressèc
Sector VDA : Colomèrs – Ressèc
  • Distancia: 8,6 Km
  • Desnivel + : 5% (397m)
  • Desnivel – : 12% (968 m)
  • Inicio: Colomèrs
  • Llegada: Ressèc
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Llegamos al avituallamiento todos muy quemados mentalmente. Se nos ha hecho muy largo a todos. En este avituallamiento de nuevo vuelve a hacer mucho frío. Me pongo la chaqueta de Raidlight tengo frío. A todos, nos pasa lo mismo. Tenemos unas caras que son un poema. Físicamente estamos fuertes pero mentalmente se nos vé tocados. En el grupo, todos acumulamos mucha experiencia en carreras y sabemos que lo más importante es levantar el ánimo hablando de bobadas o haciendo chistes de la cosa más idiota con tal de levantar una sonrisa de nuestras caras. Además todos estamos pendientes de los demás animando a comer o a beber a quien se le vé despistado. Esto es muy normal que ocurra, cuando vas muy concentrado durante tantas horas. estas tan concentrado que cuando llegas al avituallamiento puedes quedarte bloqueado. Como ya eres consciente de que esto puede ocurrir estás atento y tiras de automatismos. Hasta tal punto, que hay momento que estás llenado bidones o comiendo casi de forma automática. El compañero es el único que te puede sacar de ese estado.

Todos tenemos frío y queremos ponernos en marcha cuanto antes. Preguntamos que es lo que nos espera pero está claro que la realidad va a superar cualquier explicación, por muy detallada que esta haya sido. Comenzamos andando por una pista muy ancha. Todo el grupo estamos con mucho frío, vamos todos abrigados pero tiritando. En seguida, chocamos con la realidad y nos topamos de bruces con los 375 metros de desnivel positivo todos de golpe. Esto supone que nos comememos un 5% de desnivel de golpe. Tiene una gran ventaja, que te lo quitas al inicio del tramo y una desventaja que es precisamente hacer un máximo esfuerzo nada más salir del avituallamiento. A pesar, de lo duro de la subida, la podemos hacer a buen ritmo en grupo y alcanzamos la parte más alta de una forma bastante cómoda.

La bajada comienza bastante bien. Durante el inicio de la bajada varios miembros del grupo paran a quitarse ropa, ya no hace tanto frío. Esperamos para agruparnos y seguimos bajando por una pista que debería ser muy cómoda y sin embargo está muy rota. La información que teníamos es que la parte inicial era un poco rota pero enseguida llegabamos a una pista ancha muy corredora. Pues la pista no termina de llegar. Tras un rato, equilibrando tobillos entre piedras ocultas y entre maleza aparece nuestra pista. Ingénuos de nosostros pensábamos que la pista nos va a llevar hasta el avituallamiento y igual lo hace pero no en esta carrera.

Al de poco tiempo, no sabría cuantificar. A mí me parecío muy poco tiempo. Aparece una marca der la organización que indica a la izquierda o lo que es lo mismo, seguir bajando. Esta vez, no hay camino. este desaparece entre la maleza y las piedras ocultas en ellas. En como ir con el cauce de un río seco, cubiero de vegentación y que baja continuamente. Cuando nos acostumbramos al terreno aparece otro peor. Así de forma reiterada. No hay forma de ir rápido en este terreno. Incluso andar se hace muy complicado. De nuevo, tras una larga pelea llegamos a una pista y al fondo se distinguen entre la noche unos prados. Incluso alguno de nosotros vé una casa blanca inexistente cerca del río y a otro se le aparece un perro inexistente.

«Es nuestra segunda noche. estamos intentando llegar al Km 147 de carrera. Llevamos dos sectores consecutivos donde es muy complicado mantener un ritmo alto por lo complejo del terreno. Comienzan las alucinaciones. Lo peor es que se contágían. Uno vé una casa y otro lo confirma. Mentalmente estamos cansados»

Llegamos a lo que parece que es un fodo de valle, con una pista ancha y clara que avanza a través de él. Tenemos la esperanza que las marcas indiquen seguir pos la pista. Pues no, de nuevo dejamos la pista y cuzamos un pequeño riachuelo para volver a coger una senda nos lleva de nuevo a un frondoso bosque. No sé calcular desde este punto cuanto queda al avituallamiento pero se está haciendo eterno. Solo queremos llegar de una vez y en el ansia por ver aparecer el avituallamiento, yo ya he visto más de 2 casas blancas que seguro que tenían que ser el avituallamiento y que no lo han sido. En un momento determinado, cuando vamos literalmente vagando por el bosque, el camino comienza a descender.

