UTMB® Mont Blanc 2022 - La Carrera - ultrarunnerdreams
Sueños de un corredor de carreras de ultra distancia.
Atletismo, Cross Country, Trail, Ultra Distancia, carreras de montaña, material, entrenamientos, sueños, crónicas de las principales carreras, opiniones, hidratación, nutrición deportiva
21927
post-template-default,single,single-post,postid-21927,single-format-standard,bridge-core-3.0.1,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.8.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

UTMB® Mont Blanc 2022 – La Carrera

Equipo UTMB® 100 M 2022

UTMB® Mont Blanc 2022 – La Carrera

TRAMO 1: CHAMONIX – LES HOUCHES

  • Desde: 0 Km
  • Hasta: 7,90 Km
  • Desnivel +: 128
  • Desnivel -: 160
Tramo 1: Chamonix - Les Houches UTMB® 2022
Tramo 1: Chamonix – Les Houches UTMB® 2022

A las 18:00 PM comienza nuestra aventura. La 1 hora y 30 minutos de espera se ha hecho muy larga y hemos vivido momentos muy emocionantes y que tardaremos mucho tiempo en olvidar. Es normal los nervios previos a la salida de una carrera y es habitual que especialmente en la salida de una carrera de ultra distancia, a los nervios se le sumen sentimientos de miedo, emoción y agradecimiento. Los cuatro compañeros del equipo hemos vivido ya muchos momentos emocionantes antes.

La salida de la UTMB® 2022 nos ha impactado y nos ha desbordado

Es importante gestionar y canalizar estas emociones.

Te pueden catapultar hasta un infinito que no tiene red y morir de alegría.

Hay que templar la mente, aunque no resulta nada fácil con miles de personas gritando y animando sin parar.

Acabamos de iniciar nuestra aventura y, sin embargo, ya tenemos tareas que cumplir

  1. Intentar mantenernos juntos en esta locura de salida. Somos muchos participantes intentando correr por una calle que no es muy ancha y que además está abarrotada de gente que no para de animar y gritar.
  2. El paraguas plegable que nos ha protegido de la lluvia durante el tiempo que hemos estado parados esperando a salir, vamos a intentar devolverlo a su dueña. Tarea difícil con la cantidad de gente que está animando al paso de los corredores. Sin embargo, fruto de una perfecta compenetración, Juan Manuel consigue encontrar a su mujer y entregarle el paraguas.
  3. Durante el tiempo de espera, hemos aprovechado para hidratarnos y ahora el problema es que tenemos que sacar fuera lo que no necesitamos. Tenemos que ir ligeros. Así que tendremos que buscar un lugar donde parar.

Salimos bien colocados y podemos correr desde casi el inicio. El ritmo es bueno, seguro que más alto que él que se debería, pero esto siempre me pasa. Yo no sé salir lento y no quiero salir lento. Es mi forma de correr y necesito correr así. Si consigo subir las pulsaciones en los primeros kilómetros de carrera, luego mi cuerpo funciona mucho mejor. Necesito de una activación potente inicial para correr mejor. Por supuesto, esto es personal y hay que saber gestionarlo.

Cada cual debe conocer su cuerpo y la manera que reacciona ante el esfuerzo.

En esta edición, UTMB® 2022 el número de participantes con dorsal asignado es 2.800, de los que finalmente salimos 2.300. Eso supone mucha gente en la montaña. Esta primera parte se desarrolla por una primera parte en carretera ancha a la salida de Chamonix, para luego tomar una pista ancha que comienza junto a las vías de escalada y que termina junto a la estación de tren de Les Houches

Junto a las vías de escalada paramos a orinar y no será la última vez.  Siempre es una buena señal que tengas ganas de orinar. Siempre hay que revisar la cantidad y el color. Eso es el mejor indicador para saber cómo estamos por dentro. La información la compartimos con el grupo. Es importante, que todos sepamos como van nuestros compañeros. Siempre estamos pendientes los unos de los otros: si comes o no, si bebes o no, en que cantidad y cuál es el menú en cada avituallamiento.  Nos autocontrolamos entre todos. Cada uno sabemos lo que hay que hacer y cómo hay que hacerlo.

Fruto del cansancio o del sueño nos podemos despistar y ahí está tu compañero para recordártelo.

Nos conocemos muy bien y sabemos cómo funcionamos cada uno de nosotros. 

Los kilómetros iniciales son muy rápidos. No es tan plano como parece el perfil de carrera y de vez en cuando te encuentras rampas que a estas alturas de carreras las puedes subir corriendo sin mayor problema pero que decido subir andando para gastar las fuerzas justas.  Se trata de ahorrar la mayor cantidad de energía posible.

Equipo TECNIRUNNER UTMB® 2022
Equipo TECNIRUNNER UTMB® 2022

En los kilómetros iniciales coincido con Valentín Martínez, ambos con la camiseta del equipo TECNIRUNNER. El ritmo de ambos, en esta aventura va a ser muy parecidos aunque no nos volveremos a ver hasta el final de la aventura. Gran trabajo Valentín.

Justo cuando alcanzamos la autovía que lleva a Chamonix comienza una fuerte subida en asfalto que nos lleva a Les Houches. Paro en el avituallamiento a esperar la llegada de mis compañeros. Esta primera parte, la tengo que hacer a mi ritmo. En este avituallamiento ni como ni bebo nada.

Hay mucha gente y lo mejor es pasarlo de largo. Las sensaciones son muy buenas y poco a poco los nervios se van estabilizando.

TRAMO 2: LES HOUCHES – SAINT GERVAIS 

  • Desde 8 Km
  • Hasta: 21 Km
  • Desnivel +: 827
  • Desnivel -: 1.013
Tramo 2 - LES HOUCHES – SAINT GERVAIS UTMB® 2022
Tramo 2 – LES HOUCHES – SAINT GERVAIS UTMB® 2022

Salimos de Les Houches y enseguida comienza la primera de las subidas. Por delante tenemos 740 metros positivos. Es el primer test serio de la carrera. La subida se hace por una pista muy ancha pero la cantidad de participantes es tremenda.  Afortunadamente, no encontramos tapones y podemos subir al ritmo que nos marcamos cada uno de nosotros. En la subida, veo pasar a Javier Martín Losada (enlace video UTMB® 2022) a un ritmo muy bueno. Nosotros vamos un poco más lentos, cada uno debe ir a su ritmo y no volverse loco con el ritmo de los demás. Un poco más arriba me cruzo con Sergio Turrull  (enlace video UTMB® 2022) y aprovecho para saludarle y charlar un rato. Va como un tiro, me pregunta por mi previsión y le digo que el objetivo del grupo es terminar.

Subiendo a Le Delevret UTMB® 2022
Subiendo a Le Delevret UTMB® 2022

El ritmo de subida es bueno y casi sin darnos cuenta hemos llegado al Col de Voza. Un poco más arriba está el control de Le Delevret.

Ahora ya no llueve y la temperatura es bastante agradable a pesar de la altura a la que nos encontramos. A nuestra derecha tenemos al Mont Blanc, pero está tapado por mucha nubosidad. Desde este punto, deberíamos poder ver la subida normal al Mont Blanc por el refugio de Gouter. Lo que sí podemos ver es un poco el Glaciar de Bionnassay.

En el Col de Voza, se separa el trazado del Tour du Mont Blanc (TMB) del itinerario de la UTMB®. El TMB en el Col de Voza se desvía hasta el Hotel Bellevue donde se toma el camino que conduce al pie del Glaciar Bionnassay. Se atraviesa el desagüe del glaciar, empleando un impresionante puente colgante que nos permitirá continuar nuestra marcha hasta el Refugio de Miage con unas magníficas vistas a las Domes de Miage. En este refugio se hace noche y en la siguiente etapa se desciende hasta Les Contamines que será donde tendremos nuestra primera asistencia oficial UTMB®

Una vez superado el control de Le Delevret queda subir 87 metros positivos y bajar 1.001. Para ser la primera bajada, es una burrada de desnivel negativo. La parte inicial de descenso es fácil hasta llegar a las pistas de esquí. Comienza la locura. Todo el mundo baja como si estuviera la meta en Saint Gervais. 

El desnivel al inicio es muy potente y bastante técnico. Nosotros bajamos los cuatro a un ritmo medio. Ni reteniendo, ni soltando las piernas. Este tipo de bajadas son muy complicadas, si vas muy lento se te hacen eternas. Si vas muy rápido, vas a cargar el cuádriceps seguro y queda mucha aventura por delante. En este tipo de terreno, el riesgo de caídas es muy alto. Una caída aquí es fatal.

Encontramos mucha gente, pero tenemos la suerte de no encontrar ninguna retención que nos rompa el ritmo. Terminada una primera parte tremenda. Quieres ir rápido pero no quieres forzar las piernas, mantener el equilibrio es complejo.

El esfuerzo mental que implica estar todo el rato midiendo y corregido, también hay que gestionarlo.

Lo bueno de ir los cuatro es que nos vamos intercambiando en la cabeza del grupo.

Cuando alguien te marca el ritmo, mentalmente descansas mucho.

Por fin, comienza una zona menos técnica que atraviesa la primera zona de bordas Sus dueños han subido a animar a todos los participantes de la UTMB®. Se han reunido para cenar entorno a un buen fuego de leña y animar el paso de los participantes. Este tramo se nos hace muy divertido, atrás dejamos la tensión de los desniveles tan fuertes y aunque seguimos bajando, lo hacemos a un ritmo mucho más controlado.

Pasamos por delante de unos paisanos de Iparralde, que con una enorme “Ikurriña” a la puerta de la borda y al grito de “Egurre” nos trasmiten toda su fuerza y su energía. Esta zona es realmente muy divertida de correr. Vamos bastante rápidos y afortunadamente no encontramos tapones de gente, como posteriormente he podido ver en algunos videos.

