Vuelta al Entrenamiento
16084
post-template-default,single,single-post,postid-16084,single-format-standard,bridge-core-2.3.1,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

Vuelta al Entrenamiento

Vuelta al Entrenamiento

Cuando cruzas la línea de meta, termina un reto y comienza el siguiente. Las carreras es como la vida misma, una vez que alcanzar una meta, ya tienes la siguiente en mente.

Como ya he comentado en el anterior post, el 27 de Abril de 2.019 participé en la carrera de larga distancia Nafarroa Xtrem 68K, siendo mi primera carrera de trail del año. Un perfecto entrenamiento para ver mi estado de forma física y sobre todo un entrenamiento importante para la cabeza. Fue una carrera, donde utilicé material que había usado entrenando pero no en competición, así como nuevos productos de nutrición orientados a que comer con más periodicidad, incluso en aquellos momentos que van enganchado en un grupo a unos ritmos altos y que es imposible comer e hidratarse. A veces, esos momentos se convierten en horas y para cuando te han dado cuenta ya estás vacío. Ya lo he vivido en primera persona y aunque pude remontar, no es nada bueno para nuestro organismo este tipo de vaciadas tan brutales. Debemos mantener el equilibrio y esa es mi gran obsesión durante la primera parte de las carreras y entrenamientos. 

En el mismo momento, que terminó la Nafarroa Xtrem 2.019 comenzó el entrenamiento para la siguiente. Fundamental, reponer nada más llegar a la meta, tanto sólido como líquido. Una opción muy interesante que empleo, es un batido recuperador 4:1 (80% de Carbohidratos y 20% de Proteínas) antes de la ducha. En el caso de Zubiri, después de pasar por el agua & jabón y ya con la ropa de paseo del Amurrio Trail Taldea, comí un plato de paella obsequio de la organización que me sentó realmente bien. Parece curioso, pero tenía hambre a pesar de haber comido el menú del día de la organización en la parte central de la carrera.
Foto: Registro del paseo en TrainingPeaks
El domingo, aprovechamos para dormir todos un poco más, tampoco mucho porque no somos de dormir mucho. Como salió un maravilloso día soleado, aprovechamos para dar una vuelta tranquilos por el campo antes de comer. Me apetecía estirar las piernas y sobre todo estar al sol me recarga mucho las baterías, mi cuerpo al aire libre disfruta y si es en medio de la naturaleza, mucho mejor. Después de la comida, después del día soleado que hacía no podía quedarme en casa viendo la tele o descansando, así que aproveché para cortar el césped del jardín. Al final, entre una cosa y otra 3 horas, cortando, recogiendo y ordenando. El caso, era estar al sol y disfrutando del aire fresco.
Foto: Registro del entreno indoor en TrainingPeaks
Al revisar el lunes la planificación, me encontré sorpresa: bicicleta indoor. Una vez, superada la pereza del primer momento, disfruté mucho de la sesión de bicicleta, las piernas iban muy bien y el ritmo planificado era muy cómodo. Diseñado para disfrutar e ir soltando las piernas. La bicicleta me está ayudando a ganar mucha cadencia y especialmente cuando el entrenamiento es indoor, sirve para trabajar la cabeza y centrarte en las pulsaciones que marcan mi Garmin Fenix 5x Plus y que es lo más importante en ese momento de pleno esfuerzo.
Foto: Registro la carrera en TrainingPeaks
Hoy miércoles 1 de Mayo, Día del Trabajador, es el primer día que vuelvo a correr. Para hoy tenía planificado 1:10 a ritmos bajos y he acabado haciendo 1:31 a ritmos medios, de ahí el color amarillo que aparece en la aplicación TrainingPeaks. La verdad que tenía ganas de correr y eso es lo que hecho. Como era un día importante, volvía a correr, me he vestido con las mejores galas. Hoy ha tocado todo equipamiento de la marca Lurbel: Camiseta térmica verde (obsequio Nafarroa Xtrem), manguitos verdes (obsequio Nafarroa Xtrem) y malla pirata. Perfecto para mantener la motivación. Esta mañana teníamos 7 grados, así que no hemos podido olvidar la cinta para las orejas y los guantes. A pesar de la temperatura, la camiseta y los manguitos, se han comportado muy bien y no he tenido sensación de frío. Hoy a las 6:45 no había nadie por las calles de Bilbao y el paseo a las orillas del Nervión estaba solo para mí y algún turista que había madrugado para hacer alguna foto a primera hora del día.

Las sensaciones han sido buenas, sin molestias musculares, aunque con una sensación un poco rara de no poder ir más rápido. Esta claro que han estado sometidas a un gran esfuerzo y que necesitan descanso, para que poco a poco puedan volver a recuperarse. Pero he disfrutado mucho volviendo a correr y al final de eso se trata. 

La claves de este deporte son la paciencia, la confianza, la motivación, el trabajo y sobre todo rodearte de un equipo humano que te ayude a mejorar. Solos no es posible, necesitamos rodearnos de profesionales que nos asesoren técnicamente y de una familia con la que poder compartir y disfrutar de los momentos buenos y malos. Las carreras de larga distancia requieren de muchas horas y sin el apoyo de la familia, no sería posible. Ahora a seguir disfrutando de este día festivo, nos vemos pronto.

Un saludo
Aitor








No Comments

Post A Comment