Tregua tras la tormenta - ultrarunnerdreams
16860
post-template-default,single,single-post,postid-16860,single-format-standard,bridge-core-2.5.5,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-18780

Tregua tras la tormenta

Tregua tras la tormenta

  • Fecha: 01/12/2019
  • Lugar: Bilbao
  • Duración: 4 hora 45 minutos.
  • Meteorología:: Muchas humedad
  • Hora inicio: 06:30 AM
  • Estado de ánimo: Gemelo izquierdo dolorido

«La previsión meteorológica acierta. Tras una noche lloviendo sin parar a las 06:30 ya no llueve. Pedía una ventana y la tuve«

#ultrarunnerdreams

Salir lloviendo a entrenar se hace muy duro. De la cama caliente a la calle lloviendo, realmente es para volverse a la cama, aunque por lo menos nos iríamos desayunados En esta ocasión no llovía y lo mejor de todo no llovió aunque las montañas que rodean Bilbao tenían agua a reventar.

MI gran miedo era mi gemelo izquierda estaba bastante tocado y me molestaba bastante. A mí favor contaba, con que podía correr mejor que andar.. El entrenamiento planificado era de 5 horas, lo importante es la duración del entreno más importante incluso que hacerlo andando o corriendo. Andando se me puede hacer muy largo pero si veo que no puedo correr lo puedo hacer andando lo importante es acumular horas y entrenar la alimentación de carrera. Siempre es un buen momento para probar material. Son días en los que llevas casi todo puesto y el peso de la mochila es muy parecido a un día de carrera.

Salgo muy tranquilo y sin presión. El tiempo avanza y los kilómetros pasan y yo sigo corriendo. Parece mentira pero el gemelo esta aguantando. Subiendo al Pagasarri comienza a amanecer. El Duranguesado se tinta de rojo. El anticiclón se vá y de nuevo viene la borrasca pero el día de hoy creo que voy a librar. Llego al punto de paso de Pagasarri prácticamente sin retraso aunque en ese momento no lo sé porque prefiero no mirar para no meterme más presión. No hay nada como correr tranquilo y relajado. Llegando al último escalón del Ganekogorta, el sol ya se eleva por el horizonte e ilumina la cima com o si de un foto se tratase. Ha sido unos minutos pero ha sido mágico.

Hoy me han iluminado el Ganekogorta solo para mí, un auténtico privilegio y solo por estar allí.

#ultrarunnerdreams

La bajada hasta la fuente del espino, la hago casi andando. Está muy delicada y no quiero forzar un gemelo que ya de por sí lo está dando todo. A la llegada a la fuente seguro que acumulo retraso y que más da. He venido a disfrutar y lo estoy haciendo. El camino es un charco continuo, afortunadamente el agua entra por un lado y sale por el otro. Entre medias me limpia los calcetines.

«Correr durante 5 horas con los pies completamente encharcados desde que inicias el entrenamiento, es algo que se debe entrenar. Es muy importante conocer como se van a comportar nuestros pies en estas condiciones«

#ultrarunnerdreams

Del collado del Pasterenkorta al parque De la Peña, todo bajar. Entre medias no olvidarse de tomar las sales cada 30 minutos y entre medias los masticables de carbohidratos. Poco a poco consigo sacar las pastillas de la malla, sin tener que quitarme los guantes. Ahora si que es el momento de entrenar este tipo de estratégias.

.Una vez llegado al parking del Pagasarri, queda aguantar lo último y terminar el entrenamiento. La mañana ha amanecido preciosa. El sol está en el cielo, ha salido una mañana muy luminosa y alegre. El frío subiendo al Ganekogorta ha acabado con la batería de los cascos inalámbricos y ya no ha habido ganas de poner los de cable. He corrido sin música y oír mías pasos sonando en soledad atravesando las pistas del Pagasarri ha sido un experiencia única.

Muy feliz de haber terminado el entrenamiento muy fuerte físicamente y a pesar de las dudas el tiempo no ha sido muy diferente al de otras veces.

Corre tranquilo y corre feliz. Seguro que tu cuerpo se contagia

#ultrarunnerdreams
No Comments

Post A Comment