El descenso es al estilo VDA, de golpe. Pero en este caso, el camino es bastante cómodo comparandolo con todo lo que habíamos pasado antes

Sector 15 (Ressèc – Santet Escunhau)

Sector VDA : Ressèc - Santet Escunhau
Sector VDA : Ressèc – Santet Escunhau
  • Distancia: 9,2 Km
  • Desnivel + : 12% (722 m)
  • Desnivel – : 6% (352 m)
  • Inicio: Ressèc
  • Llegada: Santet Escunhau
  • Tipo: Avituallamiento líquido

Llo que ha costado llegar a Ressèc, Solo nuestras piernas y nuestra cabeza lo saben. Estaba muy preocupado por la familia que estaba esperando en la asistencia sin saber nada de nosotros. La última información que tenía de nosostros era nuestra salida de Banhs de Tredòs. En Ressèc no hay cobertura de móvil y en la asistencia de Ressèc la organización no dispone de información de la localización de los participantes. De hecho, el número de dorsal te lo cogen a mano y lo tienen que pasar manualmente por radio al centro de coordinación. A nuestra llegada al avituallamiento de Colomèrs nuestra posición en carrera, se actualizó pero sin embargo al no tener cobertura, la familia no tenía información de nosostros desde que dejaron el hotel en Vielha.

Debido a las dificultades que nos hemos encontrado en los sectores 13 y 14, hemos acumulado un retraso de 3 horas respecto a la planificación previa. Esto ha provocado que tengamos a la familia preocupada. Afortunadamente, IsI y otro compañero, se habían adelantado un poco bajando, respecto el grupo y han podido confirmarles que estábamos bien y que llegaríamos un poco más tarde, como así ha sido.

A la locura, de estos dos últimos sectores hay que sumarles mi preocupación por llegar cuanto antes para que la familia no se preocupara y no terminabamos nunca de llegar. La reventada de cabeza ha sido tremenda. Sin embargo, toda esa presión ha desaparecido en el momento que ya he podido hablar con Alain y Ainhoa. Ha sido verles y producirse un reset de cabeza absoluto.

Llegamos todo el equipo muy reventados de cabeza pero muy bien de piernas. Solo tenemos ganas de salir cuanto antes del avituallamiento y superar los 772 metros de desnivel del siguiente sector. Una subida con un 12% que seguro que va a medir el estado de nuestras fuerzas. Reponemos el agua, algún gel y barrita energética. En el avituallamiento de Ressèc la organización nos sorprende con pizzas de Telepizza, que nos entran de maravilla. Un auténtico lujo. Es la primera vez que desayuno pizza y me entra de maravilla. Está tan rica que como de forma compulsiva. La segunda pizza de champiñones y aceitunas se me cruza. El resultado es un susto monumental.

«Es muy difícil que vomite y sin embargo, esta vez, me tengo que retirar rápidamente a una esquina de la carpa para vomitar. No iba a llegar a fuera de la carpa y no quería dar el espectáculo en mitad de la carpa. Me asusto mucho y no es para menos. Si la situación ni cambia, puede ser el final de nuestra aventura«

«Ainhoa se acerca a mí y en lugar de mostrar preocupación, toma la estratégia contraria. Comienza a animarme: «Ya has devuelto lo que se te ha cruzado, te traigo un té y preparate que el grupo está a punto de salir, date vida».

Lógicamente está muy preocupada, pero sabe lo que tiene que hacer y lo hace. Se acerca una persona de la organización interesandose por mi estado. Le digo que estoy bien y que me estoy preparando para seguir. La organización está muy encima, para que nada nos falte.

Por fín salimos de la asintencia y lo hacemos ya el equipo que vamos a hacer juntos el resto de la prueba: 407 Joan Manel Verdaguer Font, 400 Aitor Sanchoyerto Martinez, 510 Isidor Caballero Bravo y 533 Israel Molina Diaz. Salgo con la chaqueta Ultralight de Raidlight puesta, está amaneciendo pero tengo frío. Por debajo de la chaqueta. Mantengo la camiseta térmica puesta con la que he estado toda la noche. Salimos con muchas ganas del avituallamiento. Salimos andando pero a un ritmo bastante alto. En cabeza del grupo nos ponemos Israel Molina y yo. Estamos con mucha fuerza y queremos alcanzar el collado lo antes posible para evitar en la medida de lo posible el calor.