La idea es ponernos la frontal en Saint Gervais para lo cual nos tenemos que dar prisa que no nos coja la noche. Afortunadamente cuando empieza a desaparecer la luz ya estamos dentro de la zona iluminada por farolas de Saint Gervais. El final de los tramos termina en unas escaleras que las tenemos que descender con tranquilidad para evitar ningún tipo de susto. Me recuerda mucho a las que hay a la entrada de Zumárraga justo antes del avituallamiento.

Tras estas escaleras llegamos a la avenida principal de Saint Gervais. Una auténtica fiesta y locura. Gritos, ánimos, aplausos a cada metro que recorremos. En estos tramos coincidimos con los corredores que ya han pasado por el avituallamiento y han comenzado el tramo nuevo. La llegada para nosotros es en bajada y para ellos en subida. Antes de llegar al avituallamiento, veo pasar a Javier Martín Losada, le veo muy bien y me alegro mucho de verle tan bien.

Cada uno de los participantes solo deseamos lo mejor para nuestros compañeros de aventura.

Sabemos lo que cuesta poder ponerte en la línea de salida de la UTMB® y empezamos a darnos cuenta de lo que va a tener que pelear para alcanzar la línea de meta de la UTMB® en Chamonix.

Por fin estamos en el avituallamiento. Hemos llegado los 4 juntos. Cada cual, sin perder el ojo a sus compañeros, recarga los bidones de agua y aprovecha para comer algo.

El plato estrella de esta UTMB® van a ser las galletas saladas.

Una vez que ya hemos comido y bebido, toca prepararse para la noche. Yo sigo el plan que tenía pensado. Me pongo la camiseta de manga larga Raidlight modelo Seamles que es muy transpirable y caliente. En estos momentos, no la necesito, pero seguro que no me va a sobrar. La temperatura a la noche baja muy rápidamente y para cuando te das cuenta te ha cogido el frío.

Juan Manuel es el más friolero del grupo y un auténtico sensor de temperatura.

Cuando él dice que empieza a tener frío, que se va a poner un cortaviento, los demás tenemos que estar prevenidos, generalmente al de pocos minutos los demás, también tenemos que ponernos más ropa.

Israel tiene una incidencia, con uno de los softflash de SALOMON©. Ha perdido la boquilla y no puede cargar agua. Es algo, que suele pasar en este producto de este fabricante. Habitualmente, solemos llevar todos un softflash de repuesto en la mochila, pero en esta ocasión, la previsión era cogerlo en Courmayeur coincidiendo con el amanecer del nuevo día. Generalmente a la noche, aunque haya mucha humedad y sudemos mucho, 2 softflash suelen ser suficientes.

Durante el día, alguna vez, si los tramos son muy largos en tiempo entre avituallamiento, hemos llevado hasta 4 softflash cargados de agua: dos en el frontal de la mochila y 2 dentro como reserva de agua.

Estos pequeños inconvenientes, ponen al corredor nervioso. Entre los tres, tratamos de animarle y quitarle hierro al problema. Si hubiera sido de día, habría sido mucho peor. Nos cuesta salir del avituallamiento, más de lo que tenía pensado y me empiezo a poner un poco nervioso. Personalmente, me gusta parar muy poco en estos avituallamientos iniciales. Hay mucha gente y resulta muy incómodos.

TRAMO 3: SAINT GERVAIS – LES CONTAMINES:

  • Desde: 21 Km
  • Hasta: 31,20 Km
  • Desnivel +: 626
  • Desnivel -: 284
Tramo 3 - SAINT GERVAIS - LES CONTAMINES UTMB® 2022
Tramo 3 – SAINT GERVAIS – LES CONTAMINES UTMB® 2022

Por fin, salimos del avituallamiento y retornamos a nuestra rutina. Ahora somos nosotros los que nos toca subir y de paso animar a los participantes que van camino del avituallamiento. Menuda cantidad de participantes.

No eres consciente de todos los que somos hasta que no estás dentro de este festival. 

Creo que somos demasiados.

La organización de la UTMB® en los próximos años tendrá que tomar algún tipo de iniciativa, antes que la tomen por ellos las administraciones locales del valle de Chamonix.

Sin duda, este evento atrae al valle a gran cantidad de aficionados, participantes y familiares, pero también es cierto que siempre el más beneficiado es Chamonix y el resto, seguramente, ponen más de lo que reciben. Si bien es cierto, que las plazas hoteleras están cubiertas prácticamente desde enero cuando se hace público el sorteo, también lo es que si no existiera la UTMB® también el grado de ocupación hotelera, sería muy elevado y el impacto en el medio ambiente sería mucho menor.

Esto se debe a que el porcentaje de visitantes del valle que acceden a pie a las montañas, con la excepción de la ruta normal del Mont Blanc, es mínimo. 

Cuesta salir de Saint Gervais, se me hace muy largo. Tengo ganas de volver a la tranquilidad de la propia carrera. Llega un momento que tanto grito, me descentra y me hace aumentar el ritmo sin apenas darme cuenta.

Este tramo es un poco pestoso. Tenemos un poco de todo: asfalto, pista ancha, sendero y muchas ganas de llegar a lo que es la primera asistencia. Son nuestros primeros kilómetros de noche en esta UTMB® 2022 y poco a poco nos tenemos que ir acostumbrando. Nos vamos encontrando continuos sube y baja. Tenemos que acumular, 626 m+ y seguro que en algún sitio tienen que estar. A lo largo de este tramo, seguimos encontrando gente que aparece en mitad de la noche y no para de animar.

Ambiente asistencia Les Contamines UTMB® 2022
Ambiente asistencia Les Contamines UTMB® 2022

Por fin llegamos a Contamines, primera asistencia autorizada por la organización de la UTMB®. Nada más acceder a la carpa, me doy cuenta de que esto va a ser una auténtica locura. No cabemos más corredores en el avituallamiento y la zona de asistencia es una auténtica locura. Cargo el agua a la entrada de la zona de avituallamiento y entro a la zona de asistencia. Tengo suerte de encontrar a Alain que se hace paso entre una marabunta de gente que está en el medio impidiendo a los corredores poder hacer una asistencia ordenada. 

Por fin, Alain consigue llegar hasta mí. Todo el mundo se está peleando por un hueco al inicio de la carpa, pero al final, está mucho más tranquila. Encuentro un sitio y me siento. Alain me cambia la nutrición tal y como teníamos planificado. Me pregunta que tal voy e insiste en que tengo que comer más que he llegado casi con la alimentación sin tocar. Le digo que lo voy a intentar y que hasta ahora ha sido una auténtica locura poder concentrarme en la carrera.

Le pido que me acerque algo de comida del avituallamiento y la organización de UTMB® se lo impide.

Es cierto, que no vuelve a ocurrir a lo largo de la prueba, pero es algo que me molesta mucho.

La labor de la asistencia es proveer al corredor de lo que necesite y la obligación de la organización de la UTMB® es garantizar que la asistencia pueda realizar su trabajo.

Nuevamente, se ve como la organización de la UTMB® está desbordada y que necesita replantearse la gestión de las asistencias si quiere seguir manteniendo tantos participantes en carrera.

Los voluntarios, están de 10 y entre tanta locura tratan de ser amables.

El problema no está en ellos, sino en la organización de UTMB® 2022 que ha querido gestionar una carrera con el mayor número de participantes con los mismos recursos, métodos y técnicas que en ediciones anteriores.

En el caso de Les Contamines, se han desbordado sus previsiones y el resultado ha sido un auténtico caos.

No tiene pinta, que la organización UTMB® 2022 reconozca y asuma sus carencias y por tanto, despliegue medios y soluciones para resolverlo. No es su estilo y así no hay manera de mejorar. 

Mi recomendación es para quien tenga la intención de correr en 2023 es que pasen el avituallamiento de Courmayeur lo más rápido posible. Cargar agua y salir. Planificar barritas y geles para poder llegar hasta La Balme, kilómetro de carrera  y allí comer tanquilamente.

TRAMO 4: LES CONTAMINES – LA BALME

  • Desde: 31 Km
  • Hasta: 39 Km
  • Desnivel +: 530
  • Desnivel -: 0
Tramo 4 - LES CONTAMINES – LA BALME
Tramo 4 – LES CONTAMINES – LA BALME UTMB® 2022

Estamos ya metidos en la noche y poco a poco nos vamos acostumbrando a no ver más que el camino que ilumina nuestro frontal. El frontal que empleo es un Petzl Swift RL Reactive de 900 lúmenes. Empleo dos frontales de este modelo. Uno en color naranja y otro en color azul. Generalmente un corredor de ultra trail tiene una buena colección de frontales que ha ido coleccionando a lo largo de los años y carreras. También es mi caso. Antes empleaba, dos frontales de la marca LEDLENSER©, el modelo MH10 como principal y secundario, el modelo NEO10R e idénticas características técnicas.

El cambio de debe: a los 300 lúmenes adicionales que ofrece el frontal de Petzl, a una mayor ligereza que se transforma adicionalmente en una mayor comodidad y al menor peso de la batería adicional que exige la organización de todas las carreras. Por el contrario, el sistema Reactive de Petzl no siempre funciona como debería y lo peor es que no lo terminan de arreglar y cada nuevo modelo de Petzl vuelve a fallar en lo mismo. Es mejor llevarlo activado, ya que ahorra batería, pero se vuelve loco si el fluorescente de la señalización puesta por la organización es muy grande.

Este tramo de carrera recorre el valle de Contamines-Montjoie. Este tramo prácticamente no tiene desnivel y va paralelo al río Bonnant.  Al ser de noche, lo único que podemos hacer es oír su ruido y sentir la humedad de sus aguas. El final de este tramo concluye en la capilla de Notre Dame de la Gorge (1.210 m). Esta capilla está presente al menos desde el siglo XI. Fue construido en estilo barroco entre 1699 y 1707. 

