Hiru Haundiak 2.014 – Ondategui – Murua – Gorbea
16214
post-template-default,single,single-post,postid-16214,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Hiru Haundiak 2.014 – Ondategui – Murua – Gorbea

Hiru Haundiak 2.014 – Ondategui – Murua – Gorbea

El pasado sábado 24 de Mayo disfrutamos de este precioso aunque bastante duro, primer tramo de la etapa inicial de la Hiru Haundiak. El coche lo aparcamos en Ondategui y tras tomar el café de rigor comenzamos la etapa.
 
Este recorrido comienza en el puente justo a la izquierda del frontón. Tras pasar el puente se sube la cuesta y al llegar a la zona más alta, se gira a la derecha. De aquí, tenemos que ir hasta la iglesia y después de nuevo girar a la derecha, en este punto se toma una carretera que tiende a la derecha, una vez pasado unos badenes de velocidad, nos encontramos en un camino ancho y asfaltado que debemos seguir.
 
A los pocos metros nos encontramos con la ermita de Santa Lucia, seguimos el camino hasta el cruce con la carretera A-3610, la cual cruzamos en linea recta. En el cruce comienza un camino rural que en primer término llega hasta el cementerio de Murua y posteriormente acaba en el propio pueblo. Un a vez, en Murua tenemos que atravesar el pueblo, tomar una carretera que tiende hacia abajo y al llegar a un cruce bien visible girar a la izquierda. A pocos metros ya tenemos un letrero que nos indica que estamos entrando en el Parque Natural del Gorbea. Aquí mismo comienza la senda de Murua, que en la parte alta se cruza con la de Murua y siguiendo esta llegamos hasta la cruz del Gorbea.
 
 
Nosotros, cogimos mal el camino y en lugar de a la salida del pueblo coger la carretera hacia abajo seguimos recto y llegamos a otro letrero de inicio del Parque Natural del Gorbea que pensábamos que era el otro, total, que tomamos una variante a la senda de Murua. Si por algún motivo, os equivocáis, como lo hicimos nosotros tomando el camino en sentido puesto al letrero llegaréis al parking donde inicia la subida normal.
A la larga, nos alegramos de habernos equivocado, el paisaje fue precioso y la subida aunque igual o más dura pero el suelo es mucho más compacto y cómodo que el de la subida normal. Nuestro camino alternativo, discurre a través de lo más profundo del hayedo. Mucho cuidado, a lo largo del camino se presentan múltiples alternativas de camino que si no las elegimos correctamente podemos acabar en el mejor de los casos en Zarate y en el peor, dando muchas vueltas. En el supuesto de no orientarse bien en la zona, es mejor coger la senda normal que aunque más pesada y más expuesta al sol y a los vientos, no tiene prácticamente ninguna perdida.
 
 
 
Finalmente, enlazamos con la senda de Murua en su parte alta y tras superar la última gran cuesta de la senda, llegamos al cruce con la senda de Zarate. A partir, de este tramo el camino era más conocido y en poco tiempo llegamos al pie del collado previo a las rampas finales que llevan directamente a la cruz. Para el sábado, estaba pronosticado lluvias, sin embargo al llegar al collado, se produjo un fenómeno muy habitual en el Gorbea. Apareció desde la parte de Lekanda una niebla muy densa que en pocos minutos cubrió todo. Este fenómeno siempre viene acompañado de una bajada brusca de las temperaturas que esta vez, fue espectacular, hasta tal punto que en la cruz, estuvo nebando. Prácticamente pasamos de 15 grados a 2 grados, el cambio térmico fue tremendo. Afortunadamente íbamos con material en la mochila y tuvimos que ponernos de todo. Pudimos presenciar un fenómeno meteorológico que si no estás preparado te puede provocar un susto gordo que en algunos casos, ha terminado en hipotermia, incluso en muerte por parada y todo esto en una inocente montaña como es el Gorbea. A pesar de todo, tenemos que recordar, que tiene 1.475 metros de altura y que está totalmente expuesta.
 
Por tanto, mucha precaución en la montaña y siempre tener en cuenta este tipo de fenómenos. En los últimos metros, la niebla era muy densa y el frió muy intenso a pesar de todo la preocupación del peque de la casa era su amatxu. En todo momento preocupándose por ella, dándole ánimos y asegurándose que estaba bien. En todo momento dando los ánimos que necesitaba para él, realmente, el ambiente era hostil y no propio de 24 de Mayo pero lo abordó con una entereza digna de alabar, en todo momento la profesión por dentro. Finalmente, llegamos a la cruz, sin contratiempos. A pesar de la densa niebla, encontramos bien el camino y llegamos rectos. Beso a la Virgen de Begoña, abrigarnos rápidamente y las fotos de rigor. Tras beber un poco y comer un poco chocolate, rápido para el collado y a salir de la densa niebla. Efectivamente fue salir de la niebla y notar como de nuevo la temperatura subía rápidamente.
 

En la bajada, tener cuidado con el cruce de Murua (perfectamente indicado) y todo para abajo hasta Murua. La bajada se hace pesada, tiene mucho desnivel y la piedra está muy suelta, tenemos que andar con cuidado. Tras un fuerte bajada, llegamos al cruce de las canteras que da inicio al Llaneo de Baltxolaga donde aprovechamos para reponer fuerzas. 

Llevábamos casi cuatro horas y solamente habíamos bebido un poco y comido algo de chocolate. Así que paramos a comer tranquilamente y a disfrutar del paisaje, donde estábamos el tiempo era muy bueno pero en el valle se vía grandes cortinas de agua que a buen seguro estaban dejando agua en los pueblos cercanos. No llovía y con buena temperatura, estuvimos un buen rato de descanso y comida tranquila

De aquí la bajada, se introduce en un bosque de hayas que nos lleva a Murua. Desde el parking, tomamos el camino rural del cemento y al igual que habíamos hecho al inicio de nuestra ruta, pero en sentido contrario, llegamos hasta Ondategui. Finalmente 6 horas y 5 minutos de ruta, realmente es un itinerario bastante exigente físicamente. El tramo entre Murua y Ondategui, se hace muy duro y largo, pero con paciencia y buen humor se supera sin especiales contratiempos.
 
 
Un saludo
Aitor
 
No Comments

Post A Comment