Tras las primeras curvas empezamos a entrar en calor y tenemos que parar a quitarnos las chaquetas. La primera parte de la subida se hace por el bosque. Todavía el desnivel es muy contenido y transcurre por la sombra. Seguimos a buen ritmo Israel y yo. El ritmo es animado. Me estoy durmiendo. Me agarro fuerte a los palos y quiero salir cuanto antes del bosque, en el momento que me pegue el sol, seguro que se me pasa el sueño.

Tiro muy fuerte hacia arriba y me quedo solo subiendo. Los compañeros vienen cerca cada uno a nuestro ritmo. Cuando lleguemos al collado nos volveremos a juntar. El desnivel empieza a ser muy fuerte, el calor aprienta y a mitad de la pala final paro para quitarme la camiseta térmica. El calor me estaba agobiando mucho, el sueño se ha pasado y me encuentro fuerte de piernas. Tras unos minutos de fuerte pendiente alcanzo el collado y me pongo a la sombra de unos matos que encuentro en la parte alta.

Justo a mi derecha se encuentra una tienda de campaña con dos miembros de la brigada de montaña de los Mossos d’Escuadra que está velando por la seguridad de todos nosostros. Al poco rato, llega Israel que decide ir bajando poco a poco. Yo espero al resto para bajar juntos. Llegan enseguida y bajamos al encuentro de Israel.

La parte inicial de la bajada es bastante pendiendiente y según bajamos la pendiente se va moderando. Entramos en un bosque que nos conduce poco a poco al fondo del valle y llegamos bastante rápido al avituallamiento de Santet Escunhau. Solo nos queda la última subida. 372 metros para coronar la Tuca. Unos últimos kilómetros de sendero por el bosque nos conducirán al final de nuestra aventura.

Sector 16 (Santet Escunhau – Vielha)

Sector VDA : Santet Escunhau - Vielha
Sector VDA : Santet Escunhau – Vielha
  • Distancia: 8,0 Km
  • Desnivel + : 8% (372 m)
  • Desnivel – : 10% (1183 m)
  • Inicio: Santet Escunhau
  • Llegada: Santet Escunhauielha
  • Tipo: Avituallamiento líquido y sólido

Ell ánimo del grupo es muy bueno y en el avituallamiento todo son risas. El sol ya es muy fuerte y intentamos ponernos a la sombra todo lo que podemos. reponemos líquido y salimos rápido del avituallamiento. Tenemos muchas ganas de quitarnos la última subida. Isi y Joan se ponen a tirar muy fuerte para arriba. Yo detras, intentando ir cerrando el hueco pero sin forzar más de lo debido. La primera parte es muy directa y a este ritmo en seguida giramos hacia la derecha y ascendemos en diagonal para volver a girar a la derecha y directo al collado de la Tuca.

Nos ha costado llegar menos de lo que nos esperabamos. Todavía tenemos que avanzar un poco más hasta ver el inicio de la bajada. En la parte más alta, hay una tienda de campaña de organización donde los voluntarios que la ocupan nos dan unos ánimos enormes que va a ser un chute de energía enorme. La primera parte de la bajada está muy rota. Mucha pendiente y piedras sueltas que torturan nuestras piernas y pies.

Al final de esta zona, alcanzo a Joan y a Isi. Comenzamos los tres a bajar camino de la meta. La pista es ancha y bien marcada pero la pendiente es muy fuerte.

«Esta bajada son prácticamente 7 kilómetros que si tienes las piernas y pies muy rotas, se puede hacer infinita.»

En la parte central de la bajada, nos alcanza Israel que baja muy enchufado. Los 4 juntos comenzamos a descender a un ritmo muy alto. Poco a poco el itinerario se introduce en el bosque, la pista está perfectamente marcada y aunque se estrecha, no presenta ningún problema para poder corre my rápido.

De forma natural, Isi y yo, nos separamos un poco del grupo. Vamos muy rápido, a todo lo que dan las piernas, solo queremos llegar cuanto antes. El ritmo es increible para el kilómetro de carrera en el que nos encontramos. Después de mucho bajar y bajar por fín volvemos a la pista que dejamos el viernes. Bajamos la cuesta del depósito de agua y ya estamos a las puertas de Vielha.