Seguimos paralelos al río, el camino poco a poco va ascendiendo casi sin darnos cuenta. Estamos metidos en nuestras cosas, intentando guardar el mayor número de fuerzas posibles para afrontar una de las subidas más duras y largas de la UTMB®. En breve, tendremos que afrontar la subida a Col de Bonhomme, y la Croix de Bonhomme. Pero antes, tenemos que llegar al avituallamiento de la Balme, donde deberemos comer e hidratarnos bien para afrontar la subida con decisión.

Arco de luces HOKA®  Foto: UTMB®
Arco de luces HOKA® Foto: UTMB®

Según lo que indica el reloj todavía tenemos unos kilómetros por delante antes de llegar al avituallamiento. Hasta ahora, parece que hemos ido corriendo encajonados en un valle que de repente se abre y entramos en una zona mucho más abierta. Creemos distinguir unas casas y lo que parece ser un camping o algo parecido. De noche, todo son conjeturas hasta que te acercas y compruebas lo que de verdad es. Llevamos muy pocas horas de carrera, por lo tanto, es muy difícil que sean alucinaciones nuestras. Otra cosa es que finalmente acabe siendo.

Parece que tienen una buena fiesta montada, parece que para animar a los participantes de la UTMB® 2022. Según nos acercamos podemos oír música y muchas luces. No entendemos nada. Cuando ya estamos encima, nos damos cuenta de que es túnel de lunes con los colores y la publicidad de HOKA@. La entrada al túnel de luces se hace a través de un arco rígido donde se puede leer el lema de FLY HUMAN FLY. Nos quedamos todos con la boca abierta, no podemos dar crédito a lo que estamos viviendo. Es un poco subrealista todo.

HOKA® Fly Human Fly Foto: UTMB®
HOKA® Fly Human Fly Foto: UTMB®

La sensación es rara. Por una parte, es agradable y te llena de paz. Por otra, mentalmente te saca de carrera y te hace plantearte que haces en mitad de la montaña a esas horas. El espectáculo de luces y de sonido es espectacular. Muy bonito y bastante emotivo. La gente se vuelve loca. Se contagia de los gritos del resto de participantes y parece que estamos todos poseídos. Sin duda un buen subidón que nos puede pasar factura.

Una vez, que se supera el “Pont Romain” nos quedan 295 m+ en algo menos de 3 kilómetros. El desnivel se nota. De nuevo, en mitad de este tramo hay mucho público animando. La noche comienza a refrescar así que han encendido unos buenos fuegos de leña para calentarse y de paso iluminan el camino. Como animan, menuda fiesta que se han montado ellos solos. Nos encontramos varios grupos de estos. 

Nos sorprende mucho encontrar tanta gente llegando al Km 40 de carrera. No sé la dificultad que han tenido para llegar hasta este punto, al ser de noche, no se ve nada, pero sorprende. 

Creemos que en nuestra tierra o región tenemos la mejor afición del mundo y cuando sales un poco de tu burbuja te das cuenta de que en otros lugares no tan lejanos sus habitantes viven con la misma pasión la montaña.

Estoy muy sorprendido con la cantidad de público y la actitud de este con cada uno de los participantes de la UTMB® 2022.

Los cuatro vamos comentando el ambiente festivo que estamos viviendo a lo largo de los kilómetros que hemos recorrido hasta este punto. Todos estamos muy sorprendidos de las muestras de ánimo y de cariño que estamos recibiendo.

TRAMO 5: LA BALME – LES CAMPIEUX

  • Desde: 39 Km
  • Hasta: 50 Km
  • Desnivel +: 800
  • Desnivel -: 936
Tramo 5 - LA BALME – LES CAMPIEUX UTMB® 2022
Tramo 5 – LA BALME – LES CAMPIEUX UTMB® 2022

El avituallamiento de la BALME es realmente muy grande. El despliegue de la organización es enorme. Es la primera vez que veo un despliegue médico tan potente. Es un punto en el que hay que comer e hidratarse muy bien. Mi ritual personal consistente en primero reponer el agua de los dos softflash y luego comer comida sólida de la organización. Este es un buen punto para tomar un gel potente de MAURTEN GEL 100 sin cafeína. Puede que se necesite un poco más tarde.

De nuevo, creo que estamos demasiado tiempo en el avituallamiento. No me gusta parar tanto. Seguramente sea una sensación y no sea tanto tiempo. Es una impresión personal. Los avituallamientos están siendo todos iguales y trato de cambiar un poco para no saturarme. El caldo me sienta bien, pero debo tener cuidado ya que su grasa me acaba repitiendo horas después y me obliga a tener que beber para quitar el sabor.

Salimos del avituallamiento los cuatro, por delante 635 m+ hasta el Col de Bonhomme. Me pongo en cabeza y empiezo a marcar el ritmo, delante de nosotros una hilera de luces que nos recuerdan lo largo que es esta subida. Según vamos ascendiendo, nos intercambiamos entre todos las labores de marcar el ritmo.

Saliendo de La Balme Foto: UTMB® 2022
Saliendo de La Balme Foto: UTMB® 2022

La subida es una auténtica peregrinación de participantes de la UTMB® 2022. Aquí realmente tomamos consciencia de la cantidad de gente que estamos en la montaña. Poco a poco la pendiente va haciendo acto de presencia. De vez, en cuando, encontramos un llano que nos deja trotar y soltar un poco la presión de las piernas. La subida se hace en hilera, a veces de dos en dos, pero lo más normal es de uno en uno. La subida se está haciendo larga. Mis compañeros Isi y Juan Manuel han tirado para arriba y detrás de mí tiene que ir Israel, pero hace un rato que no lo he visto. Yo voy a lo mío, intentando mantener un ritmo constante, alto, pero a su vez cómodo. Queda mucho por subir. De noche, la percepción de la subida se pierde por completo. No te puedes volver loco, lo único que hay que hacer es subir e intentar no parar hasta llegar al collado.

Al de un rato, alcanzo a ISI y a Juan Manuel que han parado para ver donde andamos. Yo les comento que prefiero no parar y mantener el ritmo. Ellos van a intentar contactar con Israel, del que no sabemos hace un rato. Yo sigo para arriba. Este tipo de desniveles como pare, luego no subo. Poco a poco, voy subiendo a un ritmo más fuerte. Parece que me voy acostumbrado al desnivel y voy tranquilo. Hace un rato que no veo a Isi y a Juan Manuel. Supongo que se habrán quedado con Israel y estarán subiendo juntos. Por otro lado, si Israel necesita subir un poco más tranquilo, les habrá mandado a Isi y A Juan Manuel hacia arriba.

Cuando tienes un problema de ritmo, es preferible seguir a tu ritmo que te saquen de ritmo y termines por explotar. Hay momentos en los que parece que no vas y necesitas ir recuperando tu solo la confianza. El entrenamiento está, lo importante es saber encontrar el ritmo para salir del bache que todos tenemos en este tipo de pruebas. Y no solo una vez, sino muchas.

Isi y Juan Manuel van de ritmo como un tiro, al de un rato me alcanzan y tiramos juntos hasta el Col Bonhomme. Me comentan que Israel va a subir un poco más lento y que luego nos alcanzará. Superamos el Col Bonhomme y la Croix de Bonhomme. Ya podemos intuir la región de Italia tras abandonar el Valle de Les Contamines. Descendemos un poco y alcanzamos el refugio de Croix de Bonhomme 2.443 m, situado 

en el cruce de Val-Monjoie y el Valle de los Glaciares. 

Según he podido leer en alguna guía desde este punto deberíamos tener unas vistas impresionantes del Parque Nacional del Gran Paraíso y sin embargo no vemos nada.

Un helicóptero, parece ser militar, no para de sobrevolarnos las cabezas.

Al no ver nada, le sumamos un estruendo tremendo, una pena. No es precisamente la idea que yo tengo de disfrutar en la montaña.

Ahora 885 metros de descenso hasta Les Chapieux. La bajada no tiene ninguna dificultad y podemos disfrutar bastante. De vez, en cuando, algún participante tiene prisa por bajar más rápido. Sin embargo su forma de moverse entre las piedras demuestra que quizás fuera mejor aprender a andar por la montaña antes de a intentar correr por ella, poniendo en riesgo a todos nosotros. 

TRAMO 6: LES CHAMPIEUX – LAC COMBAL

  • Desde: 50 Km
  • Hasta: 65 Km
  • Desnivel +: 1221
  • Desnivel -: 805
Tramo 6 - LES CHAMPIEUX – LAC COMBAL UTMB® 2022
Tramo 6 – LES CHAMPIEUX – LAC COMBAL UTMB® 2022

A la llegada a LES CHAMPIEUX tenemos la revisión de material: móvil con batería, frontal y chaqueta impermeable. Llevamos los softflash y aprovechamos para sentarnos un poco mientras comemos un poco de pan con fuet. El queso está muy rico, pero la grasa me da un poco de miedo, así que intento ser comedido. Hemos encontrado un poco de pavo que también está muy rico. Los higos secos y las galletas saladas se están convirtiendo en el plato estrella. No hacemos una parada demasiado grande.

Col de la Seigne Foto: UTMB® 2022
Col de la Seigne Foto: UTMB® 2022

Por delante, tenemos 958 metros de desnivel positivo hasta el Col de la Seigne. Una vez superado el collado entraremos directamente en Italia. Salimos de Les Champieux y ascendemos hasta “La Ville des Glaciers” donde parece haber algún tipo de edificaciones que no acertamos a distinguir a la noche. Durante el día, debe ser un paisaje magnífico pero que nosotros no tenemos la suerte de poder disfrutar. La subida no es técnica, pero si muy larga y se acaba haciendo un poco pestosa. Por fin llegamos, al collado y comenzamos la bajada hacia Casermetta. Son apenas 143 metros negativos que recorremos muy fácilmente.

