II MEMORIAL JOSE MANUEL FERNANDEZ ARZA “JOSITO”
16210
post-template-default,single,single-post,postid-16210,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

II MEMORIAL JOSE MANUEL FERNANDEZ ARZA “JOSITO”

II MEMORIAL JOSE MANUEL FERNANDEZ ARZA “JOSITO”

El pasado domingo estuvimos en esta carrera popular de 10 Km. que se celebra en Llodio. Se trata de una prueba homenaje al fundador de la marca deportiva SPIUK. La verdad es que nos enteramos de casualidad, gracias un panfleto sobre la prueba que encontramos dentro de la bolsa del corredor que nos habían entregado una semana antes en la carrera de Amurrio.
 
Esta carrera popular tenía como especial que habían organizado una prueba para los más pequeños de la casa. En nuestro caso, fue el peque el que se dio cuenta. De hecho, el es, el que se lee todos los panfletos y si encuentra alguna prueba interesante me lo comenta para que me apunte. Esta vez, el que tenía interés era él, tenía muchas ganas que le dieran un dorsal y que pudiera correr igual que lo hace su aita. Para los más pequeños de la casa, las carreras estaban organizadas de la siguiente manera:
 
De 3 años a 7 años: 300 metros.
De 8 años a 10 años: 1.000 metros.
De 11 años a 14 años: 2.000 metros.
 
La prueba de los mayores comenzaba a las 11:00 y la de los peques a las 10:30 para calentar el animo de los asistentes y de paso para que los aitas salgamos con el subidón de haber animado a nuestros hijos. Lo más importante, es que participen y que lo hagan como si fuera el juego del pilla pilla, al final, se trata de que pasen un rato divertido y que poco vayan sintiendo el gusanito de la competición. A estas edades, los niños y niñas tienen que practicar todos los deportes que les apetezca, el deporte es sano siempre y cuando lo hagamos con cabeza y en el caso de los peques, teniendo muy en cuenta la edad que tienen.
 
 
A las 10:30 comenzaron las carreras de los más pequeños, con gran participación en todas categorías, sobre todo en la inferior (desde tres años) donde la participación fue de no creer, allí corrían, los más pequeños, los aitas, algún aitite y hasta las sillas de los hermanos más pequeños. La organización estuvo en todo, previo a la prueba recogida de dorsal y camiseta de la prueba y al acabar una bolsa del corredor con un paquete de patatas, unas galletas de chocolate y un yogurt, realmente de sobresaliente y los peques como no puede ser de otra manera, encantados.
 
La inscripción de la prueba era de 8 Euros y en la bolsa del corredor te entregaban:
 
– Camiseta conmemorativa de la prueba.
– Unos calcetines de SPIUK.
– Una gorra de la marca KON.
– Un fular de la marca SPIUK. 
 
Parece increíble que en una prueba en el 2.014 la bolsa del corredor, sea tan completa como esta, es una cosa que los que llevamos muchos años corriendo no terminamos de entender. Entiendo que la organización de pruebas lejos de fomentar un deporte que nos apasiona es un puro negocio y lo peor que en la mayoría de los casos los organizadores son ex-atletas y deberían fomentar el deporte, pero el dinero es lo que tiene.
Afortunadamente quedan excepciones como las que hemos visto este fin de semana en Llodio o el pasado en Amurrio. Recuerdo hace muchos años la primera vez que me regalaron una camiseta por participar en una carrera, esa sensación se ha tenido o no se ha tenido y quien nunca la haya tenido que lo haga mirar. Ver esa misma ilusión en los ojos de tu peque es la mejor recompensa que puede recibir un padre de un hijo. La ilusión es vital para nuestra vida, por favor, que nunca la perdamos o estaremos realmente perdidos.
 
 
Aprovechando la escusa de la carrera quedé con Jonathan (el Joni) que no nos habíamos visto en vertical desde que dejó la empresa y se embarco en nuevos proyectos. Un fuerte abrazo desde aquí y mucho animo, lo tienes todo, una vez que te lo creas de verdad serás imparable. Lo hemos hablado muchas veces, el trabajo no es más que una de tantas pruebas en las que participamos los deportistas. Hay pruebas buenas, malas, peores y otras por las cuales realmente merece la peña dejarse el alma, igual que llevamos haciendo desde que somos muy pequeños. No sabemos hacer otra cosa, pelear, pelear y pelear. Hemos formado parte de muchos equipos y de muchas formas de entender los objetivos y los resultados pero seguimos siendo nosotros. No vamos a por la meta volante, ni el premio de la montaña vamos a por el premio gordo, para eso nos preparamos, entrenamos y sufrimos. Gracias Joni, espero que pronto sigamos coincidiendo, estos últimos meses están siendo bastante duros.
 
A destacar el minuto de silencio por JOSITO, es increíble el respeto y la solidaridad de todos los participantes de la prueba. Esto para la familia tiene que ser alucinante, él como en tantas ocasiones, esta vez también corrió con todos nosotros. JOSITO mira la que has liado, como te recuerda y te quiere la gente. realmente los esfuerzos y el sacrificio tienen recompensa.
 
En cuanto a la prueba, el ambiente de Llodio fue alucinante. Se nota que tienen un equipo de atletismo y que trabajan el deporte desde la base. Se ve la pasión de la gente por animarte y darte su apoyo y esto solo lo puede hacer quien conoce la importancia de recibirlo y la carga emocional que supone para el deportista cualquier pequeño animo. Increíble, la calles llena de gente a lo largo de todo el recorrido. Personalmente, el tiempo correcto 39:37 minutos y el puesto 56 lo de menos. Me noté muy lento, los dos primeros kilómetros estaba muy bien a ritmo pero luego pierdo mucha velocidad y sin embargo las pulsaciones parece que estuviera en la playa de vacaciones, algo no va bien: o tengo una sobrecarga enorme o me toco las narices a dos manos (corro en modo ahorro). La verdad que visto los últimos acontecimientos debo dar gracias de poder seguir corriendo sin demasiados dolores. Quizás después de verano, tenga que volver con los cambios de ritmo por kilómetro, yo generalmente los cambios los hago en cuesta y descanso en el llano. Coges velocidad y fuerza a la vez y así me sirve para carretera y montaña
 
El bueno de Jonathan entrando en meta, 35:34 minutos un auténtico crack, menudo físico tiene, realmente resulta molesto verle correr, que fino va, parece que no le cuesta. En resumen, pasamos una mañana maravillosa entre familiares y amigos, muchas felicidades a la organización y todos los participantes por el gran ambiente festivo de la prueba.
 
 
 
Un saludo
Aitor
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
No Comments

Post A Comment