Al inicio del pueblo, nos encontramos con Ainhoa que se ha acercado para indicarnos el tramo que discurre entre las calles de Vielha. Por fin, estamos en la recta final de nuestra aventura. Al fondo, la meta. Este tramo final lo hacemos a tope, solo queremos llegar y tocar la campana de la meta. Por fin, cruzamos la línea de meta y tocamos la campaña que indica el final de nuestra aventura. Nos abrazamos Isi y yo, hemos trabajado juntos y lo hemos conseguido juntos.

Esperando a los compañeros en meta
Esperando a los compañeros en meta

Entre tanta eufória llega Joan y en nada Israel con toda su familia. Ya estamos todos en la línea de meta. La alegría es enorme, estamos todos muy eufóricos y muy cansados.

Debido al COVID 19, no han permitido a la organización poner un avituallamiento de final de carrera en donde poder reponer fuerzas. Tan solo, la organización nos puede ofrecer botellas de agua de 500 ml. Es cierto, que si pides más, te dan las que necesites pero algo sólido habría venido muy bien.

Sin embargo, el tema más comentado es el inexistente chaleco de finisher, algo tradicional en cualquier prueba UTMB. Creo que es la primera ocasión que no se entrega una prenda de finisher en una prueba bajo la denominación UTMB.

Meta VDA
Meta – Val d’Aran by UTMB – VDA (2.021)

Conclusiones

El post se alargado un poco, pero eso ocurre cuando hay tantas cosas que contar. Una carrera de 100 millas dá para mucho pero ya es hora de hablar de las conclusiones:

  • Val d’Aran by UTMB – VDA (162 km) es una aventura 100% recomendable para corredoras / corredores amantes de la montaña y de los grandes retos.
  • Las subidas son muy duras y algunas de ellas se pueden hacer muy largas.
  • Las bajadas son las tapadas de esta carrera. Mucho cuidado, son más complicadas de lo que parecen sobre el perfil.
  • Es una prueba que sin ser especialmente técnica requiere de muchas horas prévias en la montaña.
  • Aparentemente es muy corredora pero hay que elegir muy bien donde correr. Necesitas economizar mucho las fuerzas.
  • Cuidado con el agua, hay tramos donde 2 bidones son escasos.
  • El sector entre Colomèrs y Ressèc de noche es una auténtica tortura. Por el tipo de terreno que nos hemos encontrado, los cálculos de ritmos se hacen muy complicados. Este año el error medio de este sector y del anterior está entorno a las 3-4 horas.
  • La señalización de la prueba es perfecta. Durante las dos noches, no ha habido ningún problema para seguir el itinerario de la prueba.
  • Los avituallamientos son muy completos.
  • Los voluntarios están volcados en la carrera y tienen conocimiento de los sectores de carrera que cubren desde la propia asistencia.
Certificado VDA 2021
Certificado VDA 2021

Saludos

Aitor

3 Comments
  • Avatar of esteban
    esteban
    Posted at 12:00h, 22 agosto Responder

    Pedazo de crónica que puede servir de mucha ayuda para todo aquel que quiera participar en val d aran
    Felicidades

  • Avatar of Gregorio
    Gregorio
    Posted at 19:48h, 26 agosto Responder

    Gran crónica !!
    Hice con vosotros la subida a las minas después de pas estret
    Ibais una grupera buena q no parabais de hablar jejeje….
    No comentas nada de la intoxicación ??
    A parte de eso , fue una gran carrera
    Disfrute y sufrí a partes iguales

    • Avatar of ultratrailrunner
      ultratrailrunner
      Posted at 11:30h, 30 agosto Responder

      Muchas gracias por comentar Gregorio. La verdad es que el tema que comentas de la no declarada oficialmente «intoxicación» y que afecto a un gran número de corredores no la he comentado por ser algo posterior a la prueba al menos en mi caso. Personalmente durante la prueba, no tuve ningún problema de estómago y no fue hasta dos días después que tuve problemas que me duraron un día aproximadamente. La razón de esos problemas, pues no sabría decirte y por eso tampoco he hecho referencia a ello. Durante este tipo de carreras y en general cuando estoy en la montaña suelo coger agua en zonas altas donde no se vea ganado y que el agua no esté estancada. Es algo habitual y lo hado desde muy pequeño. De vez, en cuando suele surgir algún problema de estomago pero nada importante. En esta prueba y en mi caso, el problema de estómago ha podido ser por muchas causas: alimentación, nervios, sin descartar que haya podido ser del agua. Aunque en casi, todos los momentos estaba acompañada de sales o de carbohidratos en polvo. Pero si que es cierto que muchos corredores han comentado problemas intestinales.

Post A Comment