Refuge Casermetta Foto: UTMB® 2022
Refuge Casermetta Foto: UTMB® 2022

Estamos un poco despistados, la verdad que podíamos mirar el track en el reloj y comprobar por donde vamos, pero no lo hacemos. No cuadra esta bajada, pero estamos siguiendo las balizas, así que vamos bien. Al girar, vemos como los frontales, vuelven a ascender y tras un pequeño y corto descenso de 56 metros negativos, comienza la subida al Col des Pyramides Calcaires. Son 263 metros positivos, en una subida muy encajonada, pero por un camino que no presenta especial dificultad. Es un camino de piedras, pero por el que se puede ascender sin problemas.

En el collado se encuentra el control y dentro del refugio de emergencia que ha montado la organización hay un participante tapado con una manta térmica. Parece que, de aspecto, está bien. Impresiona ver a un compañero de aventura en esas circunstancias.

Ahora todo es bajar hasta el Refuge Elisabetta. Son 349 metros negativos, bastante técnicos en la parte inicial. El suelo está muy descompuesto y aunque no son piedras muy grandes, lo son lo suficiente para torcerte un tobillo y acabar con los sueños de llegar a la meta de Chamonix. A pesar, de todo siempre hay participantes que tienen prisa y de nuevo sin técnica para poder descender por este terreno a la velocidad que intentan hacer. La mayoría de los participantes les recriminamos esa actitud egoísta de poner en juego las ilusiones de los demás. Si quieres correr haber salido antes o la otra opción es aprendes a andar por la montaña. A su paso van tirando el monte con el peligro de que una de las rocas que salen rebotadas acaben golpeando a alguno de los participantes.

Llegamos al Refuge Elisabetta, parada obligatoria si estas realizando el tour del Mont Blanc. Nosotros pasamos de largo con ganas de llegar al avituallamiento del Lac Combal.

Avituallamiento Lac Combal UTMB® 2022
Avituallamiento Lac Combal UTMB® 2022

Del refugio a nuestro avituallamiento son apenas 249 metros negativos, sin ninguna dificultad más allá que lo empinado que está el terreno y el esfuerzo que supone retener las piernas.

TRAMO 7: LAC COMBAL – CHORROUIT-MAISON VIEILLE

  • Desde: 65 Km
  • Hasta: 74 Km
  • Desnivel +: 468
  • Desnivel -: 471
Tramo 7 - LAC COMBAL - CHORROUIT-MAISON VIEILLE UTMB® 2022
Tramo 7 – LAC COMBAL – CHORROUIT – MAISON VIEILLE UTMB® 2022

Empieza a amanecer. Hay mucha humedad y debemos tener cuidado de no quedarnos fríos. Veo muy bien a Juan Manuel y a ISI, hemos sufrido un poco en los últimos metros del descenso. Más por las ganas de llegar al próximo avituallamiento que por la dificultad de la bajada.

Comemos y bebemos bastante bien. Por fin, conseguimos ver algo del Macizo del Mont Blanc. Tenemos unas vistas impresionantes de la cara sur del Mont Blanc. 

Hasta ahora hemos estado corriendo en la oscuridad, sin poder disfrutar ni un segundo de los paisajes del macizo del Mont Blanc.

La única razón de haber recorrido cientos kilómetros en coche, los que unen las localidades de Bilbao y Chamonix, era volver a disfrutar del macizo del Mont Blanc 10 años más tarde y de momento eso no ha pasado.

Y esto me hace replantearme muchas cosas, tanto de la aventura en la que me encuentro inmerso, como del futuro. El amanecer que es un momento mágico se ha convertido en un momento de bajón.

El presenciar los paisajes que tengo delante de mí., me ha hecho recordar todo lo que me he perdido por haberlo hecho de noche.

Me planteo muchas cosas, incluso la retirada cuando igual esté en mi mejor momento de forma.

Estas reflexiones son muy personales y no las comparto con mis compañeros de aventura, son demasiado mías y yo soy el único que tiene que tomar esa decisión. 

Puede parecer estúpido, incluso algo extraño. Pero se lo pregunto a la montaña. Desde muy niño, tengo una relación muy íntima con la montaña. Hemos pasado muchas horas juntos y siempre ha cuidado de mí. Siempre he sabido cuando debía permanecer en ella o cuando debía abandonarla.

En ella, he vivido momentos muy felices y algunos que no lo son tanto.

Disfrutando de ella he estado a punto de perder mi propia vida en varias ocasiones.

Esto me ha conectado aún más a la montaña que lejos de haberle echado nada en cara, me ha enseñado a respetarla más y sobre todo a saber escucharla.

Miro a la montaña, el sol comienza a iluminarla y me siento en paz. Estoy muy a gusto. Me concentro en disfrutar de cada momento, de cada kilómetro y de los compañeros de viaje. En este caso, de Juan Manuel y de ISI. Seguimos con la boca abierta admirando el glaciar de la Lex Blanche que, por primera vez, lo habíamos visto a nuestro paso por el refugio de Elisabetta.

Dejamos el avituallamiento y recorremos el Val Veny. El valle comienza al noroeste de Courmayeur, en una conocida y elegante estación de esquí y termina con el Col de la Seigne.

Avanzamos por el valle hasta llegar a la altura de la Cabane du Combal donde comenzamos una subida de 457 metros positivos que nos lleva a Arete ful Mont Favre

Desde este punto, tenemos unas magníficas vistas del Glaciar Miage que es el más grande del Valle de Aosta: más de 10 km de largo, y termina en el Lago Miage. El cual también se puede observar desde nuestro privilegiado balcón.

Ahora todo bajada hasta el Chorrouit-Maison Vieille. Nuestro ritmo es muy alto, estamos mucho mejor de lo que pensábamos. La noche nos ha dejado un poco apagados pero el sol de nuevo nos está dando alegría y ritmo. A pesar de no haber ido demasiado finos a la noche, la previsión de llegada a la asistencia de Courmayeur se va a cumplir: hemos parado mucho en los avituallamientos y sin embargo más o menos vamos en hora. También es cierto que vamos muy rápido por unos senderos que son muy correderos.

Pero no tenemos que perder de vista que son 461 metros los que debemos descender y debemos tener cuidado de no pasarnos de nuestros límites.

CHECROUIT-MAISON VIEILLE UTMB® 2022
CHECROUIT-MAISON VIEILLE UTMB® 2022

Llegamos muy rápido a Checrouit-Maison Vieille. El lugar es mágico, parece sacado de una postal.  A nuestra izquierda podemos disfrutar de unas magníficas vistas del glaciar de la Brenva. En nuestro descenso hemos pasado cerca del lago Chécrouit, aunque no hemos sido muy conscientes de ello

TRAMO 8: CHECROUIT MAISON VIEILLE – COURMAYEUR

  • Desde: 74,00
  • Hasta: 78,00
  • Desnivel +: 0
  • Desnivel -: 772
Tramo 8 - CHECROUIT-MAISON VIEILLE - COURMAYEUR UTMB® 2022
Tramo 8 – CHECROUIT-MAISON VIEILLE – COURMAYEUR UTMB® 2022

En este avituallamiento, no se puede estar mucho tiempo o aquí te quedas. Llegar a un avituallamiento y que haya pedazos de tartas, es algo que no me había pasado nunca. Tan solo, en la EhunMilak de este año me ha pasado algo parecido, aunque en esta ocasión el protagonista era el flan de huevo y el bizcocho caseros. 

Desde el avituallamiento vemos Courmayeur. Los tres tenemos muchas ganas de llegar y completar la mitad de los kilómetros de la prueba. La bajada en la parte inicial es muy sencilla y ancha pero poco a poco se va complicando hasta llegar a una zona donde han tallado unas escaleras y que son una auténtica tortura para las piernas. A lo largo del recorrido de la UTMB® 2022 nos vamos a encontrar en varias ocasiones escaleras: unas veces talladas sobre la piedra y otras rematadas con madera, como auténticos escalones de madera.

Descenso a Courmayeur UTMB® 2022
Descenso a Courmayeur UTMB® 2022

Los desniveles son tan pronunciados que para facilitar que los recorridos sean accesibles a mayor número de personas han preferido poner escaleras bajo la creencia de que cuesta menos subir una escalera que su equivalente en plano inclinado sobre la propia tierra. En estos tramos además nos encontramos que mucha de la tierra se ha convertido en arena. Según vas bajando se levanta una gran nube de polvo bajo la cual se esconde gran cantidad de raíces que pueden mandar al traste todas nuestras ilusiones.

Por fin, llegamos a una campa verde. Con mucho desnivel, pero al menos es una campa verde. Todavía queda un rato hasta que alcanzamos la zona más llana. Giramos a nuestra derecha y comenzamos a correr por las calles de Courmayer.  La asistencia está localizada en el polideportivo de Courmayeur. Afortunadamente, este se encuentra en la parte baja de Courmayeur, lo que supone que de momento no vamos a tener que subir más.

Entrada asistencia Courmayeur UTMB® 2022
Entrada asistencia Courmayeur UTMB® 2022

Justo antes de la entrada, nos encontramos con la asistencia de Israel y aprovechamos para preguntar por él. Nos cuentan que sigue en carrera y que poco a poco cada vez, se está encontrando mejor. Nos alegramos mucho de que haya dado la vuelta a los problemas y siga en carrera. Justo antes de la entrada a la asistencia nos entregan la bolsa de vida. Pero lo que más ilusión me hace es que vuelvo a ver a la familia. La asistencia de Courmayeur no está tan saturada. Encontramos sitio para poder sentarnos y comer caliente.

Bocata asistencia Courmayeur UTMB® 2022
Bocata asistencia Courmayeur UTMB® 2022

Seguimos en plan marcado, primero me cambio de ropa y luego tocará comer. Me cambio todo, salvo las zapatillas que la intención es mantenerla hasta llegar a meta. Alain me sustituye toda la alimentación por la planificada para este tramo. Además, se encarga de ayudarme a quitarme los calcetines que siempre se quedan muy pegados. Como es costumbre, me limpio bien los pies y me los hidrato con abundante crema que por otra parte me facilita la labor de poner los calcetines nuevos.

