Preparando una Carrera de Larga Distancia en Montaña – La Distancia
16178
post-template-default,single,single-post,postid-16178,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Preparando una Carrera de Larga Distancia en Montaña – La Distancia

Preparando una Carrera de Larga Distancia en Montaña – La Distancia

Voy a dividir este artículo en cuatro entregas: la distancia, la mente, la nutrición y el material. Es un artículo basado en mi propia experiencia y en la cantidad de kilómetros y experiencias vividas. Las comparto con todos vosotros a modo de reflexión personal en voz alta. No pretende ser un tratado de material, ni de nutrición son simple experiencias de un corredor que compagina su pasión por la familia, la montaña y el trabajo. No soy ni mucho menos un corredor de élite, disfruto corriendo, no tengo la presión de correr si no quiero, correr es una necesidad, no una obligación. Corro cuando quiero, donde me dejan y me llega el dinero.
Las carreras nos permiten conocer personas, localidades y paisajes maravillosos. Las carreras de larga distancia, es una aventura y aunque cada año parezca más un negocio que una aventura, la montaña siempre pone las reglas. Todo participante debe conocer los riesgos y asumirlos con responsabilidad. Con carreras muy personales, donde tenemos que ser autónomos y así debemos planificarlas, yo corro sin asistencias externas y eso implica planificar la carrera de forma muy diferente a quién recibe ayuda externa a lo largo de la prueba. Si elijo correr con palos tendré que cargar con ellos y deberé poder guardarlos cuando no los use o cuando necesite de mis manos a apoyarme o para pasos técnicos entre roca. Me alimentaré de lo que yo lleve y lo completaré con lo que me ofrezca la organización. Recordad, la carrera no es lugar para experimentar, si no conoces como se comporta tu cuerpo ante un determinado alimento, no lo comas. Bebe mucho cuando no tengas sed y planifica antes lo que vas a comer en cada avituallamiento y debes obligarte a comer.
El concepto de larga distancia es un término en sí mismo, ya que el concepto de largo o corto, lo ponemos cada uno de nosotros. Mientras que para unos, es toda prueba que supera la distancia de la maratón (42 Km) para otros la larga distancia son las 100 millas (168 Km). En mi caso, considero larga distancia lo que supera los 60 Km de distancia, quizás sea porque en estos momentos no dispongo de la capacidad para correr los 168 Km con garantías. Este 2.016 tengo un calendario de carreras bastante especial y que me hace mucha ilusión, ya que recorrer lugares y paisajes mágicos:
  • 14 de Mayo 2.016 – UTPE (55 Km) – UltraTrail Picos de Europa.
  • 10 de Julio 2.016 – G2Haundiak (88 Km).
  • 24 de Septiembre 2016 – UltraPirineu (110 Km).
  • 15 de Octubre 2.016 – Hiru Haundiak (100 Km).

En esta ocasión he superado la barrera de los 100 Km, 10 Kilómetros en este tipo de pruebas, es todo un mundo. Todas ellas tienen en común, grandes desniveles y terrenos muy técnicos donde hay que estar despierto para no hacerte daño.

 
Pero la pregunta es ¿Cómo puedo entrenar estas distancias?, si os soy sincero la respuesta es la de siempre, kilómetro a kilómetro. Si estas distancias son un reto físico y mental muy elevado, si lo realizaríamos en superficie uniforme, imaginaros lo que supone superando desniveles imposibles, bajadas de vértigo y tramos de transiciones que parece más una carrera en línea que de montaña. En el caso, de la prueba de 110 Km, imaginar que corremos un maratón (42 Km) y al finalizar corremos otro (42 Km) y al acabar corremos una media maratón (21 Km) pero cuando llegamos a la meta, tenemos que ir a casa corriendo los 5 Km que hay de distancia entre nuestro hogar y la última meta. Visto así, la verdad que es un poco largo, pero es que 110 Km dan para mucho.
 