Ainhoa y Alain me han traído unos palitos de pan que descubrimos en una panadería de Courmayeur cuando estuvimos en la YCC, en la que corrió Alain. Están muy buenos y además me han traído un pedazo de pizza con tomate y un sabor impresionante.

Alain me prepara un plato de macarrones con pasas y me localiza unos higos secos para acompañar que están muy buenos.

Esta no es la carrera del arroz, pero no me vuelvo loco. Me dedico a comer lo que me apetece y listo.

Estoy ya listo para abordar lo que queda de carrera. Voy en busca de Juan Manuel y a ISI, que también están listos para salir. 

Tramo 9: COURMAYEUR – REFUGE BERTONE

  • Desde: 78,00
  • Hasta: 81,60
  • Desnivel+:816
  • Desnivel -: 32
Tramo 9 - CHECROUIT-MAISON VIEILLE - COURMAYEUR UTMB® 2022
Tramo 9 – CHECROUIT-MAISON VIEILLE – COURMAYEUR UTMB® 2022

Lo primero que tenemos que hacer es subir al núcleo principal de Courmayeur. El track diseñado por la organización de la UTMB® 2022 atraviesa las principales calles de Courmayeur y pasa por la plaza donde finaliza la mítica carrera que recorre el valle de Aosta, denominada TOR DE GEANTS 330 Kms.

Saliendo asistencia Courmayeur UTMB® 2022
Saliendo asistencia Courmayeur UTMB® 2022

Toca volver a superar todo el desnivel que hemos perdido con anterioridad y una vez arriba, la cosa ya será un poco más sencilla. Al menos, en cuanto a desnivel. Hace mucho calor y el sol está pegando muy fuerte. Afortunadamente algo nos podemos cobijar en el bosque. La subida es preciosa. Subo en cabeza, a un ritmo bastante bueno. En este tipo de subidas, no hay que pensárselo y no hay que parar hasta llegar a la parte más alta. Subo muy cómodo y fuerte llegamos al refugio de BERTONE pletórico de fuerzas y muy animado.

Hago un buen avituallamiento, aunque en esta aventura no estoy comiendo mucha pasta, pero no le doy importancia. Repongo mucho líquido, la subida ha sido muy potente y seguro que me pasa factura.

TRAMO 10: REFUGE BERTONE – REFUGE BONATTI

  • Desde: 83,00
  • Hasta 92,20
  • Desnivel +: 280
  • Desnivel -: 244
Tramo 10 - REFUGE BERTONE - REFUGE BONATTI UTMB® 2022
Tramo 10 – REFUGE BERTONE – REFUGE BONATTI UTMB® 2022

Este tramo debería ser el más sencillo y donde poder disfrutar más.

Algo ocurre que por poco me cuesta no llegar a la meta de Chamonix.

De repente, se me va la cabeza.

A Isi se le ha bloqueado el móvil y Juan Manuel no lo tiene a mano. Isi me pide que haga unas fotos de la maravilla que tenemos delante nuestro y le digo que no voy a parar a hacer una foto. Lógicamente una auténtica estupidez no parar y hacer unas fotos. Pero se me cruza e insisto en que no voy a parar. No sé por qué razón, quiero llegar cuanto antes al refugio de Bonatti y no estoy para perder el tiempo. Me obsesiono con la previsión de tiempos que he hecho y como vamos un poco retrasados no podemos perder más tiempo.

Se me cruza la cabeza, supongo que en una mezcla de cansancio, calor e impotencia por no poder ir más rápido. Cuando realmente, igual el único problema era que la planificación era demasiado optimista.

Juan Manuel que me conoce muy bien se da cuenta que estoy cruzado y que la mejor forma es quitar hierro al asunto. Retomamos la marcha. Juan Manuel, Isi delante y yo por detrás. En la zona más sencilla de toda la UTMB® no consigo coger un ritmo. Mi mosqueo absurdo y estúpido me está impidiendo correr. Poco a poco se van alejando. No es que ellos hayan aumentado el ritmo es que yo lo he bajado mucho. Los dos se dan cuenta y comienzan a andar para que les alcance.

Es tal el bloqueo, que le digo que se marchen y que me dejen a mi ritmo. Si quieren ir rápido, que se marchen. Cuando uno no está bien lo único que dice son bobadas fruto de mi estado actual de ánimo. Ambos dicen que ni hablar. Saben que de fuerzas vamos los tres muy parecidos y que en mi caso solo es un problema de dar la vuelta a la cabeza.

Mentalmente soy muy sólido y a veces quizás demasiado.

Esto a veces, provoca que en carrera tenga mosqueos que a veces cuesta controlar.

Lo que está claro es que afecta muy negativamente a mí rendimiento.

Por fin llegamos al Refugio de Bonatti. Lo peor de todo, es que no he disfrutado nada del paisaje y es una pena. En el refugio hay un control y este año no hay avituallamiento. En alguna ocasión anterior lo ha habido y habría sido un auténtico detalle. Tenemos una fuente donde podemos reponer el agua. 

Refugio Bonatti UTMB® 2022
Refugio Bonatti UTMB® 2022

Poco a poco, estoy mejor. Vuelvo a sonreír y vuelvo a sentirte mucho mejor. Lo que deberían haber sido unos kilómetros de disfrute han sido una auténtica tortura. La cabeza a veces juega con nosotros. Es capaz de lo mejor pero también de lo peor.

Tramo 11: REFUGE BONATTI – ARNOUVAZ

  • Desde: 92,20
  • Hasta: 95,00
  • Desnivel +: 105
  • Desnivel -: 334
Tramo 11 - REFUGE BONATTI - ARNOUVAZ UTMB® 2022
Tramo 11 – REFUGE BONATTI – ARNOUVAZ UTMB® 2022

El tramo comienza en subida, pero no me importa ya vuelvo a estar muy animado. Con muchas ganas de llegar al fondo del valle para afrontar una de las subidas más duras de la UTMB® 2022. Por delante, un poco más de 3 kilómetros que se hacen cómodos, aunque la bajada parece que no va a terminarse nunca.

Me recuerda mucho a la parte final de la bajada desde el vértice del Anayet a Canal Roya. La ventaja de haber corrido carreras tan salvajes como la Canfranc-Canfranc es que resulta difícil encontrar subidas y bajadas peores que las de esta prueba.  Mentalmente te da el ánimo necesario para no bajar el ritmo en ningún momento hasta llegar al avituallamiento.

Camino de Arnouvaz
Camino de Arnouvaz

En este tramo, me he notado de nuevo muy fuerte y ahora toca reponer fuerzas en el avituallamiento para afrontar la subida del Grant Col Ferret y puerta de entrada a Suiza. En este avituallamiento debemos quitar los datos a nuestro móvil para evitar que recibamos una suculenta factura de nuestro operador de telefonía móvil. En Suiza no hay acuerdo de Roaming y por tanto, si usas lo datos, estos no están incluidos en tu contrato de telefonía móvil y por tanto te los facturará aparte. Suerte, el susto suele ser mayúsculo.

El ambiente en este avituallamiento es realmente muy cordial. Hay muchas familias con los hijos esperando a que vega su ama (madre) o aita (padre). Algunas familias, se han desplazado hasta aquí a pasar un precioso día de montaña y de paso animar a los participantes de la UTMB® 2022.

TRAMO 12: ARNOUVAZ – LA FOULY

  • Desde: 95,00
  • Hasta: 109,00
  • Desnivel +: 952
  • Desnivel -: 1.138
Tramo 12 - ARNOUVAZ - LA FOULY UTMB® 2022
Tramo 12 – ARNOUVAZ – LA FOULY UTMB® 2022

Comienza un tramo muy bonito pero muy exigente. Cuando salimos del avituallamiento solo tenemos en mente superar el Grand Col Ferret y alcanzar los 100 Km de la UTMB®. Lo que no nos damos cuenta es de los 1.138 metros de bajada que tendremos que afrontar antes de llegar a LA FOULY.

Nos planteamos la subida a buen ritmo, pero sin comernos la cabeza en exceso. Primero llegamos al Refuge Elena, tras superar los 291 metros que nos separan del avituallamiento. Nos encontramos con muchas familias que están disfrutando del sol y del calor a los pies del macizo del Mont Blanc. Ascendemos en fila, guardando fuerzas. Se nos suman un grupo de americanas que les ha gustado nuestro ritmo y que también se han sumado a la cadeneta humana. A diferencia nuestra, llevan unas mochilas enormes que manejan con soltura. Nosotros no estamos subiendo lentos y ellas siguen pegadas a nosotros. No paran de reírse. Risas que contrasta con el silencio de todo nuestro grupo.

Una vez que llegamos a la planicie del refugio, ellas paran y nosotros seguimos a lo nuestro. Llega un momento que te conviertes en un autómata que se engancha a un ritmo y lo da todo por no perderlo.

Por delante tenemos 463 metros de desnivel positivo, desde nuestra posición no vemos el collado y no lo veremos hasta que prácticamente estemos encima de él. Delante mío sube un participante checo, que sigue los pasos de ISI y Juan Manuel. A mitad de la subida comenzamos a hablar en inglés, la conversación es muy amigable y de vez en cuando, se nos escapa alguna carcajada. Hablamos de bobadas, pero a todo le encontramos la gracia. Igual es el primer síntoma de locura. 

Delante nuestro va un grupo que sube muy despacio y nos toca hacer algún recto para adelantarles. La situación es complicada: van con un ritmo más lento que el tuyo así que buscas un lugar donde no molestar y sobre todo que no te suponga un esfuerzo enorme. Se trata de gastar el menos número de fuerzas posibles. 

Una vez, recuperado nuestro ritmo y ya recuperados del esfuerzo extra, seguimos charlando. Las vistas son espectaculares, pero en esta ocasión miramos más al suelo que al horizonte. La subida no tiene ninguna dificultad técnica.

La única dificultad es el desnivel que hay que superar. La temperatura es agradable pero la subida se hace muy larga.

Por fin, vemos la tienda “DOMO ROJA” que marca el final de la subida. Acabamos de entrar en suiza y hemos superado una de las subidas duras de este UTMB® 2.022. En el collado estamos lo justo y rápidamente nos tiramos hacia abajo.

Por fin, Grand Col Ferret UTMB® 2022
Por fin, Grand Col Ferret UTMB® 2022

El Grand Col Ferret es un paso alpino que conecta Suiza con Italia. Cuidado con esta bajada, son 443 metros de descenso. No es muy técnico, pero los kilómetros se van sumando a nuestras piernas. Descendemos a buen ritmo y siempre manteniendo un ritmo constante que nos hace avanzar muy rápidamente. 

Llegada Grand Col Ferret UTMB® 2022
Llegada Grand Col Ferret UTMB® 2022

Llegamos a La Peule, donde encontramos un refugio precioso, pero donde no tenemos avituallamiento sólido. Al menos podremos rellenar nuestros softflash. Como curiosidad en el control no funciona la maquinita que lee los dorsales y nos anotan el número a mano. Juan Manuel es muy sensible con este tema. En varias carreras, le han cogido mal el dorsal y la última vez en EhunMilak 2022 incluso le daban como retirado cuando había estado corriendo junto a mí, en todo momento.

Continuamos nuestro descenso, con muchas ganas de llegar al fondo del valle y alcanzar el avituallamiento de La Fouly, pero antes teníamos que descender 680 metros de desnivel. Aquí todo es a lo grande. El valle, tiene una profundidad que asusta y además no tenemos ni idea de donde está nuestro destino. La bajada se hace larga, pero de fuerzas vamos muy bien. Es cierto que no tenemos las piernas muy alegres, pero si muy fuertes. 

Descendiendo a La Fouly UTMB® 2022
Descendiendo a La Fouly UTMB® 2022

No estamos avanzando tan rápido como nos gustaría, pero es lo que hay. Debemos tener cuidado de no ir demasiado rápido bajando, todavía queda mucha aventura por delante. Durante gran parte del final de la bajada, podemos ver una población que creemos que será nuestro destino, aunque no tenemos ni la más remota idea de donde estamos. Cuando creemos que ya hemos llegado a algún sitio, pues resulta que tenemos que seguir descendiendo y descendiendo.

Por fin llegamos al avituallamiento de La Fouly pensando que era el de Champex – Lac. Algo totalmente absurdo una vez que conoces el recorrido, pero totalmente posible cuando estas con tantos kilómetros encima. Esta confusión nos supone un pequeño golpe emocional. 

Repasamos de nuevo, donde estamos y que es lo que nos queda. Nos damos cuenta que por delante tenemos 14 kilómetros trampa y que tenemos que comer y beber bien para poder afrontarlos con seguridad.

TRAMO 13: LA FOULY – CHAMPEX LAC

  • Desde: 109,00
  • Hasta: 123,00
  • Desnivel +: 567
  • Desnivel -: 690
Tramo 13 - LA FOULY - CHAMPEX LAC UTMB® 2022
Tramo 13 – LA FOULY – CHAMPEX LAC UTMB® 2022

En el primer tramo hasta Praz de Fort toca bajar 549 metros de desnivel. También hemos subido algo, pero nada en comparación con lo que nos queda por delante. Lo peor de todo es que no conocemos como es la subida y sospechamos que se nos va a atragantar y nada más lejos de la realidad. Los kilómetros iniciales los hemos hecho muy lentos. La gran parte de ellos andando y trotando donde el ánimo lo ha permitido. Que no ha sido en muchos casos. Este tramo se nos está atragantando y más que se va a atragantar.

Las caídas de agua nos acompañan UTMB® 2022
Las caídas de agua nos acompañan UTMB® 2022

Realmente, una vez que conoces el recorrido. Este tramo no es tan duro, lo peor es desconocer lo que te queda y gestionar las fuerzas por miedo a reventar y todavía quedan 3 subidas que dan mucho respeto.

Subir los 457 que separan Praz de Fort de Champex Lac es muy duro mentalmente. No vamos sobrados de fuerzas. Pero para la altura de carrera en la que estamos, las fuerzas nos siguen acompañando, pero la cabeza cuesta meterla en carrera. Comenzamos a subir, pero cuando creemos que ya hemos llegado, de nuevo toca volver a bajar al fondo del valle. Por fin, iniciamos la última subida ya con la luz muy justa. Anochece a falta de 1 Km de llegar a Champex Lac y decidimos no sacar el frontal, aunque no veamos nada.

Por fin llegamos a Champex Lac y termina nuestra agonía. La parte positiva es que físicamente vamos perfectos los tres, con un poco de sueño, pero bien. De cabeza, no vamos tan bien.

TRAMO 14: CHAMPEX LAC – TRIENT

  • Desde: 123,00
  • Hasta: 140,00
  • Desnivel +: 914
  • Desnivel -: 1.088
Tramo 14 - CHAMPEX LAC - TRIENT UTMB® 2022
Tramo 14 – CHAMPEX LAC – TRIENT UTMB® 2022

Que ganas de ver a la familia y que ganas de sentarme un poco con tranquilidad. De nuevo repetimos el ritual de todas las asistencias. Primero cambiar toda la ropa y abrigarme bien antes de comer. Sigo con las mismas zapatillas que me están funcionando muy bien. Intento tomar un café, pero es imposible. Así que finalmente elijo la opción de tomar una infusión. Lo que busco es tomar algo caliente.

Llegando asistencia Champex-Lac UTMB® 2022
Llegando asistencia Champex-Lac UTMB® 2022

Ha llegado el momento de dormir un rato. Alain me acompaña y buscamos las carpas donde pueden dormir los participantes. La primera está llena, pero en la segunda hay sitio. Hay colchones sobre un suelo de madera sobre los que te puedes tumbar y una manta para poderte tapar. Al menos, en nuestra carpa han puesto una calefacción de aire caliente. Por si acaso, además yo tengo un plumífero puesto. Le digo a Alain que me despierte en 30 minutos. Él se queda en la misma carpa, velando mi sueño. No vaya a ser que necesite algo. Nada más tumbarme boca arriba en posición momia, me quedo dormido. Tengo mucha facilidad para aprovechar el sueño y no moverte. 

Al de 30 minutos, Alain me avisa que es la hora y me despierto muy bien. Con una sensación de haber dormido durante horas.

Voy a buscar a mis compañeros de aventuras. Israel acaba de llegar a la asistencia. Nos pide 15 minutos para cerrar un poco los ojos y que tira con nosotros. De ánimo está muy bien, pero de fuerzas anda un poco justo. Le decimos que ningún problema que el único objetivo es cruzar la línea de meta de Chamonix. La previsión de horas nos las hemos cargado en los 2 tramos anteriores y ahora no tiene ningún sentido forzar el cuerpo.

El no conocer el recorrido, no te permite dosificar correctamente las fuerzas y en nuestro caso creo que hemos sido conservadores precisamente por desconocimiento del recorrido. Es el kilómetro 123 de aventura y me encuentro muy fuerte y con muchas ganas.

Saliendo asistencia Champex-Lac UTMB® 2022
Saliendo asistencia Champex-Lac UTMB® 2022

Salimos de la asistencia los cuatro después de haber estado en el avituallamiento todo el tiempo de hayamos necesitado. La primera parte del tramo es en bajada por unas pistas que se puede correr muy bien. Vamos tranquilos sumando kilómetros y con ganas de llegar al PLAN DE L’AU donde comienza una subida de 754 metros de desnivel positivo.

El inicio de la subida tiene bastante piedra grande, que dificulta subir cómodo a pesar de ello, pongo un ritmo cómodo de subida que nos permita avanzar sin gastar demasiado. Poco a poco vamos cogiendo altura, aunque de vez en cuando descendamos un poco y atravesemos pequeños riachuelos que bajan de la montaña.

En mitad de la subida Israel me ofrece una barrita de gominola que acepto encantado. Me está volviendo a coger el sueño y comer algo me viene de maravilla. La subida es larga pero agradable, se trata de no parar hasta La Giete. En este punto tenemos un avituallamiento dentro de unas cuadras, donde aprovechamos justo para rellenar y marchar. Hay mucha humedad y podemos quedarnos fríos con mucha facilidad.

Toca bajar a Trient, por delante 664 metros de desnivel negativo. Hay muchas ganas por bajar y el ritmo comienza a ser muy vivo. El sueño poco a poco nos va alcanzando y especialmente a 

Juan Manuel. Nos indica que va a bajar un poco más rápido que detrás de nuestras frontales se está durmiendo.

Es un poco peligroso, porque te puedes quedar dormido literalmente y pegarte un fuerte golpe que te mande a casa.

En esos momentos de fuerte sueño solo hay dos opciones: parar y jugarte una hipotermia o bajar más rápido para forzar a tu cerebro a estar más concentrado.

Al de poco rato, Juan Manuel desaparece va como un rayo. Le perdemos de vista. Al de unos kilómetros lo encontramos sentado en una piedra y despertando de un breve sueño que había podido echar. Sabe que al bajar nosotros detrás, si se queda profundamente dormido lo vamos a despertar. Entre una aventura y otra ya vemos algo que debe ser Trient. Pero nuevamente nos equivocamos. Se trata del parking situado en el Col de Fordaz

Durante unos kilómetros seguimos por la carretera hasta que de nuevo nos volvemos a meter en el bosque. Estamos muy despistados, creemos estar cerca pero ya dudamos de todo. De nuevo vemos, unas luces y algo que parece una iglesia. Eso si es Trient, pero antes debemos descender por una zona muy empinada del bosque en el que han tallado escaleras y en algunos puntos donde no era posible tallar han puesto escaleras de madera.