Soy un apasionado de la montaña y de cualquier actividad que se realice en ella, me encuentro muy bien en ella y sus paisajes me cargan las pilas y me dan mucha energía. La naturaleza, pero especialmente la montaña es un templo sagrado, en el que intento entrar sin hacer ruido, disfrutar de sus maravillas y marcharme como sino si no hubiera estado. En ella soy capaz de percibir lo que realmente soy, nada. Nada entre tanta inmensidad y proporciones tan descomunales. Soy un ser totalmente vulnerable a cualquier cambio meteorológico y los años de experiencia te ayudan a saber escuchar y a respetar profundamente a la montaña. La montaña no me va a matar, pero si no se escucharla puedo morir en ella. Cualquier cambio brusco de temperatura, sin la debida protección, supone una hipotermia y si no lo resuelves, te mueres. Es así de sencillo y así hay que verlo. Así, que el primer condicionante de cara a afrontar una prueba de larga distancia, es la adaptación que tengamos cada uno a la montaña y lo cómodos que nos encontremos en ellas. 

El descenso de una pedrera puede suponer una relajación si disfrutas en este tipo de superficie o un infierno si lo que intentas es mantener el equilibrio y forzar el cuerpo para conseguirlo. Una vez, subrayado el pequeño matiz, del entorno en el que se realiza la prueba viene el pequeño detalle de los kilómetros. En mi caso, trabajo en una ingeniería de 07:00 de la mañana hasta las 18:00 de la tarde, con dos horas para correr (mientras otros comen) entre las 13:00 y las 15:30. La tecnología, está en continuo cambio y para poder beneficiarse de ella, hay que estar continuamente formándote y estudiando, así que entre familia, cursos de formación, estudio etc. acabamos cerrando el día a las 00:30 o 1:00 para volver a abrir el día a las 06:00. La misma pasión que siento por correr, la tengo por saber / conocer cómo funcionan las cosas y por mi familia.
Así pues, que las kilometradas quedan para el fin de semana, pero claro no puedes entrenar 100 Km. En una prueba, tienes avituallamientos y algunos afortunados cuentan con asistencias, otros disponemos de un punto donde la organización nos deja una bolsa con rompa para cambiarte desde de 50 Km o 70 Km. Pero cuando entrenas, tú tienes que cargar con todo, tú tienes que ser totalmente autosuficiente, aunque realmente en esto consiste la aventura realmente. Tienes que salir de casa, con todo el material y todo el alimento que creas que vayas a necesitar. Es muy importante hacer este tipo de entrenamientos en zonas conocidas y donde en caso de tener problemas tengamos puntos de escapatorias donde nos puedan recoger o través de los que podamos conseguir ayuda. Somos autónomos y tenemos que gestionar esa independencia, estaremos solos  y contaremos con nuestra preparación física, experiencia en la montaña, alimentación y material que hayamos cargado en nuestra mochila de correr.

La mejor forma de prepararte físicamente y mentalmente es participando en otras pruebas, de distancia más cortas pero que suponen un aumento de los ritmos respecto de los de entrenamiento y además está los nervios y la tensión para afrontar una carrera. Siempre que te pones en una línea de salida hay muchos nervios, da lo mismo la edad o la experiencia siempre se está muy nervioso, y eso es uno de los puntos a controlar para evitar que te lleguen a bloquear. Dentro del calendario de este año yo en marcado de momento las siguientes:

21 Febrero Apuko Igoera (24 Km)
3 de Abril Bibao Mendi Trail (33 Km)
1 de Mayo Otañes (34 Km Prueba de la Copa de España)
3 Julio Zumaia Flysch Trail (42 Km)
25 Septiembre Gorbeia Suzien (32 Km)
 
Para terminar, una buena estrategia es recorrer en compañía de la familia aquellos itinerarios más complejos o zonas que menos conozcamos de las pruebas. Son generalmente zonas nuevas que es muy interesante hacerlas andando en buena compañía y disfrutando del entorno. Cuando vuelvas a pasar por allí, esta vez en carrera, los recuerdos te darán un plus de gasolina.
 
En la siguiente entrega, hablaremos de la mente y de la preparación psicológica para afrontar el cansancio, el frió, la soledad y disfrutar corriendo.

Un saludo
Aitor
No Comments

Post A Comment