Por fin salimos a la carretera, ahora solo encontrar el punto por donde la podemos cruzar. El avituallamiento está en un alto y toca subir unos últimos metros hasta llegar a la asistencia, donde tienen montada una fiesta con animación musical incluida.

Tramo 15: TRIENT – VALLORCINE

  • Desde: 140,00
  • Hasta: 150,00
  • Desnivel +: 979
  • Desnivel -: 875
Tramo 15 - TRIENT - VALLORCINE UTMB® 2022
Tramo 15 – TRIENT – VALLORCINE UTMB® 2022

El ambiente festivo, me anima mucho. Encuentro a Ainhoa y Alain muy bien. Lo cual me alegra mucho. Llevan sin descansar tanto como nosotros. Son unos campeones. Es el momento de un gel de HIGH ENERGY de café de 226ERS. Veo a Israel mirando firmemente a 2 geles en la mano de HIGH ENERGY – 226ERS esperando a que alguno de ellos le hable. La situación es graciosa, pero es un reflejo de cómo vamos ya. No estamos mucho tiempo en el avituallamiento de TRIENT a pesar de que el ambiente es el mejor hemos encontrado a lo largo de la UTMB® 2022.

Asistencia Trient UTMB® 2022
Asistencia Trient UTMB® 2022

Bajamos por las escaleras tan características que aparecen en todos los videos de UTMB® y me despido de la familia. Dentro de poco les volveré a ver en VALLORCINE.

Resulta muy curioso, lo bien que me encuentro física y anímicamente. Sin lugar a ninguna duda es la carrera de ultra distancia en montaña que mejor estoy acabando y no precisamente porque sea la más fácil como indican por redes sociales algunos “sabios” del trailrunning.

Prueba de ello, es el desnivel que tenemos que salvar en el kilómetro 140 de aventura. 

La estrategia es la misma que hemos seguido hasta ahora. Hacia arriba, subir, subir y no parar. Siempre manteniendo la grupeta junta, pero sin parar. Palos y para arriba, objetivo subir y no parar. Comienza a hacer frío y el sueño vuelve a aparecer. Me estoy durmiendo literalmente sobre los palos y todavía no hemos llegado a la parte más alta. Llegar hasta Catogne, está costando debido al sueño. Todos vamos bastante parecidos de sueño. Seguimos dándole muy duro con ganas de comenzar a bajar cuanto antes.

Con este sueño, bajar se está haciendo complicado. Además, si vas detrás del frontal de otro participante te vas durmiendo y no te das ni cuenta. Es muy peligroso el sueño bajando. Además, la parte inicial de la bajada tiene bastante piedra y ya me he pegado un par de sustos.

Instintivamente, me pongo a correr como si me hubiera poseído un demonio.

Bajo muy rápido y al principio tengo un par de sustos, pero enseguida comienzo a despertar.

Se me está quitando el sueño de golpe.

Me la he jugado, pero no me queda otra.

Juan Manuel, Isi y Israel, no dan crédito, a donde irá este loco: “Se le estará enfriando una Pizza en VALLORCINE y no nos ha dicho nada”. Según me desaparece el sueño, la locura va desapareciendo y bajo el ritmo hasta casi parar.

Juan Manuel sufre la misma enfermedad y me pasa en el mismo estado que estaba yo hace un momento.

Tiene sueño y se nota.

Yo me pongo a correr detrás de él.

Me lo confirma, se está durmiendo.

Parece que ya estamos en VALLORCINE, pero no el camino gira a la derecha y corremos por una zona llana, lo que quiere decir que, seguro que encontramos otro repecho y efectivamente, tenemos repecho. Ya son tantas veces, que en lugar de desanimarnos pensamos que queda uno menos y seguimos corriendo. El ritmo no es muy alto, pero vamos avanzando.

La última bajada, discurre, por un bosque con bastante desnivel y con abundantes raíces. Correr por allí, se hace divertido. Poco a poco está amaneciendo y la llegada a la asistencia de VALLORCINE es eminente. 

Al menos, podemos ver algo sobre el lugar al que llegamos. Durante la segunda noche, nos hemos vuelto a perder paisajes mágicos que no hemos tenido la suerte de poder disfrutar. 

“De noche se hace bastante ameno, como tampoco ves hasta donde llegan las subidas o las bajadas, con el frontal ves los 3 metros que tienes delante y ya está, no te preocupas de nada más. Tienes la cabeza despejada y a seguir sumando”

Sergio Turrull (Pitufollow)

Totalmente, de acuerdo con esta frase sacada del documental “ULTRATRAIL DU MONT BLANC | UTMB® 2022”Pero también es cierto, que correr de noche supone no ver los lugares por los cuales estás corriendo. Queda en cada uno, poner en una balanza, por una parte, tu pasión por la montaña y por otra, el propio reto de recorrer de forma continuada 170 kilómetros con un desnivel acumulado positivo de 10.000 metros.

La balanza, se puede decantar más hacia un lado o hacia otro en función si eres más corredor o eres más montañero. Aunque normalmente el montañero suele ser corredor. Incluso, como ha sido mi caso este año, centrar mi preparación de este último año en el asfalto. 

El grupo está cansado, pero a su vez con muchas fuerzas para afrontar la última gran subida y bajada que nos llevará a la meta de Chamonix.

Tramo 16: VALLORCINE – LA FLÉGÉRE 

  • Desde: 150,00
  • Hasta: 161,00
  • Desnivel +: 873
  • Desnivel -: 274
Tramo 16 - VALLORCINE – LA FLÉGÉRE UTMB® 2022
Tramo 16 – VALLORCINE – LA FLÉGÉRE UTMB® 2022

De nuevo en la asistencia de VALLORCINE tenía a Alain pendiente de que no me faltará de nada. Hacía bastante frío, así que había que tener cuidado de no estar mucho tiempo parados para no quedarnos fríos. Alain está muy cansado y sin embargo, está al pie del cañón para que no me falte de nada y sobre todo para animarme.

Asistencia Vallorcine UTMB® 2022
Asistencia Vallorcine UTMB® 2022

Ahora cuando lleguen a Chamonix, Alain se irá al apartamento a dormir y será Ainhoa la que me espere en la línea de meta. El trabajo ya está hecho. La asistencia de Alain en todos los puntos que ha permitido la organización de la UTMB® 2022 ha sido perfecta. Siempre con una sonrisa, apoyando a su aita (padre). El entrena muy duro todos los días para conseguir sus sueños. Sabe lo duro que son los entrenamientos, las carreras y lo que duele el cuerpo. Quién mejor que él para conocer en cada momento como me puedo sentir yo. Su trabajo ya ha concluido y lo ha hecho con matrícula. No quiero entrar en meta de la mano con él, como hacíamos de pequeño. No quiero una foto en la meta de la UTMB® 2022 con él. Quiero que descanse para que mañana lunes de nuevo estaremos haciendo, recorriendo algún nuevo itinerario por Chamonix, los tres juntos.

Cruzar la línea de meta, es simplemente un símbolo.

Cada cual lo vive de una forma muy personal.

Pero para nada es lo más importante de esta aventura.

Lo realmente IMPORTANTE es lo que nos ha llevado a CHAMONIX esta semana: la PASIÓN, el TRABAJO DIARIO, el apoyo constante de Alain y de Ainhoa en los momentos duros, el SACRIFICIO FAMILIAR para que hoy pueda cruzar la línea de meta y el aprendizaje diario con todas aquellas personas que he tenido la suerte de conocer en el CAMINO.

Salgo muy motivado y lleno de energía. Tengo ante mis ojos un amanecer precioso en unas montañas maravillosos. Soy muy feliz, estoy en este momento donde quiero estar y con la gente que quiero estar. Y eso no ocurre muchas veces a lo largo de la vida. Por eso me siento tan AFORTUNADO.

Me empieza a entrar sueño y me asusto un poco. Recorro los apenas 3 Kms que separan Vallorcine deCol des Montets con los ojos cerrados. Últimamente, esta técnica la estoy tenido que emplear tantas veces que poco a poco la voy perfeccionando. Ya soy capaz de caminar en línea recta cerrando los ojos durante 10 pasos y abriéndolos durante los siguientes 10 pasos. He mejorado. Antes solo era capaz de hacer 5 pasos. El contar me ayuda a no dormirme del todo y poco a poco me permite ir recuperando. 

A la llegada al Col des Montets se me pasa el sueño de golpe. Menuda preciosidad de subida nos espera. Estoy super motivado. La subida es de las que me gustan mucho y sé que me lo voy a pasar muy bien. Es el kilómetro 156,70 de carrera y creo que es momento en que mejor me encuentro, física y mentalmente.

Camino La Tete aux vents UTMB® 2022
Camino La Tete aux vents UTMB® 2022

Por delante, 551 metros positivos hasta La Remuaz y otros 115 hasta La Tete aux vents Se confirma, la subida es espectacular y las vistas lo mejor de esta UTMB® 2022 o por lo menos de lo que hemos podido ver. Si hubiera complido la planificación inicial, habríamos hecho toda esta parte del recorrido de noche y nos habríamos perdido este espectáculo natural.

En cualquier caso, para hacer esta ruta no es necesario pagar la inscripción de la UTMB®, ni te exigen UTMB® INDEX en la oficina de guías, ni tienes que venir a Chamonix la semana más cara y con más gente de todo el año. De momento y hasta que las autoridades locales no indiquen lo contrario es de acceso libre. 

Foto de grupo camino de La Tete aux vents UTMB® 2022
Foto de grupo camino de La Tete aux vents UTMB® 2022

Mi recomendación es: si vienes a Chamonix porque te apasiona la naturaleza y las rutas de montaña, este itinerario te va a gustar mucho.

Subo a un ritmo bastante fuerte, me encuentro a tope y super contento. La subida es dura y larga, pero merece mucho la pena. Cuando terminas de subir la parte más pronunciada, todavía tienes que seguir subiendo 2 kilómetros., bastante más suaves, antes de llegar a La Tete aux vents. Es un lugar perfecto para hacerse una foto en grupo, no tenemos ninguna prisa. Es la hora de disfrutar de los últimos kilómetros de nuestra aventura.

Mont Blanc oculto tras las nubes Foto: UTMB® 2022
Mont Blanc oculto tras las nubes Foto: UTMB® 2022

De este punto, a La Flegere, tenemos 3 kilómetros en los que descenderemos 263 metros de altura y ascenderemos 10 metros, justo en la parte final antes de llegar al avituallamiento. Nada comparado con lo que hemos hecho hasta este momento.

Tramo 17: LA FLEGERE – CHAMONIX

  • Desde: 163,60
  • Hasta: 171,50
  • Desnivel +: 99
  • Desnivel +: 926
Tramo 17 - LA FLEGERE - CHAMONIX UTMB® 2022
Tramo 17 – LA FLEGERE – CHAMONIX UTMB® 2022

Paramos en el avituallamiento, más por charlar un rato con los voluntarios que porque necesitemos nada. La gente es muy amable y con muchas ganas de charlar. Alguno incluso ven la oportunidad de mejorar su español. Pasamos un buen rato hablando con un voluntario que nos dice que es de Annecy, aunque trabaja en Chamonix. Es bastante joven, pero tiene una pinta de ser una máquina de los que le pegan a todos los deportes. Hablamos de correr, de andar, de la bicicleta, de las vías de escalada, de la pista de esquí, vamos de todo. 

Nos despedimos e iniciamos nuestro descenso hacia Chamonix. Israel baja ya un poco justo de piernas y no puede bajar muy rápido. El resto, no es que vayamos mucho mejor, pero yo la quiero bajar a todo lo que pueda.  El primer tramo lo hago con el grupo, pero tengo ganas de dar saltos y aprieto el acelerador.

Menuda locura, voy volando de raíz a raíz. Comienzo a pasar participantes de dos en dos. Qué sorpresa las piernas van perfectas y las plantas de los pies mucho mejor. Mis zapatillas, las HOKA MAFATE SPPED 4 son divertidísimas. Como agarran, que maravilla. Voy saltando y disfrutando mucho de una bajada a tope. Sin duda, una bajada para gozarla. Alain la había hecho el jueves y ya me había dicho que era divertidísima. Donde otros ven raíces, nosotros vemos la oportunidad de volar. Si me caigo me puedo hacer mucho daño y me puede costar la meta de Chamonix. La verdad que me da lo mismo.

Tengo ganas de correr, saltar y por fin de disfrutar.

Hasta ahora ha sido muy estresante toda la gestión de las fuerzas para llegar a la meta.

Una vez que cruzas la línea de meta, todo esto se acaba.

No podía perderme estos últimos 7 kilómetros.

Me los dedico a mí.

Un poco antes de salir al asfalto que nos lleva a Chamonix paro y espero la llegada de mis compañeros de aventura. Aprovecho para animar a los participantes que pasan por ese punto y para charlar con la gente que está esperando la llegada de los participantes.

No tengo que espera mucho y una vez que ya estamos todos juntos seguimos camino de Chamonix. Atravesamos uno de los puentes más famosos de la UTMB®, pero este no es romano, es de mecano tubo.

Chamonix a tope de gente.

Es impresionante.

La mejor hora para entrar en meta.

Mucho mejor que entrar de noche.

El espectáculo que estamos viviendo nosotros solo se puede vivir de día.

La gente abarrota las calles de Chamonix. 

Superamos donde estaba el Village de UTMB® giramos y enfilamos dirección a la tienda de INTERSPORT. Este mismo paseo, lo habíamos realizado cuando tras dejar la bolsa de vida, nos dirigíamos a la salida y ahora horas después aquí estamos de nuevo entrando a la meta.

Estamos ya a punto de enfilar los metros finales de la UTMB® 2.022 Israel se queda a atrás para entrar con su familia y son unos cuantos. Han estado haciendo alguna de las asistencias de carrera y se lo quiere agradecer entrando en meta todos juntos.

Ultimos metros UTMB® 2022
Ultimos metros UTMB® 2022

Por nuestra parte, Juan Manuel quiere entrar con la perra, la mujer y la hija mayor. Nosotros, Isi y yo, entramos con nuestros sueños y pensando en nuestros seres y amigos queridos que hoy ya no están en la tierra pero que siguen siempre en nuestros corazones. Los encontramos en el aire, en la lluvia, en cada piedra, en cada prado, en cada rayo de luz. Cada vez que estamos en la naturaleza, estamos mucho más cerca de ellos.

Meta UTMB® 2022
Meta UTMB® 2022

Llegamos a la meta y colorin colorado esta aventura se ha acabado.

Me encuentro muy feliz y contento de poner el punto final a una aventura que empezó en 2.012 con la creación del proyecto Ultra Runner Dreams materializado en la página web que lleva mi nombre Aitor Sanchoyerto.

10 años después y en mi primera participación en la UTMB® 100 Millas consigo culminar el proyecto  Ultra Runner Dreams

Muchos son los sueños de un corredor de ultra distancia. Muchas son las horas de entrenamiento, de sacrifico y de pasión. Muchas las aventuras vividas a lo largo de todos estos 10 años. Todas ellas han quedado plasmadas a través de la página web con el único objetivo de ser un contenido útil para todo el mundo.

El equipo con Catherine Poletti UTMB® 2022
El equipo con Catherine Poletti UTMB® 2022

2022 ha sido un año en el que el nivel de entrenamiento y compromiso se ha multiplicado con el único objetivo de poder cruzar la línea de meta de Chamonix y cerrar una etapa muy intensa de mi vida. Durante estos años, he podido completar mi experiencia de montañero, alpinista y corredor con la específica de las carreras de montaña de ultra distancia. Toda esa experiencia y algo de suerte me ha permitido cruzar la línea de meta de UTMB® 2.002.

Equipo Finisher UTMB® 2022
Equipo Finisher UTMB® 2022

CONCLUSIONES

Tras analizar en detalle cada uno de los tramos y las diferentes incidencias de carrera que se han ido resolviendo una a una es el momento de las conclusiones:

¿Merece la pena vivir la experiencia UTMB® en la distancia de 100 Millas?

Absolutamente SI. Lo que se vive en la salida de UTMB® 100 Millas no es equiparable a ninguna de las carreras en las que haya participado. 

¿Te ha sorprendido la organización de la UTMB® 2.002?

Es una organización de 10. El aumento de corredores que está sufriendo esta prueba, en particular, va a poner en peligro en los próximos años, la continuidad de la prueba. El número de participantes, junto con voluntarios, organización, publico y familiares que esta prueba mete en la montaña. No es sostenible. Y menos en años tan secos, con este 2.022. La huella del hombre en estas condiciones es palpable en la montaña. Los voluntarios de esta carrera son el pulmón de todos los participantes. Su actitud, su aliento, su alegría es el motor que nos hace alcanzar la meta en Chamonix. Sin ellos sería mucho más difícil. En muchos avituallamientos como el de Les Contamines se han visto desbordados. En carrera había demasiados participantes en muchos puntos del recorrido.

¿Qué cambiarías de la UTMB® 100 M?

En primer lugar, el número de participantes. La organización se debería plantear disminuir el número de participante y sino será la administración francesa la que tome cartas en el asunto. Cada vez hay más responsables de administraciones locales del valle de Chamonix están pidiendo a la administración de justicia gala, una regulación de la actividad en el macizo del Mont Blanc.

La segunda cuestión, es la hora de salida. Entiendo que es algo difícil de abordar, cuando el interés de la organización es que las corredoras y corredores elite lleguen a la meta de Chamonix en la hora que más público hay. En cualquier caso, estoy seguro de que si la llegada de la elite a Chamonix sería a la 04:00 AM, las calles estarían abarrotadas de gente. Los corredores aficionados empleamos de forma general 2 noches. Podemos llegar a las 5:00 AM o podemos llegar a las 11:00 AM dependiendo como se nos dé la carrera. El caso, es que nos perdemos muchas de los magníficos paisajes que nos ofrece el macizo del Mont Blanc.

¿Volverías a correr la UTMB® 100 M?

La respuesta la tengo muy clara: NO. La próxima vez que dé la vuelta al macizo del Mont Blanc será recorriendo el macizo por etapas, siguiendo la ruta del TMB (Tour du Mont Blanc). Durmiendo a la noche y así poder disfrutar de todo el esplendor del macizo del Mont Blanc.

¿Volverás a Chamonix?

Esa respuesta, también la tengo clara: SI. Las vacaciones que hemos pasado en Chamonix han sido preciosas. He tenido la oportunidad de compartir con Ainhoa y Alain las principales maravillas del valle. No hemos parado de hacer rutas, antes y después de terminar UTMB® 2022. He terminado muy bien y al día siguiente ya estaba haciendo 1.000 positivos en familia. Realmente he disfrutado al máximo del valle en el momento que cruce la línea de meta de UTMB® en Chamonix. 

Un día después de terminar el evento UTMB®, pudimos disfrutar de Chamonix, su gente y su gastronomía con tranquilidad.

Tiempo en Meta UTMB® 2022
Tiempo en Meta UTMB® 2022
2 Comments
  • Avatar de Eneko
    Eneko
    Posted at 18:08h, 03 octubre Responder

    Zorionak joven!

    • Avatar de ultratrailrunner
      ultratrailrunner
      Posted at 18:19h, 03 octubre Responder

      Mila Esker, Eneko!

Post A Comment